21.11.16

Presidente Frei inauguró Feria del Centenario del poblamiento (1866-1966) de Antofagasta, por Isidro Morales

Vía El Mercurio de Antofagasta.

En noviembre municipio entrega segunda etapa del parque Croacia

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Un 60% de avance registran los trabajos de remodelación y recuperación de la segunda etapa del Parque Croacia, impulsados por la municipalidad. Actualmente se realiza la instalación de una nueva carpeta de césped, similar a la entregada en la primera etapa, y en la confección de radieres de hormigón. El área se entregará en noviembre.

Seminario Arquitectura y Modernidad en Contextos Regionales. 1, 2 y 3 de Diciembre, Universidad Técnica Federico Santa María y Parque Cultural Valparaíso



Seminario Arquitectura y Modernidad en Contextos Regionales
1, 2 y 3 de Diciembre, Universidad Técnica Federico Santa María y Parque Cultural Valparaíso. Entrada Liberada.

Programación:

Jueves 1

8:30 RECEPCIÓN Y REGISTRO
Salón de Honor, Edificio A, USM

Inauguración Seminario:
Discurso Representante de la USM (Por confirmar)

9:00 Palabras Director DA Roberto Barría

Palabras Directora Línea TH Marcela Hurtado

9:30 Presentación invitado 1: Ramón Gutiérrez
"Reflexiones sobre una mirada americana del patrimonio en el siglo XXI."

10:30 Intermedio Café

11:00 "Visibilizando la modernidad en Valporaíso: Edificios Residenciales 1937 - 1973."
ALEJANDRA PINTO Y FABIAN ROSALES

11:20 "Arquitecturas de la Industrialización Nacional. El conjunto Papeles Bío-Bío (1953) como recinto de autonomía primaria."
PABLO FUENTES Y LEONEL PÉREZ

11:40 "Historiografía del Norte de Chile: arquitectura orgánica y regionalismo arquitectónico."
CLAUDIO GALENO

12:00 Comentarios grupo 1

12:20 "La arquitectura moderna, personaje del relato de la ciudad. Exploración metodológica de la narratividad aplicada a la investigación arquitectónica, caso de estudio: la Antigua Estación de Ferrocarril en Xalapo, México."
HARMIDA RUBIO

12:40 "El Pabellón "Nitrato de Chile" Para la Exposición Internacional de Barcelona 1929. Modernidad, Espocio y Memoria en la decadencia del Siglo del Salitre."
ALBERTO PRADO

13:00 "Aproximación visual a la modernidad maulina."
GLENN DEULOFEU

13:20 Comentarios grupo 2

14:00 Almuerzo

15:00 "El ideario moderno en el sur de Chile: Hostería de Ancud y Hotel Ebenhard de Puerto Natales."
GONZALO CERDA

15:20 "Pérdida del vacío espacial público de los edificios modernos habitacionales. Antofagasta."
VALESKA CERDA

15:40 Comentarios grupo 3

16:00 Intermedio Café

16:30 Presentación invitado 2
Ana Esteban Maluenda
"Métodos de investigación. Las revistas de arquitectura como fuente documental."

Viernes 2

9:00 RECEPCIÓN Y REGISTRO
Parque Cultural Valparaíso, Sala Biblioteca

9:20 "Mural Paso Inferior Santa Lucía: el riesgo de la invisibilidad."
ÁNGELA BENAVENTE

9:40 "Indicio, detalle y objeto: propuesta metodológica poro el estudio de la transferencia de la arquitectura moderna en la reconstrucción de Chillón."
RODRIGO VERA

10:00 Comentarios grupo 4

10:30 Intermedio Café

11:00 "Unidad Vecinal Villa San Pedro."
STEPHANE FRANCK

11:20 "Modernidad y formas de habitar colectivo en conjuntos industriales del sur de Chile: Los casos de ENAP (Punta Arenas) y CRAV (Penco)."
DANIEL MATUS, BORIS CVITANIC Y GONZALO CERDA

11:40 "La Vivienda Obrera y las prácticas poternalistas de las industrias del río Calle-Calle. 1920-1960."
TIRZA BARRÍA

12:00 Comentarios grupo 5

12:20 "lquique y sus planes de desarrollo urbano entre 1930 y 1970."
VÍCTOR VALENZUELA

12:40 "Modernización urbana y vivienda colectiva. El barrio "Pedro Ferré" de la ciudad de Corrientes -Argentina."
MIGUEL ANGEL RIERA

13:00 "Montaje, resignificación del habitar colectivo y el proyecto moderno en la Provincia de Aysén."
MARCELO BECERRA

13:20 Comentarios grupo 6

14:00 Almuerzo

15:00 "Sanatorios modernos y su distribución regional, desde la concepción de la teoría higienista."
GABRIELA PEREIRA

15:20 "El Centro de Estudiantes de Henry Klumb en la Universidad de Puerto Rico. El edificio moderno y la sociedad contemporánea."
ANDRÉS MIGNUCCI Y MARÍA ISABEL OLIVER

15:40 "Arquitectura escolar en contextos regionales: Notas sobre flexibilidad, vigencia y obsolescencia desde dos edificios escolares tipificados chilenos."
ÚRSULA EXSS

l6:00 Comentarios grupo 7

16:40 Intermedio Café

17:00 Presentación invitado 3
Hugo Segawa
"16 días de Le Corbusier en São Paulo, 1929"

Sábado 3

11:00 RECEPCIÓN Y VENTA LIBRO
Salón de Honor, Edificio A, USM

Presentación Libro:
La arquitectura moderna en Latinoamérica. Antología de autores, obras y textos.
Ana Esteban Maluenda

Mesa de diálogo:
Ana Esteban Maluenda, Ramón Gutiérrez, Hugo Segawa, Patricia Méndez y José de Nordenflycht.

13:00 Almuerzo

15:00 City Tour por Valparaíso
(Inscripciones previas, el pogo se hará el día l de diciembre)

Una crítica al nuevo mall y edificios del sector sur de Antofagasta

Vía El Mercurio de Antofagasta, 17 de octubre de 2016.



Rápido avance de obras de nuevo mall

Han transcurrido casi cuatro meses desde que se hiciera el anuncio oficial de la construcción de un nuevo centro comercial en el sector sur de Antofagasta, y las obras del mall "Parque Angamos" ya se encuentran en plena etapa de ejecución.

El proyecto pertenece a la firma inmobiliaria de Parque Arauco y presenta un considerable avance en lo que constituye la primera etapa de cimentación (remoción de tierra y disposición de los pilares), cuyos trabajos comenzaron a mediados de agosto.

La firma, que previamente había obtenido el visto bueno para la construcción del edificio, ya inició los trabajos de demarcación del espacio, descapote y nivelación del terreno, todo esto ante la incertidumbre de algunos vecinos, quienes no estaban enterados que la nueva construcción correspondía a un centro comercial.

Se estima que las faenas de esta primera etapa se extenderán hasta finales de este mes. Posteriormente se iniciará el proceso de levantamiento de la estructura.

"En este sector se están concretando grandes proyectos inmobiliarios, los cuales en su mayoría son habitacionales. Por eso nadie supo qué se iba a levantar en este lugar, pocos sabían que aquí iba a estar el nuevo mall", explica Camila Araus, vecina del sector.
Dimensiones

El nuevo espacio comercial será inaugurado en 2018 y contará con 11 mil metros cuadrados de áreas arrendables.

Además incorporará dentro de sus instalaciones un supermercado Jumbo.

"Este espacio estará emplazado en la zona sur de Antofagasta, uno de los sectores de mayores ingresos de la ciudad y que se encuentra en pleno desarrollo inmobiliario. Con este proyecto, sus habitantes contarán con una nueva propuesta comercial que viene a suplir la incompleta oferta disponible. Ya no será necesario que se trasladen al centro de la ciudad para hacer sus compras", explica Andrés Torrealba, gerente general División Chile Parque Arauco S.A.
Tiendas

El mall estará ubicado entre la intersección de calle Angamos y Av. Cerro Paranal, en diagonal con el colegio Chañares.

Tendrá una superficie de 27.000 metros cuadrados. Dentro del espacio comercial (que ocupará 11.000 metros cuadrados) existirán 45 tiendas y 320 estacionamientos.

Desde el punto de vista arquitectónico, el centro comercial será un proyecto abierto e integrado al entorno y de amplios espacios.

El mall "Parque Angamos" estará ubicado dentro del perímetro que ocupará el nuevo polo inmobiliario que desarrolla la constructora Pocuro.

Dicha firma espera construir en el área sur de Antofagasta un espacio urbano con énfasis en el uso residencial, con infraestructura para hotelería, comercio y oficinas.
Aporte

Para el arquitecto y académico de la Universidad Católica del Norte (UCN), Claudio Galeno, si bien el próximo centro comercial ayudará a mejorar el entorno, el lugar sólo contribuirá a concretar los espacios urbanos que cada vez se apartan del modelo clásico de una ciudad.

"Ese sector de por sí ya está bastante dominado por edificios de altura con jardines y condominios cerrados. Esto genera una especie de anti-ciudad', donde la gente vive encerrada, donde los espacios públicos son muy poco ocupados por las personas. Viven casi asilados", dice el experto.

Por último, el académico de la UCN comentó que el nuevo centro comercial podría haber entregado más al sector, aprovechado la instancia de que en la zona no haya presencia formal de comercio.

Imagenes de modernidad, ciudad, bienestar y construcción en la fotografía de arquitectura en Chile, 1930-1970. Examen de tesis doctoral de Andrés Tellez

Defensa de tesis doctoral de Andrés Tellez, martes 22 de noviembre de 2016, 9:00 hrs. Salón SLGM, El Comendador 1946, Providencia, Santiago.

Comisión: José Rosas, Hugo Mondragón, Anahí Ballent, Rodrigo Pérez de Arce, Anat Falbel.

16.11.16

Arte, fotografía y arquitectura se funden en un bosque de Brasil



Vía EFE.

Arte contemporáneo a gran escala, fotografía de autor y una arquitectura sorprendente se suman en el Instituto Inhotim, un museo al aire libre escondido en medio de un bosque del sudeste de Brasil.

Este espacio cargado de experiencias sensoriales aglutina veintitrés exposiciones, cuatro de ellas itinerantes, que se relacionan con la naturaleza de una manera directa.

Atrás quedan en Brasil el carnaval de Río de Janeiro o las playas vírgenes de Itacaré, estereotipos del turismo de un país que esconde en el municipio de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, más de 700 trabajos de cerca de 200 artistas de diferentes partes del mundo.

Paraíso artístico

Una de las obras más impactantes es “De lama lâmina” del estadounidense Matthew Barney, a la que solo se puede llegar después de atravesar un pequeño camino silvestre.

