20.4.15

Obras adicionales complican la entrega del Muelle Histórico de Antofagasta

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Patrimonio. MOP espera obtener recepción municipal durante mayo para abrir el inmueble a la comunidad.

Con diez meses de retraso será entregado en mayo próximo a la comunidad antofagastina el Muelle Histórico Melbourne and Clark. Pese a que los trabajos están terminados desde el 14 de febrero, el emblemático proyecto -cuya restauración costó $ 6 mil millones-, permanece cerrado hace tres meses por no contar con la recepción municipal.

Según informó la Seremi de Obras Públicas, el retraso en ese trámite se relaciona con algunas observaciones efectuadas respecto al despeje de las instalaciones de faena y la certificación de las modificaciones del proyecto original, que fue validado por el Consejo de Monumentos.

Otro problema que causó el retraso en la entrega del inmueble fue la calidad de "sitio eriazo" que le asigna el Municipio de Antofagasta a la obra patrimonial, por pertenecer al Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu).

Eso significó una nueva exigencia que habría perjudicado la entrega del proyecto. Se trata de la necesidad de delimitar el espacio, para establecer una separación "entre lo público y lo privado", según explicó el director de Obras Municipales, Juan Gálvez.

"Como es un bien que le pertenece al Serviu no está bajo la administración del Municipio. Entonces, si queda abierto, se puede entender que es un bien que está bajo esa administración, por lo tanto no corresponde", explicó Gálvez.
recepción

Tras subsanar las observaciones sobre la limpieza y delimitación del espacio patrimonial, el seremi de Obras Públicas, César Benítez, aseguró que el MOP espera entregar la obra a la comunidad en mayo.

"Si todo sale bien en mayo inauguraremos con toda seguridad. Con la recepción municipal, realizaremos el proceso de cierre con la empresa constructora y en paralelo ya tendremos la corporación que se hará cargo de la administración del muelle", aseguró Benítez.

La autoridad de gobierno agregó que tras una reunión con el director de Obras Municipales, a la que asistió junto a Antonia Bordas, directora nacional de Obras Portuarias del MOP, concluyeron que la solicitud del municipio no amerita hacer cambios en el proyecto.

"La solución fue mucho más sencilla de lo que parecía, en primera instancia no era delimitar toda la extensión del muelle sino que solamente el acceso, dividiendo de manera muy básica el límite entre lo público y lo privado", manifestó Benítez.

18.4.15

Modernas torres de agua / Modern water towers. Antofagasta

#antofagasta #Chile #architecture #modernism #estanque #water #cohete #v2 #rocket #deposit ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#estanque #antofagastacity #water #modernism ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#antofagastacity #water #deposit #estanque #Chile #modernism #architecture #yellow #desert ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#architecture #antofagastacity #water #modernism #ricardopulgar #Chile #deposit #estanque ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



Antofagasta, la ciudad ficcionada, por Constanza Castro

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Existe una Antofagasta imaginada que mora en los universos simbólicos de cada persona que la recorre y la habita. Existe una Antofagasta reconstruida capa por capa por nuestra literatura local, que tiene más de cien años de existencia, y que está urdida por crónicas, relatos o poemas que se entrelazan generando tensiones, contradicciones y síntesis sobre el territorio que creemos estar pisando.

Este año se ha hecho el ejercicio de crear un mapa literario de la ciudad, georeferenciando citas de autores locales que hablasen concretamente de hitos o espacios reconocibles de esta capital del desierto. Este trabajo arqueológico nos llevó a descubrir, desenterrar y releer textos que obedecen a diferentes momentos históricos, que hablan de una urbe protagonista y cómplice de diversos constructos mentales, prácticas discursivas de producción de sentido que están, por lo general, socialmente determinadas. Es decir, a pesar de las diferencias, leemos una Antofagasta reconocible por todos, identificable con nuestro imaginario colectivo, en los diversos y disímiles textos recogidos. En la narrativa: Norte Grande de Sabella, Geología de un planeta desierto de Jara, Himno de un ángel parado en una pata de Rivera Letelier, El entusiasmo de Skármeta, Puerto de embarque de Bahamondes, El incendio del astillero de Salvador Reyes, Geometría del desastre del prometedor autor novel Jorge Cifuentes y Razones para no morir triste de Bórquez. En poesía es aún más notable la producción de subjetividades respecto de la ciudad: Gerardo Claps, Nicolás Ferraro, Miguel y Marietta Morales, Danilo Pedamonte.

Sin la intención de construir un canon antofagastino para la literatura local, se logró, a partir de la lectura conjunta de estas obras de distintas épocas, apreciar los cambios en las costumbres, en las ideas, en el paisaje tanto natural como arquitectónico, en la manera en que los ciudadanos se relacionan con su entorno y su contemporaneidad. Caminar por el centro histórico de Antofagasta con un mapa en mano permitió reconocerla y compartir reflexiones acerca de la comprensión de los procesos y cambios vividos en una ciudad que va mutando físicamente y también en nuestra imaginación.

2.4.15

Archivo Antieditores: Edificio Vaticano de Sergio Puebla y Molinera del Norte de Mario Reyes y María Schurman



Antofagasta: El flanco que incomoda a los Luksic



Vía Capital.

Un nuevo frente de conflicto está enfrentando el grupo Luksic. Ahora es la comunidad de Antofagasta la que está en pie de guerra: acusa a la empresa portuaria del holding en esa ciudad de contaminar con plomo. La ofensiva ya logró paralizar parte de sus operaciones en la capital de la II Región. El capítulo tiene especial sensibilidad para los Luksic, reconocidos antofagastinos, por lo que la orden es que limpiarán su imagen y sus operaciones en esa zona. Cueste lo que cueste.

Por Natalia Saavedra

No han sido meses fáciles para el grupo Luksic. No sólo se vieron envueltos en el escándalo de Caval, sino que también vivieron la oposición de la comunidad de Paine para la construcción de una planta de bebidas de CCU el año pasado y hace pocas semanas el conflicto en Caimanes por el tranque El Mauro que los tuvo en el ojo del huracán. Ahora, es otro capítulo el que los tiene bajo escrutinio público. Luego de que durante 2014 fuera más bien un tema de carácter regional, a inicios de año se comenzó a viralizar otra ofensiva contra una de sus empresas: Antofagasta Terminal Internacional (ATI), la firma concesionaria del puerto de Antofagasta.

¿La acusación? La compañía habría contaminado las zonas aledañas al puerto de esa ciudad con plomo y otros minerales pesados, razón por la cual el 11 de marzo el Tribunal Ambiental paralizó temporalmente sus operaciones.

Mientras la empresa intenta a toda costa demostrar que sus instalaciones son limpias para volver a funcionar con normalidad, nuevas denuncias han llegado a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA). El conflicto escaló hasta el punto de que la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, anunció que exigirá la demolición de parte de las operaciones de ATI. Una guerra desatada que ha dejado varios damnificados.

Los antofagastinos

Cercanos a los controladores de Quiñenco comentan que el capítulo de Antofagasta y las serias acusaciones de contaminación y daño a la salud de las personas que afectan a ATI, tiene más que preocupados a los hermanos Andrónico y Jean Paul Luksic. Por eso, activar un plan de contingencia inmediato y no escatimar en recursos para ejecutarlo es la instrucción. El tema revierte una sensibilidad especial para la familia, pues su padre nació y tuvo sus primeros negocios en esa ciudad. Una casa de cambio y, en los ochenta, los primeros pasos de lo que hoy es AMSA los dio allí.

Por eso es habitual que los antofagastinos identifiquen a la familia como la precursora de la actividad minera en la zona y que el holding haya puesto especial atención a este conflicto por el compromiso que tienen con la región. Al negocio de ATI llegaron en 2004, luego de que decidieran entrar como socios del puerto. Ya en 2011, y tras la compra de la Compañía Sudamericana de Vapores, los dueños de Quiñenco se convertirían en controladores de la operación portuaria, un terminal enfocado en el transporte y acopio de concentrados minerales. La concesión había implicado la construcción de dos galpones de almacenaje para concentrados de cobre y otros metales que circulan por ese puerto.

