27.5.15

El Urnario del Cementerio del Norte en Montevideo, Uruguay, Nelson Bayardo

DEL CEMENTERIO DEL NORTE AL MOMA DE NUEVA YORK: LA HISTORIA DEL URNARIO MÁS FAMOSO from Camila Cibils on Vimeo.


En mayo del año 2014, el Urnario del Cementerio del Norte de Montevideo, del arquitecto Nelson Bayardo fue declarado monumento histórico. Una serie de notas de prensa aluden al tema:

El Ministerio de Educación y Cultura:

Declaración

Comisión del Patrimonio designa monumento histórico al urnario del Cementerio del Norte
El Ministerio de Educación y Cultura, la Intendencia de Montevideo, la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, la Facultad de Arquitectura y la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación convocan al acto de designación como Monumento Histórico Nacional al urnario del Cementerio del Norte.
El acto se llevará a cabo el próximo viernes 16 de mayo a la hora 11 en la Sala de Acuerdos de la Intendencia de Montevideo y estará enmarcado en los festejos de los 100 años de la fundación de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay.
Sobre el urnario
El Urnario del Cementerio del Norte de Montevideo (urnario 3) alberga hasta 18.000 urnas funerarias y tiene una altura cercana a los 10 metros. El urnario fue proyectado en 1959 por los funcionarios municipales Arq. Nelson Bayardo y José Tizze y tiene una inestimable valoración histórica, tanto por su calidad arquitectónica como por su significación social y cultural.
Recientemente la obra fue seleccionada para integrar la exposición “Latin America in Construction: Architecture 1955-1980” que se realizará en el año 2015 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). El equipo de especialistas encargado de la selección estuvo liderado por Barry Bergdoll, curador principal de Arquitectura y Diseño del MOMA.
EO/NU

En la Sociedad de Arquitectos del Uruguay:

URNARIO DEL CEMENTERIO DEL NORTE | Declarado de Interés Nacional
El 16 de mayo, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Intendencia de Montevideo, la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, la Facultad de Arquitectura y la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación declararon al Urnario del Cementerio del Norte como Monumento Histórico. En la ceremonia participó la Intendenta Ana Olivera acompañada por las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura, de la Comisión de Patrimonio, de FARQ y de SAU.
El Urnario es una obra del Arq. Nelson Bayardo, realizada entre los años 1960 y 1962. Este acto es un reconocimiento a la calidad de esta obra, un hito en la arquitectura uruguaya de mediados del siglo XX, y un merecido homenaje a su autor, destacado arquitecto y docente. Al realizar este reconocimiento el MEC destaca que esta obra expone los ideales universales de cambios sociales y económicos de su época, basada en el equilibrio entre la economía de medios expresivos y los económicos así como su actuación social que aúna el universalismo, la impronta local y la de su autor.
Esta obra fue seleccionada para participar en la exposición Latin America in construction: Architecture 1955-1980que se realizará el próximo año en el Muso de Arte Moderno de Nueva York.

19.5.15

La Sala Ercilla en el edificio del Centro Español

Un interesante artículo de Isidro Morales sobre el Centro Español de Antofagasta, que en su primer piso albergó la emblemática Sala Ercilla.

Vía El Mercurio de Antofagasta.

15.5.15

Con un aumento de recursos del 70%, nuevas líneas y mejor acceso, se presenta el Fondo del Patrimonio 2015

Vía Portal de Culto.



Con el fin de difundir el alcance y objetivo del Fondo del Patrimonio 2015, este jueves 7 de mayo en el Museo de la Educación Gabriela Mistral, se realizó la jornada de presentación de dicho fondo.

En esta versión, la iniciativa contará con un aumento de recursos del 70%  lo que se traduce en cerca de 2.500 millones de pesos, para financiar la realización de proyectos de recuperación, restauración y puesta en valor de inmuebles patrimoniales.

Ana Carolina Arriagada, directora regional de Cultura, señaló que “el aumento de recursos incrementará significativamente la cantidad de proyectos beneficiados, aportando, como Consejo de la Cultura, a una política que permita inversión y reactivación de la economía con proyectos de puesta en valor del patrimonio”.