En medio de la espesa vegetación, aparece una especie de iglú con espejos y en su interior una gigantesca máquina industrial cuyas ruedas están envueltas en una espesa capa de barro mientras uno de sus brazos agarra el tronco de un árbol blanco de polietileno.

“Es una cuestión de la tecnología en contraste con la naturaleza porque el árbol es de plástico y la máquina fue hecha precisamente para destruirla, y todo ello en medio de la naturaleza”, explica a Efe Víctor Braz, de Inhotim.

Al pasear por el interior de este lugar uno se verá reflejado en cada uno de los espejos con forma de rombo lo cual provoca una sensación de multiplicidad alrededor de la obra.
Una mujer en el Instituto Inhotim, Brasil. Foto: EFE/ Antonio Lacerda

Las creaciones del Instituto Inhotim, con una superficie de unas 110 hectáreas, rozan en ocasiones lo mágico como ocurre con la intrigante “Elevazione”, del italiano Giuseppe Penone.

En medio de una vasta pradera diáfana, un castaño centenario fundido en bronce permanece suspendido en el aire a una altura que permite al visitante pasar por debajo y observar su corazón.

El castaño de metal está sujeto al suelo gracias a unos pies de acero y plantados al lado hay cinco ejemplares de una especie local de árbol, el Guaritá, que, a lo largo de los años, han crecido hasta crear un conjunto arquitectónico natural.

Este paraíso artístico, abierto al público desde 2006, también propone contrastes tan variados como el hecho de toparse con tres coloridos Volkswagen Tipo 1, modelo más conocido como “Escarabajo” o “Vocho”, idea materializada por el brasileño Jarbas Lopes.

La fotografía del hispano-brasileño Miguel Rio Branco retrata en diferentes formatos audiovisuales la prostitución de Pelourinho, uno de los barrios más pobres de Salvador de Bahía, en un trabajo documental estético y social al mismo tiempo.

En otra sala a oscuras y e incomunicada Rio Branco expone “Tiburones de seda”, una obra perturbadora compuesta por las imágenes de estos escualos impresas en unas telas que llaman al espectador a tocarlas con su propio cuerpo.

Una fortaleza laberíntica de ladrillos acoge más de 500 fotografías de Claudia Andújar, fotógrafa brasileña nacida en Suiza, que convivió durante casi una década con el pueblo indígena Yanomani, que habitan en el Amazonas.

Conocido ampliamente por el público nacional, el Instituto Inhotim recibe solo a un 13 % de turistas extranjeros, como Greta, que repite después de conocerlo por primera vez hace tres años.

“Vuelvo porque las exposiciones van cambiando y es realmente interesante. No hay ningún lugar en el mundo como este”, comenta a Efe esta joven italiana.

El Instituto Inhotim recibió en 2010 el título de Jardín Botánico de la Comisión Nacional de Jardines Botánicos de Brasil ya que en su interior alberga cerca de 4.200 especies de plantas, algunas de ellas en peligro de extinción.

“Es diferente, muy diferente”, sentencia el japonés Keisuke Kitayama, de visita con varios de sus compatriotas.

Arte, arquitectura, conservación y también programas de inclusión social para la población local y fortalecimiento del mercado artesanal, como los inciensos naturales que vende Joao Francisco de Souza de camino a la Galería Fonte.

“Estoy asustado por la diversidad de plantas que tenemos aquí de biodiversidad nativa y estoy soñando con la de inciensos que podría hacer en este lugar”, apunta.

El ambiente bohemio que destila el Instituto Inhotim invita a vivir en primera persona el arte contemporáneo transformado en magia y sin necesidad de entenderlo, basta solo con abrir los cinco sentidos.

El desarrollo urbanístico de la ciudad [Antofagasta] reflejado en una avenida

Vía La Estrella.



Una de las arterias principales de Antofagasta, aún manteniendo un recorrido unilateral, lleva nueve nombres distintos. ¿Por qué? El crecimiento urbanístico y la historia le han dado forma a esta reconocida avenida.

C. Castro Orozco - La Estrella de Antofagasta

Desde su comienzo en el extremo norte de la ciudad, esta avenida lleva el nombre de uno de los ministros más polémicos que tuvo la administración del expresidente Eduardo Frei Montalva, Edmundo Pérez Zujovic, quien terminó asesinado a tiros por un extremista de izquierda en 1971.

Ya finalizando el recorrido por el extremo sur, la misma avenida cierra su ciclo con el nombre de otro polémico personaje de la historia reciente de Chile, el senador y fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jaime Guzmán Errázuriz, quien también fue asesinado a tiros en 1991 (20 después que Pérez Zujovic), a manos de un extremista de izquierda.

Si bien las circunstancias resultan ser un poco anecdóticas, estos nombres son sólo dos de los nueve que tiene la ruta 1 de Antofagasta, la avenida costera que cruza la ciudad y que, con sus diferentes calles, ha sido uno de los espacios que ha dado testimonio del progresivo desarrollo que ha tenido la geografía urbana de la ciudad en apenas un siglo y medio.
Constitución

Recordemos que Antofagasta está cumpliendo 150 años desde que los primeros aventureros y empresarios comenzaran a ver que, la árida y poca llamativa extensión territorial que era la zona, podría ser en un futuro cercano un prometedor polo de desarrollo industrial y minero.

No se habían equivocado. Al poco tiempo el crecimiento urbanístico y empresarial de la ciudad comenzó a dispararse, sobre todo después del descubrimiento de plata en Caracoles en 1870.

Con este último suceso, Antofagasta había pasado de ser uno de los múltiples enclaves mineros del norte, a ser la llamada 'nueva California' debido a las bonanzas materiales que trajo el descubrimiento de este mineral.

Ya en esa época empieza a constituirse nuestra avenida, la cual, según figura en los primeros planos de Antofagasta, el hasta entonces corto tramo que tenía la avenida (que hoy vendría a ser Av. Séptimo de Línea y Balmaceda), tenía el nombre de Calle Colón.

La expansión y el crecimiento industrial (ya no con la plata de Caracoles, sino que ahora con el guano y el salitre) continuó prolongando este sector, primero bajo la administración de Bolivia, y ya después de 1879 bajo la soberanía de Chile, la cual comenzó con un sistemático cambio de nombres y, sumando otros a la vez.

Nombres

Edmundo Pérez Zujovic, ministro del interior entre 1968 y 1969; Séptimo de Línea, nombre de un regimiento nacional que tuvo especial relevancia durante la Guerra del Pacífico; José Manuel Balmaceda, presidente de Chile entre 1886 y 1891; Dos países del viejo continente, Grecia y la República de Croacia; Ejército (debido a que por el sector se encuentran la mayoría de los regimientos locales); Universidad de Antofagasta; Travesía de Coloso y el mencionado y asesinado senador Jaime Guzmán Errázuriz, son los nueve nombres que sectorizan la ruta costera.

Si bien da la impresión que, son demasiados nombres para una sola avenida, (muchos opinan que a lo más, la extensión debería estar dividida con al menos tres nombre), para el arquitecto y académico de la Universidad Católica del Norte (UCN), Claudio Galeno, esto se debe a que la transitada arteria ha ido evolucionando junto a la misma historia de la ciudad.

"El asunto es que la costanera, tal como la conocemos en la actualidad no siempre estuvo. Mientras la ciudad fue creciendo se fueron sumando trozos", cuenta el académico.

Desarrollo

El experto también explica que, en el primer plano de la ciudad (1869), lo que hoy conocemos como Balmaceda se llamaba calle Colón, e iba sólo desde la calle Baquedano hasta Bolívar.

En 1873, esa misma calle Colón iba desde Maipú (donde estaba el Fuerte del Centro) hasta casi donde está Playa Paraíso. En1893 se llamaba Colón en el tramo del centro y, a partir del Ferrocarril se denomina Aníbal Pinto.

Lo que significa que era una calle más bien industrial que servía a la Compañía de Salitres, al Ferrocarril, a los muelles del puerto antiguo (Poza Histórica), y a algunas empresas que tenían terrenos industriales, por ejemplo la Nitrate Company y la Compañía Huanchaca (ambos terrenos en la actualidad parcialmente ocupado por el Hotel Antofagasta).

Para1893, la ciudad ya llegaba hasta Salvador Reyes (aunque esa calle aún o existía). En los mapas sólo se indica borde costero, y era usado para los balnearios, para que circularán trenes que llegaba al área de la fundición Orchard y de la Borax Consolidated (actuales terrenos del ISCA y del Liceo de Hombres).

Galeno también dice que, "una clave para entender el rol secundario de la costa, es que el ferrocarril urbano, cuya estación y depósito (actual casa del gerente del FCAB) estaba en la Cancha de Carreras (luego Avenida del Brasil) y recorría las calles del centro partiendo por calle Matta".

Pedro Montt

En torno a 1910 el ingeniero Luigi Abd-El-Kader planeó una avenida por la costa que se llamaría Avenida Pedro Montt la cual no se llevó a cabo. Ésta iría desde el sector del actual Hotel Terrado hasta donde están los edificios Punta de Diamante, hacia el sur. Por lo cual. Ya en 1914, Colón pasa a llamarse Balmaceda.

Cuando comenzó las obras del puerto en la década del 20, el borde era usado para que pasara un tren que conectaba las instalaciones de las obras del puerto (sector hacia el sur del Parque Japonés) con el puerto mismo.

En ese periodo se empieza a planear una extensión de la ciudad hacia los rellenos de las obras del puerto y se planifica una 'Av. Francisco Bilbao' que sería la continuación de Balmaceda.

Fue recién en el plan regulador de 1965, proyectado por TAU Arquitectos (a cargo de Jorge Poblete), que aparece Avenida Costanera. Hacia el norte iba hasta donde está la calle Caparrosa. Hacia el sur, luego de la Playa Las Almejas se llamaba Avenida del Ejército.

Hoy, esta avenida constituye la Ruta 1 (Iquique-Taltal) que, son su diversidad de nombres, honra el pasado de la ciudad.

3.11.16

Extraños gustos y excentricidades, el "lado b" de cinco ilustres personajes

Vía El Mercurio de Antofagasta.

SOCIEDAD. A lo largo de la historia muchas personas realizaron innegables aportes a la construcción de la ciudad actual, pero algunos además tenían costumbres bastante singulares, que si bien no les restan méritos, son dignas de conocer también.





Por Cristian Castro (cronica@mercurioantofagasta.cl)

Fueron cientos los personajes destacados que, con su aporte, ayudaron a que un naciente y arriesgado proyecto de emprendimiento en medio del desierto más árido del mundo, pudiese transformarse en el actual polo de oportunidades y desarrollo que es la ciudad de Antofagasta.

Nombres como Andrés Sabella, desde el mundo de las artes y las letras; José Papic, desde la promoción del desarrollo económico; o Antonio Rendic, desde el compromiso social, resuenan cada tanto tiempo con fuerza debido al continuo reconocimiento que la sociedad antofagastina hace de sus legados.