Es un negocio que cercanos al grupo describen como pequeño dentro de sus operaciones y con márgenes más bien acotados. El mensaje interno es que mantenerse en él es una forma de demostrar su compromiso con la región. Sin sobresaltos, hasta fines de 2013 la operación funcionó en calma, hasta que uno de sus proyectos de desarrollo encendió las alarmas. La iniciativa parecía sencilla: un nuevo galpón que sería destinado al almacenaje del mineral producido por la minera Sierra Gorda. La obra se venía tramitando ambientalmente desde 2011, pero no fue sino hasta que comenzó a construirse que despertó la inquietud de los vecinos del puerto. Una enorme estructura a metros de escuelas, jardines y del centro de la ciudad, desató la molestia de la comunidad, que rápidamente escaló a otras esferas. Hasta que en el verano de 2014, el tema simplemente explotó.

El municipio y otras organizaciones sociales presentaron ante la Corte Suprema un Recurso de Protección, con el fin de no permitir el término de las obras. El proyecto, sobre los 40 millones de dólares, se paralizó por unas semanas, pero el tema no paró ahí. En abril del año pasado, la inquietud ciudadana se agudizó luego de que el Colegio Médico de Antofagasta publicara un estudio en el que aseguraba que en las zonas aledañas al puerto existían metales pesados en concentraciones superiores a las permitidas. ATI fue identificada por los antofagastinos como la culpable de esa contaminación.

Cueste lo que cueste

Pese a que la Corte desestimó el recurso presentado por la alcaldía, la Superintendencia del Medio Ambiente hizo eco de los reclamos ciudadanos y comenzó a realizar una serie de fiscalizaciones a la empresa. La primera visita ocurrió en abril del año pasado. La razón no era la construcción del nuevo galpón, sino fiscalizar el resto de la operación de ATI, compuesta por otras dos unidades de almacenaje.

Tras la inspección de abril, la SMA volvería a visitar a ATI el 20 de agosto, el 4 de septiembre y el 23 y 29 de octubre del año pasado, todo con el fin de revisar cada detalle de su funcionamiento. El resultado de dichas indagaciones no fue favorable. Las disconformidades de la Superintendencia quedaron de manifiesto en un informe donde, entre otras faltas, señaló que la empresa desencarpaba camiones con minerales pesados en el exterior de sus bodegas; que lavaba vehículos de carga con material peligroso en los patios; que sus bodegas de almacenaje no estaban herméticamente selladas y que, además, las muestras tomadas en el exterior de las instalaciones de ATI, mostraban “una superación de los límites referenciales” de contaminantes.

Tras pasar casi todo 2014 en un intenso proceso de inspección hacia la compañía, en noviembre la SMA decidió enviar un informe con todas las faltas que, a su juicio, se habían constatado a su Unidad de Sanción. El panorama no era auspicioso. En medio de estas noticias, las alarmas explotaron en Santiago. A nivel central, la compañía definió que el manejo del asunto por parte del gerente general de ATI, Gastón Bastías, no era el adecuado y se alejó de la empresa. El ejecutivo habría asegurado tanto a Javier Bitar, presidente de la firma, como al directorio, que ésta operaba bajo los mejores estándares ambientales, lo que la SMA evidentemente estaba poniendo en entredicho. Tanto así, que el 1 de diciembre formalizó la presentación de cargos contra la compañía de los Luksic y le dio un plazo de 15 días para presentar un plan para solucionar sus fallas.

El programa de 17 páginas se presentó el 7 de enero pasado, pero no tuvieron tiempo de ejecutarlo. La SMA ya había iniciado un segundo proceso de sanción contra la compañía, aduciendo que el plan presentado por ATI no contemplaba todas las mitigaciones necesarias y que ante ello “no fue posible descartar la existencia de un riesgo para la salud de la población”. Eran acusaciones graves. La autoridad pedía con ello que el Tribunal Ambiental suspendiera sus operaciones.

El costo reputacional

A través de la organización Este Polvo te Mata, ciudadanos de Antofagasta marcharon el 7 de marzo pasado. “Gracias a ATI nuestros hijos enferman” y “Gracias a ATI nos contaminamos” sentenciaban algunos de los carteles. Las acusaciones que ya habían alcanzado eco en el resto del país hacían referencia, además, a estudios que se habían levantado en poblaciones aledañas al puerto. Así lo recuerda el doctor Antonio Cárdenas. “Las autoridades encabezadas por el intendente y a través del servicio de salud, me encomendaron la tarea de determinar si esa contaminación afectaba a la salud humana. Con ese propósito, decidimos estudiar dos jardines infantiles que funcionan justo al frente de la zona del puerto más contaminada. La idea era determinar la presencia de plomo y arsénico en esos niños. (...) En general, los resultados entregados hasta ahora pueden concluir que el 50% de éstos tienen concentraciones de plomo en la sangre de 1 o -1 ug/dl y que el otro 50% presenta concentraciones de 2 a 5 ug/dl. Es decir, efectivamente están expuestos a una contaminación ambiental. Pero conviene recordar que las normas del Minsal consideran preocupante un nivel de plomo sobre 10 ug/dl”, detalla el profesional.

Pese a que ATI reconoce que existieron debilidades en su operación, dice que no se puede garantizar que esa contaminación sea sólo su responsabilidad y que no se deba a un pasivo histórico de polución acumulado en Antofagasta. El argumento tiene sentido incluso para la SMA, que en uno de sus informes de fiscalización reconoció que, pese a las faltas detectadas “dadas las características industriales del sector y sus alrededores, y el manejo histórico de potenciales fuentes en el puerto, no es posible inferir que la operación de los galpones de manejo de concentrados del puerto de ATI sea la causante o única causante de dichos niveles de concentración de metales; para lo que sería necesario realizar estudios complementarios de más largo desarrollo”.

El doctor Cárdenas agrega que la contaminación de plomo de la ciudad de Antofagasta se remonta a 1998, cuando estalló en esa ciudad la primera crisis por contaminación ambiental.

“En el centro de la ciudad, en los patios del ferrocarril y del puerto se acopiaba plomo producto del Tratado del 1904 con Bolivia, que le permite a ese país el libre uso de los puertos de Arica y Antofagasta para la salida de sus productos. Esos acopios, por al menos tres generaciones, intoxicaron a mujeres, embarazadas y niños. Debe ser el desastre medioambiental más grave de la historia de Chile. En ese entonces, encontramos cientos de niños con niveles de plomo sobre 10 ug/dl y decenas sobre 30 ug/dl”, relata.

Dentro de los argumentos a favor de la compañía también se encuentra que ATI practicó exámenes a sus trabajadores para evaluar la presencia de metales pesados en su organismo. De 200 colaboradores que aceptaron voluntariamente tomarse exámenes, todos mostraron resultados bajo la norma.

Pero ésa no es respuesta suficiente para los ciudadanos, que hoy identifican a la empresa de los Luksic como la culpable directa de los sedimentos de plomo y otros metales pesados depositados en los alrededores del puerto.

Jaime Araya, uno de los abogados que ha patrocinado varios de los recursos de protección, dice abiertamente que no les creen a la empresa y que tampoco confían en sus promesas de mejoramiento.

“Hoy día se puede afirmar categóricamente que es ATI la empresa contaminante. Como prueba, existe una medición del ISP que detectó que el punto más contaminado de los alrededores del puerto es un edificio del MOP construido en 2005, es decir, después de que ATI comenzó a operar”, asegura. Las fichas de abogados y otras organizaciones ciudadanas están puestas en varios puntos para impedir que la empresa opere, al menos, en el corto plazo. Lo primero es un Recurso de Protección que se encuentra pendiente en la Corte de Apelaciones, que busca que se impida el funcionamiento del nuevo galpón.