Otra de las novedades de este año es que se ha mejorado el acceso al fondo, disminuyendo las barreras de entrada; es decir, los proyectos de menor envergadura tienen ahora más facilidades ya que fueron disminuidas las garantías necesarias. Además, el Fondo en su versión 2015 tiene una nueva focalización que se expresa en tres diferentes líneas que va a permitir diversificar los inmuebles, tipologías y generar una distribución territorial más equilibrada.

“Es importante recalcar que sacar adelante estos proyectos potencia el trabajo colaborativo, asociativo e interdisciplinario, considerando cada vez mayores capacidades instaladas en nuestra región”,  agregó Mariela Leiva, coordinadora del Área de Patrimonio del CNCA RM.

Las personas o entidades que postulan los proyectos, cuyo plazo vence el 22 de junio, deben contar con un cofinanciamiento, que puede ser aportado por terceros y/o fondos propios. De ser aportes privados, pueden acogerse a la Ley de Donaciones Culturales. El CNCA adjudicará hasta el 70%, 60% o 50% según línea de focalización a que se postula del total de cada proyecto, con un máximo de $ 180 millones.

Bases disponibles en http://www.cultura.gob.cl/patrimonio/fondo-patrimonio-2015/

El plazo para efectuar consultas es hasta el 15 de mayo, a través del correo fondodelpatrimonio@cultura.gob.cl

El descubrimiento austral por un hombre volador o El dédalo francés. Restif de la Bretonne, 1781.


Portada de la edición de 1962 a cargo de Mauricio Amster. © Archivo Antieditores.

Autor Restif de la Bretonne.
Prólogo y traducción de Eugenio Pereira Salas.
Diseño Mauricio Amster.
Novela filosófica.
Serie Curiosa Americana.
Publicación del original en francés 1781.
Publicado en Chile en 1962.


Marca tipográfica de Amster.


Frontispicio de la edición de 1781. © *FC7.R3135.781d (A), Houghton Library, Harvard University.

14.5.15

Arquitectos de la Universidad Católica del Norte advierten riesgos de "densificar" el borde costero de Antofagasta

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Urbanismo. Equipo de la UCN realizó observaciones a las "enmiendas" que propone el municipio para destrabar proyectos inmobiliarios.

Profundos reparos recibió la propuesta de "enmiendas" al Plan Regulador que la Municipalidad de Antofagasta está impulsando con el objetivo superar algunos nudos que limitan el desarrollo de proyectos inmobiliarios.

El paquete de cambios, que está en discusión desde abril pasado, mejora hasta en 30% los índices de constructibilidad en más de cuarenta áreas de la ciudad, y representa una salida rápida mientras se actualiza la actual ordenanza urbana, dictada hace ya 13 años.

Las enmiendas fueron discutidas la semana pasada en una reunión de trabajo donde participaron profesionales de la Universidad Católica del Norte, del Minvu, representantes del Consejo de la Sociedad Civil (Cosoc), concejales y técnicos municipales, oportunidad donde quedó claro que no generan los consensos que se esperaba.
DENSIDAD

Uno de los principales reparos tiene que ver con la idea de "densificar" el borde costero, es decir, favorecer la construcción de edificios más altos y con mayor cantidad de metros cuadrados habitables.

El tema fue expuesto por la delegación de la UCN, cuyos profesionales pidieron evaluar más profundamente esta medida por los riesgos que involucra.

El director de la Escuela de Arquitectura de la universidad, Sergio Alfaro, explicó que la objeción apunta a aspectos netamente de seguridad, pues un litoral más poblado obliga a evacuar a más personas en caso de tsunami u otros riesgos naturales presentes en la zona.

Alfaro advirtió que el camino de las enmiendas que eligió el municipio, no obliga a realizar estudios de riesgo o planes de evacuación masivos, lo que puede derivar en decisiones equivocadas desde el punto de vista de la protección civil.

"Creemos que densificar el borde es una medida completamente contraria a lo que debe ser la salvaguarda de los ciudadanos. Por eso consideramos conveniente hacer una reflexión más profunda y participativa sobre este punto", indicó.
ALTURA

La propuesta municipal aumenta la altura máxima de los nuevos edificios, reduce la dimensión de los loteos y permite construir más metros cuadrados por proyecto, entre otros cambios, situación que claramente favorece el desarrollo de proyectos inmobiliarios.