Pero también existe otro grupo (muchos de ellos nacidos en otras ciudades o países) que pocas veces son evocados, y que no sólo destacaron en la historia local por su compromiso con la ciudad, sino también por sus excentricidades, las cuales en ocasiones, incluso fueron más llamativas que sus propios legados.
Historias

Poco conocida es, por ejemplo, la afición que tuvo el fundador de la Sexta Compañía de Bomberos de Antofagasta, Julio Pinkas, por salir a pasear por las calles de la ciudad en una lujosa carroza arrastrada por dos aborígenes de raza negra vestidos de elegante frac; o el "divismo" de un superintendente de Bomberos y político regionalista, Gonzalo Castro Toro, quien aseguraba ser descendiente de Mateo de Toro y Zambrano, el histórico presidente de la primera junta de gobierno de 1810.

Digno de destacar es también el ingenio y aplomo de un arquitecto que, fascinado con las naves espaciales, cuando se le pide diseñar los planos para el conjunto habitacional Gran Vía (Curvo, Caliche y la Torre Pérez Zujovic), dibuja en ellos enormes estanques de agua a los cuales da apariencia aerodinámica y extraterrestre.

Aquí, una breve reseña de algunas personalidades que, si bien destacaron en lo público, también lo hicieron por su comportamiento personal.

2.11.16

Abandonment: Hans Broos’ house [São Paulo] and legacy at risk


Residencia de Hans Broos. Fuente: Archdaily.

Vía Docomomo.

A lesser-known but outstanding Brazilian Modern architect, Hans Broos [1921-2011] authored a large number of projects and buildings for religious, industrial, institutional and residential activities, designing over 400 projects, of which about a hundred were built. Born in Slovakia, Hans Broos concluded his studies at the Technical University of Braunschweig, Germany, in 1949. He worked as an assistant of professor Egon Eiermann in Karlsruhe Technical University, when he colaborated in many of the master’s reconstruction works, in Berlin and Lübeck, and in a variety of projects such as the Radio Broadcaster Stuttgart [1951] and the Ciba Factory [1948-1952].
Hans Broos migrated to Brazil in 1953, first settling in Blumenau, state of Santa Catarina, where he designed the Lutheran Church of Itoupava Seca [1954], the Grand Hotel Blumenau [1960], the Residence Eduardo Zipser [1959] and the Headquarters of the Santa Catarina Light & Power Company - Celesc [1963] at Florianópolis. In the 1960s he moved his office to São Paulo. Some of his most consecrated works are the St. Boniface Parish Center [1966], the Benedictine Monastery [1970], his own Residence/Office [1971] and the Santa Maria Abbey [1973], among others. During the 50 years he lived in Brazil his most important client was the Hering Blumenau, a weaving and clothes’ manufacturing company, to which he designed several buildings and headquarters in Blumenau and other Brazilian cities.
In the 2000s the architect´s work gradually decreased and his health prevented him from developing new activities. He tried to preserve the amazing legacy of his very well kept archives containing the information and the technical material he collected and produced through his lifetime. Although he offered to donate the property of his beautiful residence/office, plus his archives, he did not succeed into finding a public institution willing to accept the task of managing and preserving his archives. He died in 2011 childless and unable to give a proper destination to them, and they are nowadays at risk of being dispersed or just lost.
His residence and office occupies a steeped parcel accessible by two streets and is surrounded by gardens designed by Roberto Burle Marx, who also designed the concrete panel-cabinet over its fireplace. The buildings adopt a brutalist language with exposed concrete surfaces combined with glass, wood and ceramic panels. Despite being listed as Modern Architecture historical heritage by the Department of Culture of São Paulo State in 2008, the property is almost abandoned, and its fate is pending and in risk of loss.

Reference: DAUFENBACH, Karine. Hans Broos: A Expressividade da Forma. Rio de Janeiro: UFRJ/ FAU, 2006.

More details: website

30.10.16

Mujeres antofagastinas: Señorita Elsa Masriera. Foto Gómez.


Recorte de periódico no identificado, Foto Gómez, alrededor de 1928.

En el libro "Antofagasta de Película: historia de los orígenes de un cine regional" de Jara, Mülchi y Zuanic, se refieren a Elsa Masriera Barrie:

"(...) nace en el Perú [1912], pero su familia, se traslada a Antofagasta. De padre músico [Rosendo Masriera] y madre, actriz, desde muy joven se relaciona con el medio artístico. Así se convierte en violinista, reina de la primavera, y actri del cine mudo antofagastino. En 1927, debuta en 'Madre sin saberlo'. Con el advenimiento del sonido busca desarrollarse como cantante y adopta el nombre de Elsa Becksey. Luego es conocida como Elsa del Campillo. Viaja a Argentina para proseguir su carrera cinematográfica y musical, y entre los años 40 y 50 participa a lo menos e seis películas. A Chile, retorna para filmar 'Las apariencias engañan' (1940). Regresa a Argentina, y después nuevamente a Chile para participar en 'Tormenta del alma' (1946) y 'El último guapo' (1947). Sus incursiones son tanto en el teatro, la radio y el cine. Los últimos años de su vida los pasa en Argentina." (Jara, Mülchi y Zuanic, 2008: 78)

El CCCB investiga el poder de la arquitectura como motor de deseo sexual



Vía La Vanguardia.

Hasta el 19 de marzo

La muestra '1.000 m2 de deseo. Arquitectura y sexualidad' evidencia que los espacios propuestos para el placer se imaginan desde una fantasía masculina

El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) investiga el poder de la arquitectura como motor de deseo sexual con la proyección de espacios para el sexo desde el siglo XVIII hasta la actualidad en una exposición "densa, en cuanto a pensamiento, pero juguetona", ha explicado el director del centro, Vicenç Villatoro, en rueda de prensa.

En la presentación '1.000 m2 de deseo. Arquitectura y sexualidad', el director ha remarcado que el recorrido ayuda a explicar el presentE, las personas y las sociedades: "No se puede explicar la contemporaneidad sin hablar de sexo y sin esta mirada".

La jefa de exposiciones del CCCB y comisaria, Rosa Ferré, ha destacado que la exposición investiga la proyección, investigación e imaginación de los espacios para el sexo en la sociedad occidental a través de 250 piezas, entre dibujos y maquetas de arquitectura, instalaciones, artísticas, audiovisuales y libros.

No se puede explicar la contemporaneidad sin hablar de sexo y sin esta mirada
Vicenç Villatoro

Director CCCB

El recorrido, también comisariado por Adelaïde de Caters y visitable hasta el 19 de marzo, explora el poder que ejercen los espacios como motor del deseo y muestra cómo la arquitectura ha contribuido al control de los comportamientos y a la creación de los estereotipos de género en la sociedad patriarcal actual, ha dicho Ferré.

La exposición evidencia como la práctica de la arquitectura ha estado dominada hasta muy recientemente por hombres y que, en consecuencia, los espacios propuestos para el placer se imaginan desde un deseo y una fantasía masculinos.

La propuesta, que no sigue una línea cronológica, pivota sobre tres ejes temáticos --'Utopías sexuales, 'Refugios libertinos' y 'Sexografías'-- y parte del siglo XVIII porque en este siglo nació el "concepto de intimidad", que en los siglos posteriores se convirtió en un espectáculo.

Las utopías sexuales del siglo XVIII de Claude-Nicolas Ledoux, Restif de La Bretonne y Charles Fourier abren el recorrido con sus propuestas radicales con proyectos radicales como el templo del placer de Ledoux, y los espacios para orgías eróticas y gastronómicas de Fourier.

En este apartado, se puede ver el gabinete Sade que investiga como el marqués construyó su utopía narrativa del exceso desde su pasión por la arquitectura y las artes escénicas.

También reivindica el trabajo del visionario arquitecto húngaro Nicolas Schöffer, que en los años 60 proyectó una ciudad utópica para la que diseñó un Centro de Entretenimientos Sexuales, representados en una instalación de gran formato que reproduce este espacio.

En el capítulo de 'Refugios libertinos', explora el poder que los espacios ejercen como motor del deseo y analiza cómo son los refugios para el placer, desde las 'petites maisons' de la aristocracia francesa del siglo XVIII, hasta los apartamentos para solteros propuestos por 'Playboy'.

‘Playboy’ y la arquitectura

De hecho, la exposición le dedica un capítulo entero a 'Playboy', comisariado por Beatriz Colomina, quien ha reivindicado el papel de la revista en la difusión de la arquitectura moderna de Frank Lloyd Wright y Mies van der Rohe en un momento en que las revistas del sector eran muy convencionales y clásicas.

"La revista hizo aceptable que los hombres se interesaran por la arquitectura y el diseño", además de cuestiones de estilo de vida, ropa y diseño, ha subrayado Colomina, que ha admitido que la publicación trata como un objeto a mujeres, pero también a hombres.

El ámbito 'Sexografías' ofrece un "mapa de las pasiones contemporáneas" a través de piezas de arquitectos y artistas como Bernard Tschumi, ecoLogicStudio, Danli Wang, Pol Esteve y Marc Navarro y descubre espacios públicos codificados para el sexo, como parques, calles y baños públicos.

27.10.16

Donan una gran colección de arte latinoamericano al MoMA

Vía El Clarín, 17/10/16.

Donan una gran colección de arte latinoamericano al MoMA

Son 102 obras pertenecientes a Patricia Cisneros

De origen venezolano, la benefactora crea además un centro de estudios críticos en el gran museo neoyorquino.

Por Ana Maria Battistozzi


Alejandro Xul Solar, Pan Game and Marionette I Ching, c. 1945. Gift of Patricia Phelps de Cisneros, through the Latin American and Caribbean Fund, in honor of Agnes Gund.

Con la imagen una obra del argentino Raúl Lozza proyectada a sus espaldas, el director del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), Glenn Lowry, subió al estrado del auditorio ayer por la mañana para una presentación de alto impacto para el arte y latinoamericano. “Tengo el placer de anunciarles –dijo a los presentes y a muchos que lo seguían por streaming desde distintos países de la región– la donación de más de cien piezas de arte moderno latinoamericano de la Colección Patricia Phelps de Cisneros. El aplauso no se hizo esperar aunque aún faltaba otro anuncio: la creación y radicación del Instituto de Investigación Patricia Phelps de Cisneros para el Arte Latinoamericano que se radicará en el MoMA, dedicado al estudio e interpretación del arte moderno y contemporáneo de la región.

Patricia Phelps de Cisneros es considerada una de las figuras que mayor contribución ha realizado al conocimiento y visibilidad del arte latinoamericano en los Estados Unidos en las últimas décadas.