Similar a los ya rechazados por el Poder Judicial, según Araya este último tiene más chances de ser acogido, pues se incorporó dentro de los requirentes al papá de un niño afectado por los sedimentos de plomo. “Ése es un antecedente que representa una gravedad especial que los jueces tendrán que considerar”, asegura el jurista. A ello se suma una nueva denuncia que presentaron en la SMA a raíz de la contaminación del edificio del MOP que, según él, confirmaría a ATI como la causante de la polución y también la solicitud de la alcaldesa Karen Rojo de instruir la demolición de parte del galpón que utilizará Sierra Gorda, pues estaría construido en una franja de uso público. “Esto último es una incongruencia, porque los planos los autorizó EPA, que es una empresa del Estado –ATI es concesionaria de EPA– y ahora el municipio, que también es un órgano del Estado, dice que estaba mal dado el permiso. Que se pongan de acuerdo”, dice un conocedor del proceso.

El plan de contingencia

Los controladores de Quiñenco pidieron al presidente de ATI, Javier Bitar, no escatimar en esfuerzos para que la operación funcione bajo los mejores estándares ambientales.
A nivel central, las instrucciones han sido tres: que la operación debe funcionar cero emisiones, con el costo que ello implique; que hay que transparentar la operación de ATI para que la gente vuelva a creer en la empresa y, por último, acelerar todo tipo de inversiones con miras a mejorar en el largo plazo las condiciones ambientales de Antofagasta, esto último inserto dentro del Acuerdo de Producción Limpia (APL) de la región.

Para evaluar el daño reputacional, también han tomado otras medidas: contrataron a la empresa Valor Estratégico para que desarrolle un trabajo con las comunidades de la zona y así evitar que el nombre de la familia Luksic se enlode con este episodio. A la par, han contenido a sus clientes estratégicos, la minera Sierra Gorda. Según los plazos originales, ésta estaría en enero operando en el puerto antofagastino. Pero con los últimos acontecimientos se ha visto obligada a desviar su carga a Arica, con los costos que ello conlleva.

El nuevo gerente de ATI, Felipe Bersoain, explica que ya iniciaron durante 2014 un plan de mejoras que se reforzará en el transcurso de este año y que les permitirá actualizar de forma integral las operaciones del puerto de Antofagasta. Entre ellas, el cambio de todos los portones de su edificio, el mejoramiento del cierre de sus dos bodegas, la implementación de nuevas tecnologías de mitigación de polvo fugitivo al momento de transferir el material a las bodegas del buque y la aplicación de un plan de control de material dentro de las mismas bodegas.

“Nos hemos comprometido a mediano plazo a incorporar la tecnología de contenedores sellados (rotainers), que constituye un gran avance hacia una transferencia más sustentable de los concentrados minerales. La ventaja es que el concentrado es cargado en la faena minera en un contenedor sellado y luego un camión los transporta hasta el puerto, evitando cualquier emisión en su trayecto. Una vez en el terminal, se embarcan directamente al buque”, explica el ejecutivo. Esta tecnología podría estar disponible en menos de un año y es similar a la utilizada en puertos como el de Rotterdam, Vancouver o Long Island.

Pese a que la comunidad desconfía de que estas medidas sean suficientes para garantizar que ATI no afectará a la población, la Superintendencia del Medio Ambiente decidió levantar parcialmente el cierre de uno de los dos galpones de ATI (el de exportaciones). El acuerdo con la empresa contempla inspeccionar el próximo embarque que salga del puerto y corroborar así que las medidas implementadas por la empresa abordan adecuadamente el riesgo de emisiones durante el proceso de acopio y embarque minerales.

Paralelamente, la firma continuará desarrollando el plan de cumplimiento aprobado por la SMA. “Sabemos que ello no es suficiente para la ciudadanía, por eso reiteramos nuestro compromiso de seguir trabajando para elevar los estándares de operación en el puerto de Antofagasta, a través de la implementación de contenedores de volteo y del sistema de Recepción, Acopio y Embarque de Concentrado”, señala el subgerente general de ATI, Christian Wulf.

Con todo, pese a la medida, en el Tribunal Ambiental seguirá corriendo el proceso sancionatorio contra la empresa, que podría traducirse en multas por hasta 5.000 UTA (unos 2.500 millones de pesos) e incluso la revocación de su resolución de calificación ambiental, en todo caso, una sanción que hasta ahora nunca ha sido aplicada en el país.

31.3.15

El eco del fracaso del Punk en el arte actual

Vía El Cultural.

La exposición Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo, que inaugura el CA2M y que está comisariada por David G. Torres, rastrea un movimiento de lucha y descontento que ha servido como ámbito de cohesión para los artistas actuales.

SAIOA CAMARZANA | 25/03/2015


No Future,de Jordi Colomer

"Fracasa otra vez, fracasa mejor". Así reza el epitafio de Malcolm McLaren, productor, manager de los Sex Pistols y dueño, junto Vivienne Westwood, de la boutique SEX, la tienda de moda de los años 70 en Londres. En un contexto enmarcado por los atentados del Septiembre Negro, la crisis del movimiento hippy en un momento de descontento, de rabia, de protestas y de fracasos, nace el punk entre 1976 y 1978 en Londres y Nueva York. Por otro lado, Charles Manson y Valerie Solanas enloquecen. El primero se convierte en toda una referencia en Estados Unidos, la segunda en imagen de una de las camisetas de la modista del momento, Westwood.

Con esto como telón de fondo, surge uno de los grupos punk más valorados, los Sex Pistols, que cuando hablan de No Future se refieren a la falta de futuro de una sociedad abocada al paro. Este es el paradigma y el hilo conductor de la exposición Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo que inaugura el CA2M comisariada por David G. Torres y que rastrea el movimiento como lugar de cohesión de los artistas actuales.

Diversos grupos de música desligados de la industria y del mercado se reúnen en torno a fanzines y tiendas. Así es como el movimiento punk muestra su descontento. Además se trata de la primera cultura musical que otorga un papel protagonista a las mujeres. "Los New York Dolls reclaman la sexualidad plural en un contexto en el que no tardaría en llegar el conservadurismo de Reagan prohibiendo las exposiciones de Maplethorpe", recuerda. "Llevo tiempo investigando si hay una posible recuperación y vigencia de la radicalidad en la cultura contemporánea". Tras años de investigación, la exposición parece que responde a su pregunta de manera afirmativa. "Quería ver cómo los elementos que constituyen la actitud punk se reflejan en los trabajos de algunos artistas ligados a esta cultura como Basquiat, Mike Kelley, Jamie Reid o Martin Kippenberger".

El punk es lucha y es descontento frente a una situación de futuro dudoso y esa es la razón de su rápida expansión y explosión. En España, principalmente en el País Vasco y Cataluña, prende "en las zonas más industriales con espejo en Inglaterra. Se trata del inicio de lo que deriva en la Movida Madrileña", explica el comisario. Pero el punk es, tan solo, el punto cumbre del Dadaísmo y el Situacionismo con el malestar y la rabia que acompaña a todo el siglo XX. "La rabia sigue vigente porque los motivos para sentirla siguen estando", comienza Torres. "Lo interesante es cómo se pone en marcha la nostalgia. La recuperación de momentos radicales del siglo XX y lo que el punk destaca tiene un elemento nostálgico al pensar que hubo un momento en el que la revolución era posible".

Pero se trata de una nostalgia basada en cimientos falsos. Los movimientos "siguen siendo radicales pero fueron fracasados. Cualquiera que piense que el siglo XX fue un éxito tiene que pensar que este ha dado el siglo XXI... un siglo de mierda" asevera el comisario. Esa misma idea del fracaso la tenía bien interiorizada McLaren cuando quiso que su epitafio, en 2010, fuera "fracasa otra vez, fracasa mejor". Pero ese ideal del fracaso es profundamente punk.

"En esta exposición estamos los que creemos que la cultura va de romper jerarquías, de no tener genealogías claras, aunque el punk luego sea traidor. Se trata de artistas muy directos, sin sutilezas", explica el comisario de la muestra. Son piezas literales de artistas como Pepo Salazar, Mario Espliego, Tracey Emin, Jordi Colomer, Raymond Pettibon y una infinidad más. En ellas hay ruido, hay feísmo, hay música. Hay actitud. "La foto de Tracey Emin abierta de piernas y con dinero alrededor no está hablando de la sociedad de consumo sino transmite la idea de que se acaba de prostituir vendiendo su obra y está contenta". Esa es la actitud punk y pop tan asumida en el Reino Unido. Pero cuando pensamos en el caso español "tendemos a infravalorar la movida madrileña y a sobrevalorar el rock radical vasco y hay que mirarlo en su complejidad. Todo esto sigue vigente".