La donación de su familia abarca un conjunto de 102 piezas –pinturas, esculturas y obras en papel– realizadas entre las décadas del 40 y 90 del siglo pasado. El aporte de esta colección es fundamental por la importancia que le concedió desde su formación a la herencia constructivista y la tradición geométrica, al arte concreto, neoconcreto y cinético de Brasil, el Río de la Plata y Venezuela. Entre los artistas incluidos se destacan los brasileños Lygia Clark, Hélio Oiticica, Lygia Pape; los venezolanos Jesús Rafael Soto, Gego y Alejandro Otero. Entre los argentinos, Alfredo Hlito, Raúl Lozza, Tomás Maldonado, Juan Melé, Juan Molenberg, Lidy Prati y Xul Solar. Muchos de estos artistas ingresan al patrimonio del MoMA por primera vez y por esta vía lo que da cuenta de la relevancia y el prestigio que reviste esta colección. Se trata, según se la presentó ayer, de una donación sin precedentes en la historia del arte latinoamericano, que contribuye a su integración a la narrativa del arte moderno de un modo ampliado.

Parte del conjunto que ingresa ahora al MoMA integró la muestra The Geometry of Hope, que en 2007 partió de una investigación que se llevó a cabo y se exhibió en ámbitos académicos como el Blanton Museum de la Universidad de Austin, Texas, y la Grey Gallery de la Universidad de Nueva York. Con esta incorporación se amplía aun más la estrecha visión de la modernidad latinoamericana que por largo tiempo mantuvo el MoMA, dentro de las acotadas adquisiciones que realizó el primer director, Alfred Barr Jr., y que estaba limitada a la relación con México –particularmente los muralistas– y algunas figuras del Caribe, como Wilfredo Lam. Este proceso de ampliación de horizontes tiene otro interesante antecedente que casualmente también se vio en el MoMA en 2007. Se trata de la muestra que curó Luis Pérez Oramas, que se llamó Nuevas perspectivas del Arte Latinoamericano 1930- 2006 e incluía adquisiciones recientes, muchas propuestas desde el departamento de dibujo de la institución.

Actualmente, la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York, incluye más de 5.000 obras de artistas latinoamericanos. A partir de junio del próximo año, según se dijo ayer, estas actividades permitirán poner en valor el arte de la región a través de una de las mayores plataformas para el arte moderno a nivel global.

De la ilusión al rechazo: la fallida relación de Le Corbusier con América del Sur. 4 de noviembre - 22 de enero de 2017 / MAC Parque Forestal

Vía La Tercera.

De la ilusión al rechazo: la fallida relación de Le Corbusier con América del Sur

Por Denisse Espinoza A.



El padre de la arquitectura moderna intentó hacer varios proyectos en la región, incluidas dos residencias en Santiago y un nuevo plan urbano para Chillán, pero lo único que logró fue la casa Curutchet en La Plata, Argentina. Una muestra en el MAC reúne, desde el 4 de noviembre, planos y dibujos inéditos de 12 de estas ideas que fueron un dolor de cabeza para el francés.

Venía para “hacerse la América”. Tal como lo pensaron los primeros navegantes y exploradores que buscaban nuevos rumbos y riquezas, el arquitecto nacido con el nombre de Charles-Edouard Jeanneret (1885-1965), pero conocido mundialmente como Le Corbusier, veía en el joven continente americano un potencial refugio para sus ideas modernistas, las que aún no habían logrado pleno desarrollo en Europa. Era 1929 y aunque el francés había construido poco, sus diseños ya revolucionaban y sorprendían a la escena arquitectónica mundial.

Ese año hizo su primer viaje al continente: dictó un ciclo de conferencias en Buenos Aires, visitó Río de Janeiro, Asunción y Montevideo. Entre 1929 y 1962 volvió varias veces, 11 para ser exactos, viajó a Bogotá donde proyectó un plan urbano y para Brasil diseñó el edificio del Ministerio de Educación y la Ciudad Universitaria de Río de Janeiro. Incluso hizo proyectos para países que nunca visitó, como Chile, donde proyectó dos casas, una en Zapallar para el diplomático Matías Errázuriz y un taller en Santiago Poniente para el arquitecto Roberto Dávila, quien trabajó para él en París, en 1932. De todo eso, nada se hizo; a excepción de la casa para el doctor Pedro Curutchet en La Plata, Argentina, que terminó siendo su única construcción en América Latina.

La relación fallida del arquitecto suizo, nacionalizado francés, con los países de la región es profundizada en la exposición Le Corbusier y el sur de América, que reúne planos, dibujos y otros documentos inéditos -la mayoría traídos desde la Fundación Le Corbusier en París- de 12 proyectos diseñados por el autor de la Villa Savoye y nunca realizados.

La muestra es organizada por la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. de Chile y curada por el arquitecto Maximiano Atria. “Le Corbusier llegó con la idea de encontrar un continente prometido, una región joven que estaría abierta a recibir la arquitectura moderna, a diferencia de Europa, que era un continente cazado por su pasado. Nada salió como él quería. Creo que la gran razón para la mayoría de los proyectos fue la inestabilidad política, el cambio de autoridades que echaron por la borda proyectos completos o pedían cambios una y otra vez. Al final fue en Chandigarh, India, el lugar donde hizo realidad su imaginario urbano”, cuenta el curador.

Más allá de los proyectos, Le Corbusier entabló vínculos con varios arquitectos latinoamericanos a quienes recibía en su oficina para que trabajaran entre tres y seis meses. Aunque nadie recibía paga, les bastaba con estar bajo las órdenes del arquitecto más influyente del mundo. Entre ellos hubo cuatro chilenos: Roberto Dávila en 1932, Roberto Matta en 1938, Emilio Duhart en 1952 y Guillermo Jullian de 1959 a 1965, quien se convirtió en el brazo derecho de Le Corbusier y heredaría su taller.

“El (Jullian) incluso fue jefe de su oficina en Venecia, cuando trabajaban en el diseño del hospital de esa ciudad. Jullian decía que Le Corbusier era una bestia, era muy duro y difícil, pero al mismo tiempo era un tipo muy generoso y sensible, y de hecho con él estableció una relación que no la tuvo con ningún otro colaborador”, cuenta Atria, quien trabajó con Guillermo Jullian cuando éste regresó a Chile en 2004, luego de una larga carrera académica en EEUU.

Buscado y rechazado

Entre los 12 proyectos que están en la muestra destacan la casa para la escritora argentina Victoria Ocampo, quien lo invitó a Buenos Aires en 1929, pero que terminó construyendo su residencia con los planos de otro arquitecto más tradicional; el Plan Director de Bogotá, ciudad a la que Le Corbusier viajó cinco veces a ver detalles y hacer cambios sin lograr frutos; una capilla funeraria en Venezuela que -se piensa- fue cancelada por temas políticos, debido a que era en homenaje al ex militar asesinado Carlos Delgado-Chalbaud; y la embajada de Francia en Brasilia, que estuvo a punto de ser desarrollada pero justo Le Corbusier falleció. “El proyecto lo heredó Jullian, quien se negó a hacer modificaciones al diseño de Le Corbusier. A cambio las autoridades brasileñas le pidieron que hiciera sus propios planos; esos sí se construyeron”, cuenta Atria.

La muestra contará además con ocho maquetas abstractas de algunos rasgos fundamentales de los proyectos, y tres videos: un documental sobre el viaje del 29 que se hizo en Argentina; uno con cápsulas de la arquitectura chilena inspirada en la obra de Le Corbusier, como la Villa Portales o la Cepal, obra de Emilio Duhart, y un video de 2005 de la Fundación Le Corbusier, con grabaciones hechas por él mismo con su cámara Super 8 de su viaje a Río de Janeiro en 1936. También se exhibirán algunas de las libretas de viaje del arquitecto, donde dibujaba los paisajes y personas que veía.

“Si bien no existe nada en común entre los diseños para América, sí hay una correlación con las obras que estaba haciendo en esas mismas épocas. No eran pensados como proyectos exóticos sino como parte de toda su obra. La Casa Ocampo es similar a otras casas hechas en Europa, y el taller de Dávila toma cosas de otro proyecto en Argelia. El siempre partía de su catálogo y reciclaba sus propios elementos típico. Además, él se reinventaba cada 10 años; lo que hizo en los 30 es totalmente diferente a lo que hizo en los 40 y los 50”, señala el curador.

“Pienso que él era consciente de que era objeto de conflicto permanente, y de alguna forma buscaba ganarse esa imagen del arquitecto incomprendido, que lucha contra todo. Su libro de cabecera era Don Quijote. Le gustaba presentarse como ‘el arquitecto al que todos rechazan’, aunque al mismo tiempo, todos lo buscaban porque era y sigue siendo el arquitecto más importante del siglo XX”.

26.10.16

Ideología animada: las disputas arquitectónicas de EEUU y la Unión Soviética

Vía La Tercera.

Ideología animada: chilenos exhiben las disputas arquitectónicas de EEUU y la Unión Soviética

El acero versus el hormigón armado no sólo representaron sistemas de construcción diferentes para ambas potencias. También fueron símbolos de sus ideologías, que a su vez se reflejaron en sus dibujos animados. Los ganadores del León de Plata en la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2014, exhiben ahora la investigación en la Trienal de Lisboa.

Autor: Denisse Espinoza



Popeye y Brutus colgados en los lados opuestos de una viga de acero a metros del suelo; Bugs Bunny camina sonámbulo sobre otra viga sin caer nunca, y Mickey Mouse corre a toda velocidad con una carretilla llena de ladrillos, cruzando de viga y viga, sin perder la sonrisa del rostro. En los años 30, Estados Unidos estaba orgulloso del sistema constructivo de sus primeros rascacielos, y así lo reflejaba en sus películas y dibujos animados. Mientras, la Unión Soviética exhibía sus efectivos paneles de hormigón en caricaturas similares, donde los personajes bailan y se trasladan sobre las inmensas estructuras.

El contraste ideológico, cultural y arquitectónico de ambos países enfrentados durante la Guerra Fría, se exhibe ahora en Coreografías: la exhibición del diseñador Hugo Palmarola y el arquitecto Pedro Alonso para la 4° Trienal de Arquitectura de Lisboa, que se desarrolla hasta el 11 de diciembre.

Ambos fueron reconocidos en 2014 con el León de Plata en la Bienal de Arquitectura de Venecia, gracias a una investigación sobre la KPD, una fábrica soviética de paneles de hormigón instalada en Chile durante la Unidad Popular. Ahora se embarcan en esta investigación que ya ha sido destacada por el diario británico The Guardian y la revista especializada Dezeen. La muestra consiste en dos videos proyectados simultáneamente y en loop, de caricaturas estadounidenses y soviéticas, donde se muestra la construcción con vigas de acero versus los paneles de hormigón armado.

“Para cada una de estas potencias fue muy importante enaltecer sus sistemas constructivos, que a su vez representan la fe de cada uno en los cimientos de su ideología. Los personajes animados hacen piruetas, bailan, caminan dormidos y se persiguen sin nunca caer. Hay una fe ciega de EEUU y la Unión Soviética en sus propias infraestructuras. Los EEUU pone en valor los rascacielos y su desarrollo del capitalismo, mientras la Unión Soviética simboliza el igualitarismo, con una estética cruda que retoma los principios del constructivismo”, explica Hugo Palmarola.

En el caso de EEUU, este tipo de comedias que utilizaba vigas de acero como elemento de humor partió en 1921, con la cinta Never Weaken del comediante Harold Lloyd, y luego fue replicada por los estudios animados para episodios de Mickey Mouse, Popeye, Porky, Mr. Magoo, Bugs Bunny, Tom and Jerry, etc.
La Unión Soviética, en tanto, empezó a utilizarlos a partir de la película Cheryomushki (1963), basada en una opereta de Shostakóvich, que hacía una apología del hormigón armado, heredada luego por otras animaciones desconocidas en Occidente, como The Story of a crime y I’ll get you. “En la medida que estas animaciones estaban dirigidas a un público general, y a los niños, estos sitios de construcción con coreografías de vigas y paneles eran también campos de batalla en la construcción de una cierta conciencia social hacia la política y la educación”, explican los chilenos.

Chilenos destacados

El evento portugués ha ganado atención al desplegarse por toda la ciudad en seis sedes diferentes, además de contar con importantes arquitectos como David Chiperfield y Rem Koolhaas en el mismo apartado en que lo hacen Palmarola y Alonso. Además de ellos, la chilena Cecilia Puga participa como jurado del Premio a la Trayectoria, otorgado a la oficina francesa Lacanton & Vassal; mientras que el Premio Debut, para oficinas emergentes, fue para la chilena UMWELT, de los arquitectos Arturo Scheidegger (1983) e Ignacio García Partarrieu (1984), ambos de la U. Católica. Tras competir contra 145 participantes, los chilenos se impusieron en el galardón -dotado de 5 mil euros- por “un corpus de obra que combina proyectos construidos con trabajos de investigación altamente relevantes (…) en los que el pensamiento y el rigor de la construcción impulsa la renovación del imaginario formal de la arquitectura”, señaló el jurado.

Abren la memoria de Juan Acha, pionero del arte latino

Vía Excelsior.

Para conmemorar el centenario de su natalicio, finalmente se tendrá acceso a los documentos que donó la familia del crítico peruano a la UNAM

Por Sonia Ávila


Foto: Sunny Quintero

CIUDAD DE MÉXICO.

Las bases de la teoría y la crítica del arte en América Latina, contenidas en un espacio: Proyecto Juan Acha. Es el archivo y la biblioteca del crítico peruano que documentan la práctica artística contemporánea de la segunda mitad del siglo XX. Mil 166 libros, mil 261 publicaciones periódicas, 40 tesis, tres mil 100 documentos de exposiciones, mil 350 fotografías y 250 folletos. Material que se abre a consulta pública en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco en el centenario del nacimiento de uno de los principales teóricos del arte latinoamericano.

Luego de un proceso de catalogación y conservación, y de asignar personal especializado, el archivo estará disponible para consulta general. Aunque Ander Azpiri Landa, subdirector académico del CCU Tlatelolco, advirtió: “No es una biblioteca general. Es un archivo especializado”. Se refiere a que el material responde al estudio que por más de cuatro décadas realizó Juan Acha (Sullana, Perú, 1916-Cd. de México, 1995) para teorizar sobre el arte en Latinoamérica. Los ejes temáticos tienen que ver con la circulación de la plástica: economía, cultura, medios de producción y distribución.

En sus estantes, que ocupan un espacio en la Unidad de Vinculación Artística del CCU, se conservan libros sobre filosofía, historia del arte, teoría sobre estética; catálogos y folletos de exposiciones de entre 1960 1980; publicaciones periódicas y material visual con el que Acha impartía clases en la UNAM y el INBA. “Si la gente piensa que es una biblioteca de temas básicos está mal. Es muy especializada para investigaciones puntuales de académicos”, añadió José Espitia, jefe del archivo.

Del acervo bibliográfico se pueden encontrar títulos como Del arte objetual al arte de concepto: Las artes plásticas desde 1960 de Simón Marchán, Ensayos de crítica cultural, 1964-1981 reunidos por Alfredo Chacón, Figuración y no figuración en el arte de Eduardo González Lanuza. En las publicaciones periódicas la revista LinkCritica de arte, editada en Río de Janeiro; una memoria del Simposio Da Bienal Latino Americana De Sao Paulo (1978) y el registro de las Jornadas de la Crítica en Argentina.

Además correspondencia con artistas y funcionarios culturales, fotografías de obras, libros de artistas y carteles de exposiciones complementan un acervo que registra el desarrollo conceptual del arte. Sobre todo entre las décadas 60 a 90, aunque Acha conservó curiosidades como libros de 1800. También se resguarda material de Perú. Ese que da cuenta de su labor en la promoción cultural, la difusión, el activismo social, la enseñanza e incluso en el periodismo cultural como sus colaboraciones en el suplemento cultural Diorama, de Excélsior.

En tiempos recientes se están haciendo nuevas revisiones sobre las aportaciones del arte desde Latinoamérica entre los 50 y 80, pero no es fenómeno único de México sino un fenómeno de revisión en toda Latinoamérica, y en ese contexto Acha es uno de los teóricos más importantes, más consultados. Así entendemos cómo su archivo es especializado, pues las aportaciones tienen que ver con la práctica profesional del arte, de los museos, del mercado de la producción”, apuntó Azpiri. Espera que con la apertura oficial, las consultas se multipliquen.

En textos de Acha se leen los primeros acercamientos a conceptos como curaduría, arte conceptual, obras en proceso, artista de archivo, arte popular o hapenning. Términos que, si bien hoy se usan de manera cotidiana, el crítico peruano fue de los primeros en teorizar. Sus reflexiones pioneras entorno a la educación artística y el sistema productivo de las artes sentaron las bases del arte contemporáneo.
Donación a la UNAM

En busca de un espacio para conservar y difundir el material, Mahia Biblos Boskües, esposa del teórico, donó los cerca de 13 mil objetos a la UNAM. Luego de su estancia en la Academia de San Carlos sin ningún éxito, el material llegó en 2009 a Tlatelolco. Y si bien se inició un proceso de catalogación para atender consultas públicas, en realidad la biblioteca recibía un público compacto.

No se puede abrir a la investigación un archivo que está en bruto, tiene que haber procesos y estábamos en eso. Siempre ha habido personal para atender al público. Ahora de fijo están tres personas y lo que hicimos en estos últimos tres años fue una catalogación pero no sólo en cuestión técnica sino conceptual”, abundó el coordinador.

Se trata de asignar una identificación al material además de convertirlo en un motor para buscar información desde el sistema de bibliotecas de la UNAM. El acervo de libros está catalogado al cien por ciento, y se trabaja en terminar los catálogos de exposiciones, literatura gris y correspondencia. Material que también se puede consultar con previa cita.

El siguiente paso es la digitalización, y ya está en planes como parte de un proyecto en el Seminario del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM. “La digitalización implica cuestiones de catalogación de archivo digitales y eso conceptualmente es un debate”, acotó al señalar que el Proyecto Juan Acha es parte de un “plan estratégico 2016-2019” del CCU Tlatelolco, lo que garantiza su protección tres años más.

Azpiri detalló que, después de la catalogación, el material se sometió a proceso de conservación y prevención de daños. “No venía en malas condiciones, sólo a algunos libros se les hizo trabajos de restauración y a los carteles de conservación”. Ahora todo el material está en condiciones de humedad e iluminación controlada, y las cartas, fotografías y carteles se conservan en guardapolvos y cajas especiales.

La apertura del archivo se hará en el marco del Coloquio internacional Juan Acha que organiza la UNAM en colaboración con el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas, del 26 al 28 de octubre. Una de las actividades del programa Juan Acha 100, que conmemora el centenario del natalicio del también profesor.

Seminario de Investigación en Arquitectura, Magíster en Arquitectura / Escuela Arq. / Univ. Católica del Norte.

Magíster en Arquitectura / Escuela Arq. / Univ. Católica del Norte.

Seminario de Investigación en Arquitectura



Viernes 28 de octubre de 2016 /Lugar: Sala ÁS (Ángela Schweitzer)

9:45 / 11:30 hrs: Modera Claudio Galeno

Carlos Miranda
La representación del proyecto como crítica arquitectónica, el caso de Giovanni Battista Piranesi.

Augusto Angelini
Grillas Racionales: la influencia de la estructura reticular en la Arquitectura Moderna y Contemporánea.

Claudio Galeno-Ibaceta
Entre ruinas y pabellones: primeros devenires de una arquitectura latinoamericana en torno a las Exposiciones Universales

Valeska Cerda
Pérdida del vacío espacial público de los edificios modernos habitacionales, Antofagasta

Ronda de preguntas
11:30/11:45 Café

11:45 / 13:00 hrs.: Modera: Massimo Palme

Claudio Ostria
Desarme y traslado de casas patrimoniales en Antofagasta

Massimo Palme
Isla de calor urbana en ciudades de la costa pacífica de América del Sur: estudios de simulación en Chile, Perú y Ecuador.

José Guerra
Hábitat sustentable en comunidades aisladas en el litoral del desierto de Atacama: Caso de aplicación en la Caleta Constitución, Antofagasta, Chile

Preguntas

Fin de jornada.

2.10.16

Falleció el arquitecto Héctor Valdés Philips

El viernes 30 de septiembre falleció el destacado arquitecto chileno Héctor Valdés Phillips, uno de los socios de la destacada oficina de arquitectura Bresciani Valdés Castillo y Huidobro.


Conjunto Estadio en Arica publicado en la revista británica Architectural Design.

Los edificios que diseñaron juntos obtuvieron reconocimiento internacional, siendo publicado en importantes libros y revistas nacionales y extranjeras.

En el norte de Chile desarrollaron una parte importante de sus proyectos. En Arica realizaron la Población Chinchorro, el conjunto habitacional Estadio, el Estadio Carlos Dittborn, el Casino y el edificio Sudamericana de Vapores. En Iquique el conjunto Caranpangue. En Tocopilla el edificio Caja de Previsión de Carabineros. Para Antofagasta diseñaron el edificio del Servicio de Seguro Social, la Universidad Técnica de Estado y las viviendas para la compañía Anglo Lautaro. En Chañaral levantaron la destacada Hostería de HONSA.

Por el deceso, una serie de noticias han sido publicadas en la la prensa y en sitios web:

Colegio de Arquitectos de Chile: A los 98 años fallece el destacado arquitecto Héctor Valdés Phillips

Plataforma Arquitectura: Fallece Héctor Valdés, arquitecto histórico del movimiento moderno en Chile

Las Últimas Noticias: Héctor Valdés fue premio nacional de arquitectura. Falleció uno de los arquitectos de las Torres de Tajamar.