Además, todo lo relativo al movimiento punk está reflejado en el libro Rastros de carmín de Greil Marcus, en el que hacía un mapa detallado de los antecedentes del movimiento. La exposición, en cambio, toma el relevo y pretende trazar la actualidad del punk y su referencia como punto de encuentro entre artistas alejados entre sí. El ruido, el anti-diseño, el inconformismo, la pérdida de la ilusión, el nihilismo, la oposición o la reivindicación de la libertad sexual, son elementos comunes a todos ellos.

De esta manera, Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo, se divide en seis apartados que se distinguen como una nebulosa. Por un lado "el punk como referencia en una artista como Aida Ruilova que hace un vídeo con Raymond Pettibon o Pepo Salazar coge la letra de un grupo y lo convierte en seña de identidad para su obra". El segundo apartado tiene que ver con la violencia. "Se habla del punk como movimiento violento pero esto es digno de todos los movimientos radicales del siglo XX y la violencia no es nuestra, es de la sociedad". La tercera parte tiene que ver con la actitud dispersa y nihilismo, con el antisistema y la anticultura. La siguiente nube parte de la idea de la alienación y las dos últimas son interpretaciones sobre dos cuestiones en las que quería hacer hincapié el comisario. "Por un lado el contexto de pánico y terror del que surge el punk y que tiene que ver con la sexualidad que se vuelve importante en dos niveles. Las mujeres son tratadas por igual y no como meras gruppies. Patti Smith, por ejemplo, representa la cuestión del género, el transgénero y la intersexualidad en el punk", concluye.

Pero hay más. Hay The Clash, hay Suicide, hay Kortatu, hay Siniestro Total, hay Kaka Deluxe, hay The Slidts, hay The Jam. Hay fotografías, carteles, vídeos. Hay arte. Hay actitud. Hay punk.


29.3.15

Dozens killed in extreme storms in Ecuador and Chile

Vía SBS.


Chilean soldiers help a group of people that were crossing the river flow formed after torrential floods and rains in Chañaral, 1000 km north of Santiago de Chile, Chile, 27

Dozens of people have been killed during storms which brought intense rains, landslides and high waves to Ecuador and Chile, with many more missing.

Source: AAP, 28 Mar 2015

The death toll has reached three dozen and is expected to rise in extreme storms along Pacific coastal regions of South America, reports say.

At least 25 people had died during intense rains, landslides and high waves in Ecuador, officials said on Saturday.

Lightning strikes on a police school in the capital Quito injured 52 people, 15 of whom required hospitalisation.

The extreme weather also caused heavy economic damage to farmland and the fishing industry, including boats smashed against rocks and piers, reports said.

In the northern Chilean desert region of Atacama, rare heavy storms caused flash floods and mudslides that killed at least 11 people and destroyed many homes and roads.

"As we go on opening up the routes, there could be a rising death toll, said Ricardo Toro, director of the Office of National Emergencies.

He said there were at least 19 people officially listed as missing, and more than 5000 had been displaced by the destruction.

Local officials also warned that faults in upstream dams could be releasing toxic material from desert mines including arsenic and mercury down on inhabited areas.

They demanded help from the central government to remove tons of mud that accumulated in coastal towns, for fear that it contains dangerous heavy metals.

"That must be done as soon as possible," said Senator Alejandro Guillier, who represents the region around Antofagasta port.

The 700 kilometre-long Atacama desert region between the Andes range and the sea is considered to be one of the driest places on Earth.

"This is the most anomalous event that has happened here," local meteorologist Anthony Sagliani told state television.

El terremoto que cayo desde el cielo. El Mercurio de Antofagasta, 29 de marzo de 2015.

Vía El Mercurio de Antofagasta.

Por V. Toloza Jiménez.

"Objetivamente no podía preverse la magnitud de las precipitaciones, sin embargo, hubo varias alertas el sábado y domingo pasado desde Chile y el extranjero, precisando que el miércoles y jueves la zona norte enfrentaría un episodio muy inusual."

Latin American Design and Architecture Through the Years

Vía The New York Times.

By LARRY ROHTER


Lina Bo Bardi in her Glass House in São Paulo, Brazil. Credit Chico Albuquerque/Convenio Museu da Imagem e do Som- SP/Instituto Moreira Salles

THE well-worn phrase “Mi casa es tu casa” may be a perfect expression of Latin American warmth and hospitality, but it leaves some basic questions unanswered, especially if you are interested in architecture and design. What kind of house? And what is inside that house?

Three exhibitions, two already underway and a third, “Latin America in Construction: Architecture 1955-1980,” opening on Sunday at the Museum of Modern Art, aim to address those issues. Though organized separately and somewhat different in focus, they collectively provide a comprehensive picture of trends in Latin American architecture and design since World War II while suggesting a pattern of regionwide innovation that did not receive full recognition while it was occurring.

“The main verb here is ‘recalibrate,’ ” said Barry Bergdoll, the chief curator of the MoMA exhibition, which will run through July 19. In common with the other two shows, which focus more on design, its goal is to challenge orthodoxy and, he said, make “a big polemical point, showing Latin America as a center of experimentation and originality, with as many ideas going out as coming in.”


A Mexican rug, at the Americas Society. Credit Todd Heisler/The New York Times

In one way or another, each of the shows refracts off a 1955 MoMA show that looked at the past decade of Latin American architecture. At the Americas Society, an exhibition of furniture, ceramics, glassware and other objects called “Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico and Venezuela,” which runs through May 16, covers 1940 to 1978, while the Museum of Arts and Design focuses on the past 25 years in “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America,” which closes on April 5.

Though the Museum of Arts and Design exhibition is organized around paired “urban hubs” that include Santiago, Chile, and Buenos Aires; and San Salvador and San Juan, Puerto Rico; developments in Brazil, Mexico and Venezuela dominate all three shows. The construction of Brasília in the late 1950s came to symbolize Latin America’s outsize ambitions and pioneering spirit, but the MoMA show emphasizes that the Mexican and Venezuelan governments also used their new wealth from industrialization and oil to stimulate the construction of housing, universities, hospitals, libraries and museums with local characteristics.

The relationship between the new MoMA show and the two design exhibitions was stated most succinctly by Maria Cecilia Loschiavo dos Santos, a Brazilian curator who is the author of “Modern Furniture in Brazil” and also worked on the Americas Society show. “Traditional objects were incompatible with this new modernist architecture,” she said in an interview last month. “New products with cleaner lines and less ornamentation were needed.”

The exhibitions also reflect the growing international appreciation of the architect and designer Lina Bo Bardi, the subject of several recent books and critical assessments. (Her work is also on view in an exhibition at R & Company gallery in TriBeCa.) Born in Italy in 1914, she immigrated to Brazil after World War II and developed a style that the critic Martin Filler, in an article last year in The New York Review of Books, describes as “intriguingly contradictory but intelligently resolved,” with designs that were “structurally audacious yet uncommonly comfortable, unapologetically untidy yet conceptually rigorous, and confidently dynamic yet suggestively hybrid.”

At the Americas Society exhibition, visitors are greeted at the entrance by an enlarged photograph of Bo Bardi standing in the living room of the Glass House she designed for herself and her husband, the critic, curator and museum director Pietro Bardi, after they settled in São Paulo. The MoMA exhibition features the same house, as well as Bo Bardi’s projects for the São Paulo Art Museum, the Pompeia Leisure Center and the Solar do Unhão complex in Salvador, and the Americas Society exhibition also includes her modernized version of a traditional wooden chair from Bahia that has origins in Africa.


The “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America” exhibition at the Museum of Arts and Design. Credit Michael Nagle for The New York Times

“Partly we are very hungry for both female and alternative models, probably in reaction to a star architect system,” Mr. Bergdoll, who is also a professor of art history at Columbia University, said about the Bo Bardi phenomenon. But in doing so, he also cautioned, “we are reinventing her posthumously as a star and making her into such a heroine that her paradoxes are being obscured.”