MoMA launches comprehensive online exhibition history

Vía Artdaily.


Latin American Architecture Since 1945. © MoMA.

NEW YORK, NY.- The Museum of Modern Art announces the release of an extensive digital archive accessible to historians, students, artists, and anyone concerned with modern and contemporary art: a comprehensive account of the Museum’s exhibitions from its founding, in 1929, to today. This new digital archive, which will continue to grow as materials become available, is now accessible on MoMA’s website, at http://moma.org/calendar/exhibitions/history.

Providing an unparalleled history of the Museum’s presentation of modern and contemporary art on a widely available platform, the project features over 3,500 exhibitions, illustrated by primary documents such as installation photographs, press releases, checklists, and catalogues, as well as lists of included artists. By making these unique resources available at no charge, the exhibition history digital archive directly aligns with the Museum’s mission of encouraging an ever-deeper understanding of modern and contemporary art and fostering scholarship.

“The Museum of Modern Art has played a crucial role in the development of an audience for modern and contemporary art for nearly 90 years,” said MoMA Director Glenn D. Lowry. “In making these materials freely available, we hope not only to foster and enable scholarship, but also to encourage a wider interest in this important chapter of art history that the Museum represents.”

The exhibition history project was initiated and overseen by Michelle Elligott, Chief of Archives, and Fiona Romeo, Director of Digital Content and Strategy, The Museum of Modern Art. Over the course of the last two-and-a-half years, three MoMA archivists integrated over 22,000 folders of exhibition records dating from 1929 to 1989 from its registrar and curatorial departments, performed preservation measures, vetted the contents, and created detailed descriptions of the records for each exhibition.

The digital archive can be freely searched, or browsed in a more structured way by time period or exhibition type. Each entry includes a list of all known artists featured in the exhibition. Artist pages likewise list all of the exhibitions that have included that artist, along with any of their works in MoMA’s collection online. The index of artists participating in Museum exhibitions now includes more than 20,000 unique names.

The Archives pages on moma.org now also include a list of the heads of each curatorial department since the Museum’s founding.

The underlying data has also been shared on GitHub (github.com), completing a trilogy of Museum of Modern Art datasets covering artworks, artists, and exhibitions dating 1929 to 1989. This data is in the public domain and can be sorted and analyzed, enabling one to, for example, search an artist's name to determine the number of exhibitions that have included their works, compile a list of exhibitions organized by a specific curator, or determine the frequency with which an artist has been exhibited at the Museum.

Depending on the archival resources available, an exhibition page may include installation photographs, an annotated exhibition checklist, multiple press releases, the full exhibition catalogue, and the list of participating artists. Special subsites created for MoMA exhibitions—the first of which was for Mutant Materials in 1995—are also included, as are slideshows, videos, and commissioned essays.

Among the landmark exhibitions that now feature the full complement of materials is Bauhaus 1919–1928, an expansive 1939 presentation organized by Herbert Bayer that was dedicated to the influential German school of art and design, five years after it was closed by local Nazi agencies. Other comprehensive pages include those for Eight Automobiles, the first in a series of auto shows in The Abby Aldrich Rockefeller Sculpture Garden, organized by Philip Johnson in 1951, and the 1980 blockbuster Pablo Picasso: A Retrospective, organized by Dominique Bozo and William S. Rubin. Among the exceptionally rich exhibition pages are those for the 1934 exhibition Machine Art, organized by Philip Johnson, and the renowned 1970 Information exhibition organized by MoMA curator Kynaston McShine.

As part of this project, exhibition catalogues were newly digitized. Beginning with the catalogue for the Museum’s very first exhibition, Cézanne, Gauguin, Seurat, Van Gogh, in 1929, the 800 catalogues now online offer decades of art historical expertise and the voices of curators and other figures, on topics ranging from architecture, design, painting, sculpture, drawing, and photography to media and performance art. Included are Modern Architecture (1932), which introduced the term “International Style”; Cubism and Abstract Art (1936), which established the terms through which whole generations approached modernist abstraction; Fluxus: Selections from the Gilbert and Lila Silverman Collection (1988-1989); and many others. Out-of-print book titles are generally accessible; current in-print titles are featured with excerpts and links to purchase the books.

“The project was conceived as a living archive rather than a one-off Web publication,” said Ms. Romeo. “It will be continually updated, with new and forthcoming exhibitions appearing in the history as soon as they’re added to the calendar on MoMA’s website. Additional primary documents will be added as they’re processed.”

Processing of the exhibition history archives was generously funded by the Leon Levy Foundation, which has also committed to underwriting the processing of additional records, from 1990 to 2000, over the next three years.

Ms. Elligott stated, “We are enormously grateful to the Leon Levy Foundation for their visionary support of this innovative project, which has created new resources that unlock access to documents and information about the Museum’s illustrious history of exhibitions. By exposing the unique and vital documents concerning these exhibitions, we strive to enhance and broaden the field of scholarship and to bring to the fore the many known and unknown stories in the Museum’s ever-evolving history.”

Future phases of the project will include thousands of film series presented by MoMA’s Department of Film over its 80-year history, a history of performance at MoMA and MoMA PS1, and the exhibition history of MoMA PS1.

Brasil abre una bienal de arte con tanta carga política como espiritual

Vía El País.

La trigésimo segunda edición muestra en São Paulo su versión más ecológica

Camila Moraes


La artista Iza Tarasewicz durante el montaje de la Bienal de São Paulo. Leo Eloy stúdio Garagem / Fundação Bienal de São Paulo

A la nueva edición de la Bienal de São Paulo, el festival de arte internacional que se celebra en la mayor ciudad brasileña, la recibe un mensaje escrito en una cabaña indígena: “Omame también es artista. Omame es artista del mundo entero. Omame es creador de todo lo que existe”. El texto es de David Kopenaway, chamán, líder de los yanomamis, un pueblo de indígenas aislado en el Amazonas, y autor de La chute du ciel ("La caída del cielo"); y avisa de que en los próximos tres meses de exposiciones, habrá 340 obras de 81 artistas o colectivos de 32 países intentando unir el cielo con la tierra. El tema central de esta edición, la trigésimo segunda, gira en torno a las incertidumbres de la vida, que es todo lo que necesita el arte para existir, y en la actualidad no son pocas: el mundo vive sumido en la inestabilidad, obsesionado por la política y preocupado por la ecología. Normal que busquen paz en la espiritualidad.

Jochen Volz, comisario jefe, asegura que lo que quiere esta Bienal —la más verde hasta la fecha— es celebrar el arte como lugar de resistencia y transformación, algo que vaya más allá de un panorama gris. "Comenzamos a trabajar en este proyecto en 2014, año en el que vimos un buen número de publicaciones sobre el fin del mundo tal como lo conocemos. Necesitamos pensar en el futuro de otra forma", explica este. Y esto era importante para la Bienal porque, según Volz, debe de funcionar como una "plataforma de experimentos".

En esta ocasión se experimenta con las tensiones entre lo natural y lo artificial, entre lo mortal y lo etéreo. Por ejemplo, todo el espacio que ocupa esta Bienal, en el enorme Parque de Ibirapuera, ha sido diseñado como un único jardín, sin jerarquías ni divisiones. Se empieza en lo natural, en un trayecto que comienza en un bosque de esculturas de madera de Frans Krajcberg, un artista ecologista polaco de 95 años que vive en el Estado brasileño de Bahía desde la década de 1970. Se llega después a Ágora: OcaTaperaTerreiro, una oca (cabaña indígena) creada por Bene Fonteles.

Lo único que está separado son los vídeos, por motivos obvios. Pero se unen a la exposición en tanto que también dan para quedarse un buen rato pensando cómo puede ser que los humanos, que somos un producto natural, nos sintamos artificiales ante la naturaleza. En O peixe (El pez, 2016), de Jonathas de Andrade, unos pescadores abrazan a sus peces hasta dirigirlos a la muerte; del vídeo editado en Everything and More ("Todo y más", 2015), la estadounidense Rachel Rose muestra la Tierra retratada por un astronauta. En forma de nosotros (2016) invita a imaginar los espacios moldeados por una bailarina. En Hell Yeah We Fuck Die (2016: son las palabras más usadas en los títulos de películas del pop), de Hito Steyerl, se ve a varios robots maltratados en pruebas.

Es difícil no sentir que algo está a punto de desmoronarse. Esto lo representa muy bien Chão ("Suelo"): una superficie de 627 metros cuadrados cubierta de tacos de madera con muelles en algunas partes, que el visitante puede recorrer para sentir inestabilidad al caminar y desconfiar del paisaje.

Porque no todo va a ser abstracto. En esta Bienal, pensar un país y un mundo mejores pasa necesariamente por llamar a la acción, como grita la Oficina de Imaginação Política (taller de imaginación política) que se mantendrá activo durante los tres meses de muestra, y también una serie de intervenciones espontáneas de artistas contra Michel Temer. El nuevo presidente, que asumió el cargo tras la polémica destitución de Dilma Rousseff a finales de agosto, ha sido el objeto de los mayores pasos a la acción. Ahí están, continuos, los gritos de “Fuera Temer” en el parque Ibirapuera. En Brasil, como en el mundo, como en la vida, la incertidumbre está lejos de acabar.

29.9.16

Jóvenes antofagastinos diseñaron vivienda económica y sustentable para el concurso Construye Solar

Vía El Mercurio de Antofagasta.



PROYECTO. Universitarios están en la búsqueda de auspiciadores para comenzar su construcción.

Por Antonella Casali Allende

"Vivienda galería" es uno de los 10 proyectos seleccionado del concurso "Construye Solar", organizado por la Ruta Solar y el ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) que invita a universidades nacionales y latinoamericanas a realizar prototipos de viviendas económicas sustentables.

El proyecto a cargo de los estudiantes de Arquitectura de la UCN, Gustavo Contreras, Constanza Quijada y Gabriella Massardo, se encuentra en una segunda etapa de competición la cual consiste en la búsqueda de auspiciadores para iniciar la construcción de la obra que se exhibirá en el Parque O'Higgins de Santiago en abril del próximo año.

"Estamos en la profundización de todos los aspectos del proyecto, definiendo los materiales y viendo como conseguirlos, ya sea comprándolos o con empresas constructoras que nos puedan aportar con materiales para así completar todo el monto que requiere la vivienda", cuenta Contreras.

Agregó que su participación dentro del certamen fue motivada por los profesores, que habían concursado anteriormente con otra generación de estudiantes pero sin los resultados esperados.

Ahora -dice Contreras- la relevancia que tiene este diseño "es que no es sólo un proyecto para concursar, además está relacionado con nuestro proyecto de título, teniendo la doble connotación de participar pero también de sacar un proyecto de título real", explicó.

Diseño

El inmueble diseñado por los estudiantes antofagastinos se caracteriza por su forma compacta y una doble altura que busca responder demandas ambientales, sociales e incluso económicas para las familias chilenas, entregando soporte físico y la posibilidad de futuras ampliaciones.

Esta vivienda cuenta con los espacios básicos como baño, dormitorios y cocina-estar, sin embargo, cuenta con la particularidad de un muro servidor, que permitirá mover y plegar tabiques, mobiliarios, en otros elementos que darán paso a transformaciones de ambientes dentro de la misma casa.

Así, podrá pasarse de un dormitorio a una sala de lectura o de la ampliación de una sala de estar en los momentos en que uno de los dormitorios no se use como tal y de esta manera contrarrestar el problema que afecta a la familias de Chile en cuanto al poco espacio con las que cuentan las viviendas sociales.

Según explicaron, la sostenibilidad de la obra se enfoca en tres puntos que son el consumo de agua, electricidad y calefacción, los cuales se ven reflejados en el boceto del proyecto. Cuenta con una cubierta mariposa que se encargará de captar el agua proveniente de lluvias para reutilizarlas en tareas domésticas, a su vez, su posición inclinada servirá como soporte para los paneles fotovoltaicos para el termosolar (calentador de agua).

Concurso

La iniciativa de "Construye solar" busca generar nuevas capacidades dentro del rubro de la construcción sustentable para concientizar a los ciudadanos sobre los beneficios económicos y medioambientales que pueden ofrecer este tipo de diseños arquitectónicos.

"Actualmente no se ha hablado mucho de cual sería el premio de la vivienda en sí, pero si esto es un buen aporte en cuanto a nuestro currículum y la posibilidad de vender éste modelo. Es decir, si hay alguna empresa constructora que se interese por generar estas viviendas en algún lugar, se puede realizar y eso ya no da un plus", aseguró Contreras.

Estudio para habilitar Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta

Vía La Estrella de Antofagasta, 3 de septiembre de 2016.



Hace cinco años que la Universidad de Antofagasta (UA) ha tenido como anhelo contar con un hospital clínico universitario que permita entregar un beneficio a la comunidad.

Tomando aquello como premisa, realizaron una serie de gestiones con el Ministerio de Salud, logrando el compromiso de obtener en comodato, por cincuenta años, el actual Hospital Regional una vez que se haya inaugurado el nuevo centro asistencial ubicado en el sector norte.

La casa de estudios ya inició el proceso para llegar a la formulación del proyecto denominado, "Habilitación Hospital Regional para Hospital Clínico UA", partiendo por la solicitud de recursos para concretar un estudio de pre factibilidad, el cual fue aprobado por el Consejo Regional por 86 millones de pesos, lo cual permitirá determinar costos y alcances técnicos de las posteriores etapas de diseño y ejecución.

Esta habilitación descongestionaría las atenciones, ya que según datos del Servicio de Salud, la lista de espera de consulta médica de este año asciende a 18 mil personas en toda la región.

Cuatro proyectos priorizados de Calama PLUS presentan importantes avances

Vía Portal Minero.



Iniciativas se encuentran en diferentes etapas de desarrollo y fueron dadas a conocer a los integrantes del Consorcio.

Miércoles 28 de Septiembre de 2016.- A paso firme están avanzando 4 proyectos priorizados, que forman parte de la cartera de iniciativas del Plan de Desarrollo Urbano Sustentable de Calama, Calama PLUS, los que fueron desarrollados y presentados por la Dirección Ejecutiva de la entidad a los integrantes del Consorcio, en la última reunión realizada en el mes de septiembre.

Dos de las iniciativas priorizadas que presentan avances y que se encuentran en el ámbito de las Zonas de Estándar Urbano Superior (ZEUS), específicamente el de espacios públicos del Plan, son el Centro de Entrenamiento de Atletismo de Calama y el Estadio Techado, proyectos que finalizaron sus respectivos estudios de perfil y que ahora comienzan una nueva etapa, también a cargo del equipo de proyectos de la Dirección Ejecutiva de Calama PLUS, grupo que está trabajando en el desarrollo de los diseños arquitectónicos de cada una de las iniciativas. Etapas que se concretan gracias al importante aporte de la empresa socia KOMATSU Cummins, bajo la visión de “Calama, ciudad de alto rendimiento deportivo en altura” y los requerimientos de nuevos y mejores espacios para otro tipo de actividades de encuentro y esparcimiento.

ZEUS BARRIOS

El Complejo Educacional Valentín Letelier y el Complejo Educacional Minera América, son los otros dos proyectos priorizados que presentan avances, y que se encuentran dentro del eje de los ZEUS Barrios. En el caso, de la Escuela Valentín Letelier, la iniciativa está en proceso de licitación de la etapa de diseño de arquitectura, esto tras la firma del convenio entre CODELCO, empresa que financia la etapa de diseño, y la Dirección de Arquitectura del MOP Antofagasta, unidad técnica de la iniciativa.

Mientras que tras ser ingresado al Sistema Nacional de Inversiones (SNI) el perfil del proyecto del Complejo Educacional Minero América, el equipo de proyectos de la Dirección Ejecutiva de Calama PLUS, está en el proceso de responder las observaciones realizadas por la Seremi de Desarrollo Social al estudio presentado, en un trabajo conjunto con la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Calama, sostenedora del establecimiento.

De esta manera, la Dirección Ejecutiva de Calama PLUS, sigue avanzando paso a paso con cada una de las iniciativas priorizadas por la comunidad, así lo dio a conocer la Directora, Alejandra Álvarez, quien manifestó que “sentimos como equipo gran satisfacción por el avance alcanzado en estas iniciativas, que si bien, no está plasmado en obras, ciertamente podemos decir que con los antecedentes entregados estamos en buen pie para pensar en financiamiento para la construcción de infraestructura pública, de alto valor ciudadano. Ahora los esfuerzos están en dar continuidad a los proyectos mencionados y potenciar las otras iniciativas que forman parte de Calama PLUS y que están en diferentes etapas de desarrollo”.

La ciudad está cambiando y para esta transformación se ha contado con el apoyo de la comunidad activa y participativa en cada una de las iniciativas del Plan de Desarrollo Urbano Sustentable y con el compromiso de quienes forman parte del Consorcio Calama PLUS, alianza público – privada.

Calama Plus

22.9.16

“Una ciudad viva siempre está en construcción”. Jan Gehl entrevistado por Anatxu Zabalbeascoa.

Vía El País Semanal.

Este danés es una estrella de la arquitectura mundial que defiende con su obra la sostenibilidad de las grandes metrópolis. Artífice de desafíos como peatonalizar Broadway, en Nueva York, ha convertido en cruzada su defensa de un urbanismo donde las personas, y no los automóviles, tomen las calles.

Miércoles 14 de septiembre de 2016


Vistas de la calle Broadway a su paso por Times Square después de la peatonalización impulsada en 2009 por Jan Gehl. Fotografía de Jan Gehl Studio

En la última década, el urbanista Jan Gehl y su equipo de 50 arquitectos han retirado los coches del centro de Moscú, Melbourne o Shanghái. El pabellón danés de la vigente edición de la Bienal de Venecia, dedicado a la dimensión humana en la arquitectura, ha rendido homenaje al autor de más de 30 libros que defienden la reconquista ciudadana de las calles

El despacho de Gehl Architects en Copenhague ocupa un piso alto en un edificio antiguo. En el patio se acumulan las bicicletas. Tras las escaleras de madera, mobiliario danés, transparencia y luz, aunque parezca imposible con la lluvia azotando la calle. En una de las aulas, cerrada por un tabique de vidrio, está reunido Gehl. A punto de cumplir 80 años, maneja su tableta como un adolescente. En torno a la mesa, un grupo numeroso tiene que sentarse en dos filas. Sonríen. La media de edad no supera los 25 años. Sé que la reunión ha concluido porque todos aplauden.

¿Sus reuniones siempre terminan así? Claro [carcajada]. Son universitarios. Han venido a escuchar mi defensa de la gente en la calle.

Con lo acelerada que se ha vuelto nuestra vida, ¿todavía podemos ser una sociedad que camina? El Homo sapiens camina. Una persona que no lo hace está incompleta. La OMS recomienda que las ciudades sean transitables. La falta de ejercicio es uno de los mayores problemas de salud en el mundo. Mayor que el tabaco hace dos décadas. Caminar es sostenible en todos los sentidos. El coche tiene los días contados en la ciudad.

¿Usted cómo se mueve? En bicicleta.

¿Con 80 años? Mi mujer también. Vamos a nuestro ritmo. Y cuando salimos a cenar nos podemos tomar una segunda copa de vino. El coche era una tecnología inteligente hace casi cien años. Pero a medida que las ciudades se densifican –y no hay otro crecimiento posible– se convierte en un estorbo. En el siglo XXI, en ciudades con 10, 20 y hasta 30 millones de personas urge encontrar algo más inteligente: una combinación de piernas, bicicletas y transporte público.
¿Por qué cuesta convencer a políticos y ciudadanos? Caminar es la manera más agradable de moverse por una ciudad, pero exige ir despacio. Yo digo que no pierdes el tiempo, ganas la vida.

¿Cómo empezó a reivindicarlo? En los sesenta viajé a Italia para ver cómo utilizaban el espacio público. Las calles servían para ir de un lugar a otro, para quedarse en ellas.

En Italia no vio pasado, sino futuro. Exacto.

En los cincuenta, cuando estudió, formaban a los arquitectos para ser modernos. Sí, para hacer rascacielos, vivienda en la periferia. Brasilia era el modelo. Ser moderno era moverse en coche. Y cuestionar el pasado.

¿Cualquier ideal que desprecia todo lo anterior es sospechoso? La modernidad no trató bien a la gente. Dijeron que iban a hacer viviendas dignas para todos, pero los enviaron al suburbio. Lo mismo que hacen ahora en China: los sacan del campo, los meten en una torre y les dicen que van a ser felices teniendo agua corriente. ¿Qué más tienen?

Su mujer, que es psicóloga, le hizo ver que la modernidad no funcionaba para las personas. Sí. Ingrid hacía preguntas que nos costaba responder cuando mis amigos de la escuela de arquitectura venían a casa.

¿Qué preguntaba? ¿Por qué no os interesa la gente?

¿Qué le contestaban? Nos dimos cuenta de que los edificios se retrataban antes de la inauguración o de madrugada para que no hubiera nadie estropeando la foto. El urbanismo se había separado de las ciencias sociales. Ellos sabían mucho de gente y nosotros de edificios, pero no los relacionábamos al pensar la ciudad. Por eso elegí este campo.

En los sesenta, esas reivindicaciones se pusieron de moda. Una moda minoritaria que no se enseñaba en la universidad. La primera en dar la voz de alarma fue una mujer: Jane Jacobs. En 1961 se opuso a los modernos y a los conductores neoyorquinos reivindicando el barrio, pero para lograr que Broadway fuera peatonal tuvimos que esperar a 2009.