At MoMA, Bo Bardi’s Glass House is part of a section that focuses on the homes that globally prominent architects, like the Mexicans Luis Barragán and Juan O’Gorman and the Brazilian Paulo Mendes da Rocha, built for themselves. That makes a point central to architecture in the region: In developing countries with vast open spaces, and that were late in urbanizing, architects could give free rein to their imaginations in ways they could not in centuries-old cities in Europe or even in the eastern United States.

The reference to “New Territories” in the title of the Museum of Arts and Design exhibition was potentially dangerous because it could imply to Latin Americans that only now is their creativity being “discovered,” à la Columbus. But Lowery Stokes Sims, the museum’s chief curator, said that “new territories” was being used not in a geographic sense but to refer to new genres, strategies and materials that were being incorporated into artistic production.

“Everyone was aware of not playing into stereotypes of Latin America,” she said, adding that “Global Latin America” and “New Frontiers” were other titles considered. But after traveling in the region, talking to “young designers deconstructing design icons” and concluding that the “upcycling of materials is almost an aesthetic,” she wanted a title that would evoke a place “where art, craft, design and science come together.”

Such repurposing of glass, metal and other substances is a salient characteristic of Latin American design, often as an ingenious response to financial limitations. But Jorge Rivas Pérez, a Venezuelan architect, designer, critic and a curator involved with both the Museum of Arts and Design and the Americas Society shows, also emphasized the influence of two competing impulses.


A rendering by Luis Barragán, at MoMA. Credit Barragan Foundation, Switzerland/Artists Rights Society (ARS), New York

“In Latin America we are bombarded by a longing to belong to our countries and simultaneously be cosmopolitan and international,” he said. “That desire to be local and at the same time be part of the global scene has been happening in Latin America since the 1940s, when designers tried to use the vocabulary of modernism then in vogue, but also recognized a need to adapt it to local materials and to systems of production based on local techniques and traditions.”

That tension is very much on display at the Museum of Arts and Design exhibition, in objects like a Chilean tapestry fusing traditional Mapuche Indian motifs with matrix bar codes and Mexican lamps that resemble fishermen’s baskets. But the most striking example may be a Brazilian mirror and side table from 1996: made of onyxlike black acrylic and shaped with lasers, they nonetheless contain curlicue baroque design features that date to the 18th-century colonial period.

For Americans, some of the Mexican works and styles on display in both of the design shows may seem familiar, and not just because 20th-century American craftsmen like the silversmith William Spratling and the furniture designer Michael van Beuren, each represented in the Americas Society show, relocated to Mexico. In reality, many elements of the midcentury “California style,” like other trends, originated in or were adaptations of developments just across the southern border.

Throughout the 20th century, “there was a continuous, permanent dialogue with the United States, flowing in both directions, and it was a dialogue of equals,” said Ana Elena Mallet, a Mexican curator specializing in contemporary design who was a consultant for both design shows. “That process has only accelerated with Nafta,” she added in reference to the North American Free Trade Agreement that went into effect in 1994 and effectively made the United States and Mexico a single market.

That relationship underlines an oddity about architecture and design in Latin America that is implicit in each of the exhibitions. Until the advent of cable television and then the Internet, Latin Americans, creators and consumers alike, were often more aware of trends in Europe and the United States than in nations neighboring theirs: Whatever similarities in style that emerged regionally were largely the result of discrete, parallel responses to the challenges of urbanization, poverty and the need to somehow integrate modernity and tradition.

“Even for Hispanics, some of these things will be revelations,” Mr. Rivas said. “Yes, there was a revolution in design, but diffusion between countries was very limited.” Of the objects on display, “90 percent have not left private collections in their own countries and have never been shown in a public exhibition before,” he added. “So it is a marvelous coincidence that all of this is coming together in New York City.”

“Latin America in Construction: Architecture 1955-1980” runs Sunday through July 19 at the Museum of Modern Art; 212-708-9400, moma.org.“Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico and Venezuela, 1940-1978” continues through May 16 at the Americas Society, 680 Park Avenue, Manhattan; 212-249-8950, as-coa.org. “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America” runs through April 5 at the Museum of Arts and Design, 2 Columbus Circle, Manhattan; 212-299-7777, madmuseum.org.

28.3.15

Sophia Hayden and the World Columbian Exposition

© MIT Museum.

Vía The Gilded Age.

Sophia Hayden (1868 – 1953) designed the Women’s Building for the World’s Columbian Exposition in Chicago, 1893. It was beautiful, admired, and won an award, and even though she had an architecture degree from MIT, Sophia didn’t pursue her career as an architect after the Fair.

Sophia was born in Santiago, Chile, to a Chilean mother and an American father. When she was six, she was sent to Boston to live with her grandparents and to receive her education. She became interested in architecture while she was in high school and was admitted to the architecture program at MIT after graduation. In 1890, she graduated with honors as the first woman to receive an architecture degree from the school.

Unable to find a job in her chosen field, Sophia began teaching drawing at a Boston high school. In 1891, she entered a competition to design the women’s building for the World’s Fair and won. She was paid $1000 for her design even though men were receiving $10,000 for similar work. Daniel Burnham, the architect responsible for the overall design of the fair, was pleased with her work. Execution of the construction was left with Burnham, but Sophia returned to finalize the interior and exterior designs.

© Shepp, James W; World's Columbian Exposition (1893 : Chicago, Ill.); Shepp, Daniel B., joint author.

Although Sophia received an award for the “delicacy of style, artistic taste, and geniality and elegance of the interior hall” there were conflicts. Her design principles were compromised because of many changes demanded by the committees in charge. She was also criticized for the feminity of her design at the same time her technical skills were acknowledged. Her frustration was pointed to as “evidence” of women’s “unfitness for supervising construction.”

All of Sophia’s problems at the Fair can’t be attributed to the men, however. Bertha Honoré Palmer, a well-known socialite and philanthropist, was selected to be the President of the Board of Lady Managers. In her capacity as President, she solicited donations from wealthy women to adorn the exterior and the interior of the Women’s Building. Sophia felt that these items would be inconsistent with her vision for the building and rejected them. Bertha’s decision to accept them held sway. Regardless of Sophia’s expert design, Mrs. Potter Palmer had more influence than a 23 year old woman from the east.

Whether or not her experience at the fair was the reason, Sophia didn’t work as an architect again. She married William Blackstone Bennett, an artist, and lived a quiet life until her death in 1953.

Resources
The Devil in the White City: Murder, Magic, and Madness at the Fair that Changed America by Erik Larson

Nueve muertos y 19 desaparecidos por un temporal en Chile

Vía El País.


Un hombre se sujeta a una cuerda de seguridad para no ser arrastrado por el agua en la ciudad chilena de Copiapó. El Gobierno chileno decretó el toque de queda en la región de Atacama, azotada desde el martes por intensas lluvias e inundaciones que causaron siete muertos, 19 desaparecidos y más de 1.500 desplazados por el desbordamiento de ríos y los aluviones.(AFP)

Mientras los incendios forestales se mantienen activos en diferentes zonas del sur de Chile, atacando unas 5700 hectáreas de la reserva ecológica China Muerta, el norte del país enfrenta el mayor desastre de los últimos ochenta años a causa de la lluvia, con nueve muertos y 19 desaparecidos. En las últimas horas fueron hallados dos cuerpos en la región de Antofagasta, una de las tres regiones afectadas por la catástrofe junto a la de Atacama y Coquimbo. Tres regiones desérticas que hasta el lunes estaban afectadas de intensas sequías, han enfrentado en cosa de horas lluvias equivalentes a las de todo un año. Aluviones, desborde de ríos, corte de carreteras, derrumbe de puentes y apagones eléctricos han provocado desde este martes una cantidad indeterminada de damnificados, que solamente con la luz del día y el paso de las horas las autoridades comenzarán a cuantificar.

"Se está viviendo una situación sumamente difícil", señaló la noche del miércoles la Jefa de Estado, que viajó a la región más afectada, la de Atacama, para liderar una reunión con las autoridades locales. "El Gobierno está haciendo todo lo humanamente posible", indicó Bachelet.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, ha confirmado la muerte de siete personas y la desaparición de otras 19. De acuerdo al informe oficial, aunque la emergencia es compleja en toda la zona, existen tres localidades de Atacama donde la situación es especialmente crítica: Alto del Carmen, Tierra Amarilla y Diego de Almagro, que se encuentran sin conectividad terrestre. Las autoridades locales han realizado relatos dramáticos a través de los medios de comunicación. "La situación es caótica", ha señalado esta tarde a CNN el comandante de bomberos de Taltal, Manuel Palacios, donde se produjo un nuevo alud.

En total hay 5.983 personas damnificadas que están refugiadas en albergues; 5.450 en la región de Atacama, 392 en la de Antofagasta y 141 en la de Coquimbo. En Atacama además un grupo de 13 personas están aisladas en el Paso San Francisco, en la frontera con Argentina en plena cordillera de los Andes.

El Ejecutivo ha declarado el estado de excepción constitucional y cerca de 2400 efectivos de distintas áreas están trabajando en las regiones afectadas. "Llamamos a que no exista especulación en el precio de los alimentos y en particular del agua. En situaciones como esta hay que hacer un esfuerzo para no aprovecharse de la necesidad de las personas", ha indicado el subsecretario del Interior.

24.3.15

Ordenaron demoler parte de uno los galpones de ATI por no cumplir con el plan regulador de Antofagasta



Vía Soyantofagasta.

Paola Cataldo L.

Por no cumplir con plan regular de la ciudad, la Municipalidad de Antofagasta ordenó la demolición de parte del galpón número 5 de Antofagasta Terminal Internacional (ATI), el cual está destinado al acopio de concentrado de cobre.

La acción se dio a conocer por medio de un decreto municipal que se extendió hoy y compromete la demolición de 1.473 metros cuadrados, que abarcan las dos torres delanteras, la sala eléctrica y parte del galpón antes mencionado.

Según explicó el asesor urbanista del municipio, Jorge Luis Honores a Soyantofagasta.cl, son cuatro las construcciones que están dentro del área estipulada en el decreto, más las correas transportadoras.

“Lo que abarca del galpón en superficie y en características no es tanto, pero la operatividad de éste no funcionaría al eliminar las correas transportadoras y el área de la parte eléctrica”, agregó.

La alcaldesa, Karen Rojo, dijo que en vista de lo que ha sucedido con el galpón hicieron una fiscalización, en la que se pudieron dar cuenta de que parte del proyecto de acopio y concentrado de cobre que está ubicado dentro de la Empresa Portuaria de Antofagasta (EPA) está dentro de la franja de utilidad pública. “De tal manera que el equipo de la municipalidad me entregó el documento que me otorga la facultad para decretar la orden de demolición”.

Asimismo, manifestó que "hay 50 metros que están dentro del uso de utilidad pública que tiene esa franja y como tal no puede existir ninguna obra que no tenga ese carácter".

“Tanto EPA como ATI ya han sido notificadas para cumplir con esta obligación que nosotros como municipalidad le hemos puesto, donde tienen que demoler en un plazo máximo de 60 días”, añadió.

Este decreto llega luego que el municipio cursara tres infracciones a la compañía por construir dentro de la zona de utilidad pública del plan regulador de la comuna.

La determinación sugerida por la Dirección de Obras Municipales se basaría en defender el espacio destinado a utilidad pública que es un bien de la ciudadanía.

Esta acción se suma a la que decretó el Tribunal Ambiental de Santiago que decidió suspender por 30 días el funcionamiento del Sistema de Acopio de Concentrados (SAC) y del Terminal de Embarque de Graneles Mineros (TEGM).

Además, los padres de los niños contaminados por metales pesados enviaron una carta a Unicef denunciando la situación que se vive en la zona. El organismo comprometió la ayuda de sus expertos y agendó una reunión para la primera semana de abril.

23.3.15

Vkhutemas - Un laboratorio ruso de la modernidad: dibujos de arquitectura 1920-1930. 5 de diciembre de 2014 hasta el 6 de abril de 2015

Vía Berliner Festspiele.



I. Leonidov: Lenin Institute on Vorobyovy Gory in Moscow. Thesis project
1928: Architectural model. Author: Kuzmin I. Reconstruction, 1981, Scale: 1:250
© The Schusev State Museum of Architecture Moscow


VKhUTEMAS – A Russian Laboratory of Modernity: Architecture designs 1920 – 1930

5 December 2014 to 6 April 2015

Opening hours

WED to MON 10:00 to 19:00
TUE closed

Vkhutemas, often referred to as the “Russian Bauhaus”, was a legendary art school of Modernism in the 1920s. This is the first exhibition in Germany to show an important sampling – mainly focused on architecture – of the work of Vkhutemas. On display will be some 250 works: sketches, drawings, paintings and models by staff and students. The exhibition has been mounted by the Shchusev State Museum of Architecture, Moscow. These “Higher Artistic-Technical Workshops” were founded in 1920 by decree of the Soviet government. In eight faculties divided into production workshops (Wood, Metal, Textiles, Printmaking, Ceramics) and art workshops (Painting, Sculpture, Architecture) several thousand students received instruction. An introductory course with a completely novel artistic and scientific curriculum was followed by a degree course lasting several years. The staff of the school consisted of famous artists and architects of both sexes, whose names are associated with the heyday of the Russian avant garde: El Lissitzky, Naum Gabo, Moisei Ginzburg, Gustav Klutsis, Vasily Kandinsky, Nikolai Ladovsk, Alexander Melnikov, Lyubov Popova, Alexander Rodchenko, Alexei Shchusev, Varvara Stepanova, Vladimir Tatlin and Alexander Vesnin. The aim was to harness art and architecture to the task of making the “New Man”, thus bringing about a revolutionary renewal of the relationship between art and society. But the bitter disputes that broke out over the “right” course were also reflected in the history of the school, its teachers and its students, since architecture, as a “synthetic art”, had a key role to play here. The degree dissertations and experimental research projects show enormous utopian zeal and architectural potential. They also illustrate, often in extreme form, the credos of the conflicting tendencies at the Vkhutemas.

The influence of the Vkhutemas extended far beyond the borders of Soviet Russia. There were contacts with the Bauhaus, which had been founded in Weimar in 1919 before moving to Dessau. In 1925 Vkhutemas students exhibited at the “Exposition internationale des arts décoratifs et industriels modernes” in Paris, together with their teachers Melnikov and Rodchenko. In 1927, order to emphasize the scientific aspect, the school was renamed the “Higher Artistic-Technical Institute”, or VKhUTEIN. There was a desire to move away from the fine arts towards applied art in industry and manufacturing. Radically functionalist aims in housing construction and town planning came to the fore. In 1930 the school was closed down and the Architectural Faculty was merged with the Higher Engineering and Architectural Institute, later the Moscow Architectural Institute. The Russian avant-garde lost its influence and was radically sidelined in favour of “Socialist Realism”. There would no longer be any place for Constructivist concepts in Russia’s new planned economy.



A. Burov: Study work at Moscow Institute of Civil Engineers “Decorative composition”
Lighthouse in a port. Side elevation, Sketch, 1922
© The Schusev State Museum of Architecture Moscow

Organizer Berliner Festspiele.
An exhibition of the Martin-Gropius-Bau and The Schusev State Museum of Architecture Moscow

Curator Irina Chepkunova

Partners Wall, ALEXA, BTM-Visit Berlin, Landeszentrale für politische Bildung, VBKI

Media partners Der Tagesspiegel, Weltkunst, Exberliner, RBB kulturradio

18.3.15

Edificio Huanchaca, Ricardo Pulgar San Martín y arquitectos



Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el




#edificiohuanchaca #curvo #ricardopulgar #arquitecturamoderna #Antofagasta #arquimoma #Chile ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el

La Universidad de Mendoza [proyectada por Enrico Tedeschi] en el Museo de Arte Moderno en Nueva York

Vía MDZ.



El edificio de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza participará en una muestra de arquitectura latinoamericana en EEUU.