Denuncia lo que ocurre en China, pero trabaja allí. Todos mis libros han sido traducidos al chino, pero desgraciadamente no parece que hayan tenido tiempo de leerlos.

¿Qué ocurre allí? Han vivido un cambio social radical, la llegada masiva a las ciudades con una economía mejorada. Han tenido que construir rápidamente vivienda para 150 millones de personas y lo han hecho en serie. Lo pagarán caro. Han transformado a millones de jóvenes agricultores en consumidores y les han dado una casa con agua corriente, pero vivir no es solo tener un piso. La vida es lo que rodea el piso. En algunos lugares han empezado a cuestionar la ciudad moderna y tratan de construir de otra manera. Por lo menos se hacen preguntas. Ese es el principio.

¿Cuál ha sido su consejo para mejorar Shanghái? Ha sido fácil porque el trazado estaba hecho pensando en la gente. Era cuestión de limpiarlo de coches, y la gente ha reconquistado la calle.

¿Cómo le puede decir a quien lleva siglos moviéndose en bicicleta que no ha llegado su momento de trasladarse en coche, que debe seguir pedaleando? En muchas ciudades chinas llegaron a prohibirlas. Pero ahora vuelven. El aire irrespirable que vemos en las noticias les ha llevado a pensar que estaban mejor con ellas. Han vivido nuestra evolución en apenas una década.

¿Hoy la bicicleta es el mejor transporte urbano para cualquier lugar? Sí, y las piernas. En sitios como Dubái puede hacer demasiado calor, pero en Singapur nos pidieron incrementar el uso de la bicicleta a pesar de sus 30 grados y su altísima humedad. No caben más carreteras y tienen que combinar trenes y bicis. Hace solo cinco años, en Moscú no veías ninguna, ahora están por todas partes.

¿Cuántas caben en una ciudad? No hay límite. Aquí el 45% de la población se mueve en bicicleta.

Ámsterdam parece invadida. Donde aparca un coche caben cinco bicicletas. Eso es buena economía del tráfico: más gente llega al centro, los comercios y los restaurantes.

No es un símbolo de estatus social, como el coche. Hubo un momento, en los sesenta, en que aquí también era importante la marca del coche, pero pasó. La bicicleta es una forma de vida.

Estamos en Escandinavia. Cuando yo era joven, esta ciudad estaba invadida por los coches que, efectivamente, eran símbolos de estatus.

¿Cómo se cambian los valores de los ciudadanos? En el momento en que se van los coches llegan el aire limpio y la vida a las calles. La mejora en la salud de la gente debería convencer a cualquiera. No puedo evitar ser optimista: he visto cambiar lo que parecía inamovible. Hace 10 años, en nuestro 45º aniversario de boda, mi mujer y yo fuimos a un restaurante en bicicleta y después comenzamos a pedalear para comprobar cómo se había transformado la ciudad. Al final de la noche habíamos recorrido 19 kilómetros. Cuando nos casamos, eso hubiera sido imposible. Cada día la ciudad mejora un poco. Eso educa a la ciudadanía, los ciudadanos deben querer el cambio. Uno debe enorgullecerse, no avergonzarse, de lo que deja a sus hijos.

¿Cuántas de las mejoras de Copenhague se deben a usted? Confío en haberme sonrojado. En la Escuela de Arquitectura de esta ciudad fuimos pioneros en el estudio y la defensa de la calle para la gente. La colaboración de los políticos fue clave. Cuando me retiré, la entonces alcaldesa me envió una carta en la que me decía que si los arquitectos no nos hubiéramos atrevido a plantear la salida de los coches, ellos no hubieran sabido hacer de Copenhague la ciudad más habitable del mundo [como ha sido sucesivamente elegida por la organización Cities for People].

¿Los problemas son siempre los mismos: oposición de los comerciantes, discusiones con los fabricantes de coches? Sí. En Copenhague yo preguntaba: ¿qué tipo de comerciante es usted? ¿No se da cuenta de que ahora hay más gente delante de su escaparate? Está probado que la circulación de personas, no de coches, favorece el comercio. Es fundamental documentar eso. Los ingenieros manejan datos sobre el tráfico de automóviles, pero apenas sobre el movimiento de las personas. Ese conocimiento es clave para negociar.

Su planteamiento no es invencible. Londres se le resistió. En Nueva York o en Moscú los alcaldes son fuertes y deciden el futuro de la ciudad. En Londres, con el poder de los 33 barrios, el alcalde es débil. Un tercio de la ciudad pertenece a la reina. Otro tercio es del duque de Westminster, y fue él quien nos llamó para mejorar los barrios de Mayfair y Belgravia, justo donde uno no esperaría ver una bicicleta.

¿Qué diría a quien opine que defender la ciudad del caminante es oponerse al progreso? Relacionar progreso y coche tiene que ver con la educación. Nuestra sociedad está orientada al tiempo libre. Hace 20 años, si preguntabas a alguien qué hacía en la ciudad, en el 99% de los casos te contestaba que comprar. Ahora el 80% dice que viene para estar aquí. Las ciudades atractivas para la gente tienen economías saneadas. Hay mucho dinero en el disfrute urbano.

En un mundo cada vez más digitalizado, ¿urge encontrarse en la calle? Eso es un mito. Los dos mundos, el virtual y el real, funcionan juntos. La gente se convocó a través del móvil, pero se reunió físicamente en la plaza de Tahrir, en El Cairo. Las plazas han cumplido un papel fundamental en la historia política.

De Copenhague a Nueva York o a Melbourne, ¿puede un modelo de ciudad funcionar en distintas culturas? De nuevo me remito al Homo sapiens como un animal caminante: es más lo que nos une que lo que nos distancia. Si estudia ciudades antiguas en Japón o América, todas tienen algo en común: fueron concebidas para el hombre. Si construimos acercándonos al cuerpo humano, la base será buena. Siempre fue así hasta que los modernos decidieron cuestionarlo todo.

Para salvar las ciudades no se necesita solo que la gente camine por las calles, sino también que pueda permitirse vivir en ellas. La gentrificación arruina la urbe haciéndola monotemática: los precios aumentan y solo un tipo de habitante puede permitirse vivir allí. Los urbanistas no podemos solucionar el problema porque no viene del urbanismo, sino del ámbito económico, y requiere decisiones políticas. Como estoy en contra de cualquier cosa que empeore la ciudad, creo necesario un porcentaje de vivienda social en todos los barrios.

¿Quién puede caminar en las ciudades? En algunos países equivale a jugarse la vida porque no hay ni aceras. El urbanismo para caminar y pedalear es más barato que cualquier otro, aunque las distancias exigen otros transportes. La posibilidad de cubrir andando incluso una larga distancia aumenta la calidad de vida urbana. Enrique Peñalosa, el alcalde de Bogotá, decidió invertir en el 80% que caminaba visto que durante años se había invertido en el 20% que se movía en coche. Para tener todos una vida mejor, debemos permitir que la gente sin recursos pueda moverse. Es fundamental facilitarles la circulación.

Peñalosa pavimentó aceras donde ni siquiera había carreteras. Cuanto más pobre es uno, más importante es el espacio público. La calle es el campo de juegos, el salón comunitario. Como política social para mejorar la vivienda hay que mejorar la ciudad.

¿La vida en la calle siempre es posible? Hay miedo y polución, pero lo peor son las urbanizaciones valladas. Procedo de una escuela contraria a ese tipo de vivienda que ocupa una manzana. Cuanto más poblada está la calle, más vigilada por los propios transeúntes y más segura. Es lógico que en una manzana donde solo hay una comunidad de vecinos y no hay comercio, la calle quede desierta. Y las calles desiertas dan miedo. Los niños están seguros en las urbanizaciones, pero ¿qué tipo de educación les das? ¿Para protegerse hay que aislarse? No se puede tener todo y hay que pensar en las consecuencias de nuestras elecciones. La manera más segura de vivir en la ciudad es con la gente en la calle. Mi hija Thora ha vivido en Guatemala y en Bogotá y ha educado a sus hijos en la calle.

¿Es usted un arquitecto de ideas más que de construcciones? Absolutamente, de ideas y de ideología.

Sin embargo, está cambiando las ciudades del mundo. Mucha gente sabe diseñar, es importante decidir qué hay que diseñar. Nosotros investigamos y proponemos. Luego hay un concurso para diseñarlo.

¿Por qué cree que la teórica del urbanismo Jane Jacobs no funcionó en los sesenta y está funcionando ahora? Faltaba madurez. El brillo deslumbra y la gente quería rapidez y novedad. Sin embargo, mientras ella protestaba en Nueva York, Copenhague empezaba a cerrar el paso a los coches.

¿Qué es peor para la ciudad: los coches o la globalización? Los coches son como una invasión de ratas: algo letal. La globalización es una invasión de la mente. En esta era podemos aprender maneras de solucionar los problemas en cinco continentes.

¿La terraza de un bar es un espacio público? Los espacios público-privados, como los centros comerciales, no son espacios públicos. Pero sentarse en la calle a mirar a la gente es uno de los placeres de la vida. A mí me gusta tomar café en la calle, pero hay que limitar las terrazas para que haya bancos donde se siente quien no pueda pagar el café. Eso hace una ciudad más real. Y más segura.

Por la neoyorquina Times Square pasan 100.000 personas al día. ¿Podría morir de éxito? La gente atrae a más gente. Hace poco me llamaron desesperados, se les había ocurrido volver a poner coches.

¿Y usted qué hizo? Escribí un ar­­tículo en The New York Times. Si la plaza de San Marcos en Venecia se quiere librar de las palomas, ¿quita las palomas o mueve la plaza? Hay que regular y ordenar, los problemas se transforman.

¿Una ciudad viva está siempre en construcción? Sí. Cuando algo no cambia, muere.

¿Cuánto cuestan sus proyectos? No cobro por compartir mis ideas. Si se me pide un consejo a medida, cobramos la tarifa de cualquier profesional. Lo que propongo es lo más barato que se puede hacer, pero necesita voluntad de cambio. Mi manera de ser un arquitecto decente es probar con las ciudades aparentemente más inamovibles, por eso Broadway marcó un hito. “If I can make it there, I’ll make it anywhere. It is up to you, New York, New York” [responde cantando a Frank Sinatra].

Trabaja en 30 países, ¿no es ya un arquitecto global, parte del star system? Claro que lo soy [carcajada]. Me lo tomo como una cruzada, una defensa de la presencia de las personas en las calles.

¿Es rico? No. Me ha preocupado más difundir lo que defiendo que el dinero. Pero mi vida es mejor que la de mis padres. Este año cumpliré 80 años. Llevo 50 investigando, 50 en la misma casa, 50 moviéndome en bici. Por eso viajo tanto: mismo barrio, mismo trabajo, misma mujer…