Para conmemorar el 60 aniversario de su última gran muestra sobre arquitectura moderna en Latinoamérica, el Museo de Arte Moderno (MoMA) se enfoca nuevamente en la región con Latin America in Construction: Architecture 1955–1980 (Latinoamérica en Construcción: Arquitectura de 1955 a 1980), un complejo compendio de posiciones, debates y creatividad arquitectónica que abarca desde Río Bravo hasta Tierra del Fuego, desde México hasta Cuba y el Cono Sur, entre 1955 y principios de la década de los 80.

Entre los edificios seleccionados para esta muestra se encuentra el de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza, diseñado por Enrico Tedeschi.

En el año 2013, la Decana de la FAUD, Dra. Arq. Alicia Braverman, fue contactada por el Arq. Francisco Liernur de Bs As, curador nacional de una exposición sobre Arquitectura Latinoamericana a realizarse en el MoMA en 2015, por entonces en proceso de selección de obras de trascendencia en toda la Argentina Liernur realizó una visita a nuestra institución y registró el material a disposición.

La trascendencia de esta obra y la existencia de material original de la época, requisitos para participar de la exposición, fundamentaron la pre-selección del edificio. Comenzó un intenso intercambio entre la Decana y los responsables del evento del MoMA para dar cumplimientos a los requerimientos.

Hubo mucho trabajo para lograr el material, que pertenecía al archivo de la UM, tal como lo solicitaban en dimensiones, formato y calidad gráfica para la exposición, a ello se abocó el Arq. Daniel Clavel y la Arq. Alejandra Sella.

El edificio de la Facultad de Arquitectura, quedó seleccionado para participar de la muestra “Latin America in Construction: Architecture 1955–1980” (Latinoamérica en Construcción: Arquitectura de 1955 a 1980) a realizarse del 29 de marzo al 19 de julio de 2015 en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.

Acerca de Enrico Tedeschi Enrico Tedeschi, italiano de nacimiento, arquitecto y doctor en arquitectura, llegó a la Argentina en 1948 para desarrollar una experiencia innovadora en la enseñanza de la arquitectura, primero, en la provincia de Tucumán. Llega a Mendoza en el año 1959. En ese momento es convocado por Emilio Descotte, primer Rector de nuestra universidad y nombrado Decano fundador de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo.

Su figura resulta trascendental, ya que Tedeschi viene con un bagaje cultural europeo propio, pero traspasado por sus años de experiencia y construcción de conocimiento en Latinoamérica.

Fue un hombre culto, dedicado al estudio de la historia de la arquitectura, consiente y promotor de la investigación en nuestro campo disciplinar así como de la necesaria relación entre teoría y praxis promovida desde el ámbito del taller.

Propició un modo de entender el hecho arquitectónico en el contexto donde está inserto y sobre todo, pionero en la incorporación, a través de la enseñanza y la investigación, de las condiciones del lugar y el clima en procura de una arquitectura bioclimática. Para nuestra universidad fue un aporte de extraordinaria magnitud. Tedeschi falleció circunstancialmente en Buenos Aires, en el año 1978.

Del campus original de la UM, el primer edificio que se diseña es el de Arquitectura. La propuesta de Tedeschi es integradora porque ya en el diseño de ese edificio propone un conjunto relacionado con su entorno a través de su plaza atrial y prevé un crecimiento sobre terrenos vecinos.

El edificio se diseña bajo parámetros contemporáneos e innovadores para la época: la exoestructura que genera las dos fachadas principales (cerramiento y filtro solar) perpendiculares a tres tabiques de hormigón y ladrillo que terminan de componer el prisma tan particular y ese modo de hacer de la estructura un elemento plástico de expresión.

Es un edificio que reúne connotaciones muy interesantes para ser analizadas y sobre todo para entender la interrelación entre el diseño y la producción técnica-industrial de la época y del lugar (premoldeados de hormigón).

Enrico Tedeschi trabajará con el Ing. Diego Franciosi en esta etapa. Y el diseño del patio-atrial fue desarrollado por Arq. Daniel Ramos Correas.

El generar una Facultad de Arquitectura de gestión privada al interior del país fue un hecho de trascendencia nacional, reflejado en diversas publicaciones, acompañado de la impronta de su edificio.

Desde la época de su realización esta obra es un importante referente en la cultura arquitectónica. El proyecto inicial incluía la expansión con las otras unidades académicas. El campus urbano se completa con otras dos obras del maestro, la Facultad de Ingeniería y luego la de Ciencias Jurídicas y Sociales, completando el claustro original de la Universidad de Mendoza.

Investigación acerca de la figura de Enrico Tedeschi

La visita en el año 2011 de la Arq. Noemí Adagio, profesora de la Universidad Nacional de Rosario, especialista en el estudio de la modernidad en la Argentina, con la intención de recabar datos para una investigación que estaba llevando a cabo sobre la figura de Enrico Tedeschi, promovió la conformación de un grupo de investigación con base en Argentina e Italia .

Este grupo obtuvo un subsidio de la Secretaría de Políticas Universitarias para la formación de redes interuniversitarias y de la Agencia de Ciencia y Tecnologia de la Nación para la realización de una red que quedó representada por la Universidad de Rosario, la Universidad de Bologna y la Universidad de Mendoza. Esa red estuvo muy activa durante el año 2012 en la organización de un Seminario “Enrico Tedeschi, Work in progress” con el objetivo de reunir investigadores de distintas casas de estudio interesados y con producción sobre Tedeschi con el objetivo de hacer un estado de la cuestión de su figura, su trascendencia y su obra.

Durante octubre de 2012 se realizó en Mendoza el Seminario que reunió a académicos de Tucumán, Córdoba, Rosario, entre otros, así como colegas contemporáneos y discípulos del maestro. Fue un encuentro en donde la figura se puso en relieve y salió a la luz después de mucho tiempo de haber estado en un lugar de menor interés.

No fue ajena al encuentro una connotación de homenaje ya que estuvo presente su hija, Claudia que es arquitecta y vive en Europa y sus nietos residentes en Rio Cuarto.

El resultado del seminario se tradujo en el libro “Enrico Tedeschi, work in progress” cuyas editoras son Noemí Adagio y Alejandra Sella. Además fue oportuno la recopilación de acervos fotográficos y la revisión de material inédito de archivos personales.

En la Biblioteca de la Universidad de Mendoza existen planos de la obra y la Facultad de Arquitectura cuenta con una serie de fotografías del proceso de construcción capturadas por su propio autor.

16.3.15

Proyecto Puerto Nuevo [A4 y Sabbagh Arquitectos] renovará el área céntrica de Antofagasta.

Una noticia del 19 de octubre de 2014 vía El Mercurio de Santiago.



Obras de complejo urbanístico se desarrollarán en plazo de cuatro años.

A metros de la Plaza Colón, con una inversión de $81.000 millones, se construirán un hotel, centros comerciales, un paseo peatonal, oficinas y tres niveles de estacionamientos subterráneos.

Durante el segundo semestre de 2017 será inaugurado un nuevo espa cio urbano, comercial y gastronómico en Antofagasta. A un costado de Mall Plaza y del Hotel Terrado, ubicado en plena costanera central de la ciudad (Av. Balmaceda) y en el corazón del barrio histórico, ya partieron las obras del megaproyecto Puerto Nuevo, que le cambiará el rostro a la zona céntrica de la capital regional.

El proyecto significa una inversión de $81.000 millones, y es impulsado por el consorcio formado por Echeverría Izquierdo, Hotel Terrado y la Constructora e Inmobiliaria Boetsch. Contempla un hotel y un apart hotel, un centro comercial, un gran paseo peatonal con áreas verdes, oficinas y tres niveles de estacionamientos subterráneos, emplazados en uno de los sectores de mayor plusvalía de Antofagasta, cercano a la Plaza Colón (la principal de la ciudad), museos, bancos y la playa artificial Paraíso. La construcción abarca una superficie de 9.296 m2.

La arquitectura está a cargo de las oficinas A4 y Juan Sabbagh. El arquitecto recalcó que Puerto Nuevo es una de las obras en construcción de mayor tamaño fuera de Santiago. “La propuesta de utilizar el espacio público como eje del proyecto es inédita en el país, solo en Nueva Las Condes se hizo algo parecido, pero con posterioridad a las edificaciones fueron integrados los paseos urbanos. En Antofagasta este concepto fue considerado desde un principio”.

La superficie adquirida tras una venta pública realizada en 2012 por el Puerto de Antofagasta puede albergar hasta 48.339 m2 construidos y comprende un período de ejecución total de cuatro años.

Primeras obras

Rodrigo Boetsch, director del proyecto, detalló que en la primera etapa de Puerto Nuevo será construido un segundo Hotel Terrado de 12.000 m2 y un apart hotel de 1 y 2 dormitorios, con 250 departamentos. “También esperamos comenzar las obras de la plaza urbana, el paseo costero y los primeros espacios del bulevar comercial”, explicó Boetsch.

Juan Carlos Toledo, presidente de Hoteles Terrados, sostuvo que en total serán cuatro edificios de unos 22 pisos promedio, “en el primer y segundo nivel habrá centros comerciales y las oficinas en su mayoría serán de plantas libres”.

El ejecutivo recalcó que una vez terminada las obras el borde costero de la ciudad podrá tener continuidad porque se conectará el mall, el centro cívico y comercial de Puerto Nuevo con el paseo del muelle histórico salitrero, la caleta de Antofagasta, el edificio de la Municipalidad de Antofagasta y la playa artificial Paraíso. “Todo, a menos de un kilómetro de distancia”, dijo Juan Carlos Toledo.

El presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta, Mauricio Líbano, apuntó que “con esta inversión se logra ocupar un sitio eriazo que daba un muy mal aspecto al sector céntrico de la ciudad, el cual quedó después de la construcción del mall hace ocho años. Será un aporte real a la renovación del casco histórico de Antofagasta, donde las inversiones de este tipo son escasas”.

15.3.15

Irmir, fabricante chileno de gres cerámico: revestimientos de la arquitectura moderna, avisos en revista AUCA 1 y 2, 1965-1966



"lucha.a.destiempo", exposición en Mattaprat, Antofagasta



El sábado 14 de marzo, se inauguró la exposición “lucha.a.destiempo”, primer acto del proyecto MIM Mujeres Ilustran Mujeres, iniciativa de Mattaprat, a partir de una idea original de Paz Osorio Schmied, y en colaboración con el académico Sergio Gaytán Marambio.

Se trata de una muestra que reúne el trabajo realizado por siete ilustradoras antofagastinas: Katherine Valenzuela, Paula Pérez, Mariela Moyano, Cappry Leiva, Pilar Leyton, Karen Tapia y Ana Avendaño, revisitando a escritoras nortinas del pasado.

A más de cien años de algunos de los texto revisitados, la invitación es a disfrutar de la relectura en clave gráfica, que estas siete artistas antofagastinas hicieron, y palpar el sutil encuentro de dos dimensiones temporales de una misma identidad nortino femenina.

La cita es en calle Prat #712, cuarto piso, la entrada es liberada y la muestra se extenderá hasta el jueves 30 de abril.

La arquitectura latinoamericana moderna se consagra en el MoMA

Vía La Tercera.

El museo de Nueva York exhibe los edificios emblema de la región, entre 1955 y 1980.

por Denisse Espinoza A.

Fueron los principales motores de una arquitectura que apelaba a la eficiencia, la racionalidad y la simpleza y que dominó el mundo: Le Corbusier en Francia, Mies van der Rohe y Walter Gropius en Alemania, y más tarde Frank Lloyd Wright en EE.UU, fueron los arquitectos que se encargaron de sentar las bases del movimiento moderno a principios del siglo XX. Luego este pasó a Latinoamérica a fines de los 50, cuando de la mano de unas ideologías revolucionarias se comenzó a soñar con construir ciudades dedicadas al hombre común.

Los primeros en recoger el fenómeno fueron los curadores del MoMA, que en 1943 inauguraron la exposición Brasil construye, reconocida como la primera celebración de la arquitectura en América Latina y que seis años más tarde tuvo su punto cúlmine con otra muestra en el mismo museo: Arquitectura en Latinoamérica desde 1945, que compiló los primeros logros arquitectónicos de la región en esos 10 años. Tras seis décadas, la institución neoyorquina vuelve a ser la voz de la autoridad en la materia con una nueva exhibición, Latinoamérica en construcción: arquitectura de 1955 a 1980, que se inaugura el próximo 29 de marzo.

Serán más de 500 obras, entre fotografías, dibujos, planos y videos de proyectos levantados como la Plaza de los Tres Poderes, en Brasilia, construida en 1958 por Lúcio Costa en colaboración con Oscar Niemeyer; el complejo Torres del Parque Residencial en Bogotá, a cargo de Rogelio Salmona entre 1964 y 1970, o la Ciudad Universitaria en México, considerada una de las mayores edificaciones de la modernidad.

Tampoco falta Chile, que además de obras destacadas en la muestra, logra un rol central a través de la alianza formada por el MoMA y la oficina local Constructo, de los arquitectos Jeannette Plaut y Marcelo Sarovic.

Durante más de un año, la dupla se hizo cargo de gestionar la construcción de maquetas a gran escala de siete edificios emblemáticos de la región (algunas de más de un metro y medio de alto) que serán una de las grandes atracción de la muestra. Los modelos, ejecutados por un equipo de 12 estudiantes de la Universidad Católica, viajaron hace unas semanas a Nueva York y en los próximos días serán montados en las salas.

De Chile, los edificios escogidos por los curadores del MoMA fueron la Cepal, sede de las Naciones Unidas en Santiago diseñado por Emilio Duhart, inaugurado en 1966, y la Capilla del Monasterio Benedictino, de Gabriel Guarda y Martín Correa, que data de 1964.

“La Cepal es una especie de cúspide del modernismo en Chile, cumple con una serie de principios: las plantas libres, estructuras colgantes y el triunfo del hormigón. El caso de los Benedictinos es un desafío diferente, un sofisticado trabajo con la luz que afecta la espacialidad interior. Estar adentro y ver pasar el día es una experiencia. Es un edificio muy vigente”, explica el arquitecto Marcelo Sarovic.

Las otras cinco obras que son representadas en maquetas son el Teatro San Martín y el Banco de Londres de Argentina, el edificio Celanese de México, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de Brasil y la CVG de Guayana, Venezuela. “Todos los edificios reflejan un espíritu de la época, Cepal y FAU, por ejemplo, comparten el tema de pilares que sostienen bloques que se suspenden y por donde el aire circula libremente”, cuenta Sarovic.

Para la realización de las maquetas se hizo una exhaustiva investigación de documentos, archivos y planos, los que en algunos casos estaban incompletos. “La idea fue comprender cómo se construyeron. Cada modelo no es sólo una representación visual de la obra, sino que imita su sistema constructivo”, señala Jeannette Plaut. Todo el proyecto se desplegará en un libro que será presentado en junio en el MoMA. Luego la exposición junto con las maquetas se exhibirán en México.

La muestra en Nueva York vuelve a poner énfasis en el caso brasileño, verdadera punta de lanza del movimiento moderno, sobre todo con el ejemplo de Brasilia, la capital federal que fue completamente pensada y ejecutada para seguir los preceptos de amplitud y monumentalidad. “Por su uso del hormigón, Brasil tiene reconocimiento internacional, mientras que los otros países van avanzando cada uno con sus propios matices. En Chile, el desarrollo de la vivienda colectiva bajo el modelo moderno fue uno de los aportes, como por ejemplo la Unidad Vecinal Portales”, dice Sarovic.

En Latinoamérica fue el Estado el que muchas veces impulsó la construcción de edificios públicos y viviendas sociales con un toque modernista, al contrario de Europa, donde brillaron los proyectos autorales. En los años 80, sin embargo, el movimiento moderno se fue apagando por una consecuencia natural (los arquitectos maestros fallecieron) y política (las ideologías socialistas que adhirieron al modernismo también se desmoronaron).

“El movimiento se fue socavando desde su propio gremio. Hoy hay un nuevo interés en el modernismo y en rescatar sus valores: la funcionalidad, el uso de lo orgánico y el rechazo de los ornamentos”, concluye Marcelo Sarovic.