El objetivo de fondo, según han explicado técnicos del municipio, es propiciar inversiones en áreas consolidadas de la ciudad, entre ellas el borde costero, para así contener el crecimiento de la urbe hacia los extremos, el cual genera mayores costos en urbanización, dotación de servicios, etc.

Durante la reunión el equipo de la UCN también criticó que el paquete de enmiendas plantee su uso homogéneo de en prácticamente toda la ciudad, sin considerar las particularidades de cada área.

A modo de ejemplo, Sergio Alfaro mencionó que permitir la construcción de edificios más elevados en el centro fundacional, que es otra de las medidas propuestas, impactará en el patrimonio arquitectónico y la imagen de la ciudad.

El académico planteó como otro aspecto central que los cambios no resuelven el problema de la falta de terrenos para viviendas sociales, sino que más bien favorecen intereses de determinados sectores económicos.
MINVU

El Ministerio de Vivienda también fue convocado a exponer sus puntos de vista en la reunión de trabajo desarrollada en el municipio y al igual que la UCN, planteó distintos reparos a la propuesta.

El seremi de la cartera, Mauricio Zamorano, dijo que si bien el servicio está a favor del uso de las enmiendas mientras se actualiza el Plan Regulador, coincide en que la aplicación homogénea de esta herramienta en prácticamente toda la ciudad no es lo adecuado.

"Tú no puedes darle a toda la ciudad el mismo tratamiento, porque distintas zonas tienen distintas vocaciones y las normas urbanísticas debe ir interpretando las potencialidades de cada territorio", explicó.

Zamorano comentó que la densificación del borde costero es algo que se podría justificar por la escasez de terreno y las condiciones naturales de la ciudad, sin embargo, apuntó que antes de concentrarse en aquello, el municipio podría apostar por otras alternativas, como los programas de renovación urbana.
CÁMARA

La discusión del paquete de enmiendas continuó ayer con una reunión entre concejales, técnicos del municipio y representantes de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

Allí, el gremio planteó que las enmiendas son una herramienta de corto plazo que puede ayudar a subsanar el problema de la vivienda, al aumentar la oferta de propiedades entre 2.000 y 3.000 UF.

La CChC detalló asimismo que la densificación de las áreas consolidadas permite reducir los viajes al acercar los servicios a las familias.

Para las 16 horas de mañana la municipalidad convocó a una nueva audiencia pública donde se responderán las dudas de la comunidad.

9.5.15

Asistencia Pública de Chile, 1911. Aparato para bajar a lugares con gases deletéreos.


Publicado en el libro "Higiene y Asistencia Pública en Chile" de Pedro Lautaro Ferrer de 1911. © DIBAM.

SunEdison inaugura planta fotovoltaica María Elena en la región de Antofagasta


© Estrategia.

Vía La Tercera.

La planta tiene una capacidad instalada de 72,8 MW y generará electricidad suficiente para abastecer el equivalente al consumo de 100.000 hogares chilenos al año.

SunEdison inauguró este viernes la planta de energía solar fotovoltaica de 72,8 MW DC María Elena, ubicada en la Región de Antofagasta.

María Elena es la tercera planta solar fotovoltaica de SunEdison en Chile y generará 206 gigavatios por hora (GWh) de electricidad al año, energía suficiente para abastecer el equivalente al consumo de 100.000 hogares.

"María Elena es una demostración tangible de nuestro compromiso constante con el futuro energético de Chile, y de nuestra capacidad para incorporar energía limpia al sistema eléctrico de forma rápida y a precios que compiten a la par con los combustibles fósiles, sin necesidad de incentivos ni subsidios. SunEdison seguirá innovando e invirtiendo en Chile puesto que aspiramos a convertirnos en el productor líder de energía renovable del país, capaz de proporcionar una solución energética a nuestros clientes durante las 24 horas del día, gracias a la combinación de diferentes fuentes limpias", señaló Alfredo Solar, gerente general de SunEdison para Chile.

La electricidad generada por esta planta, que fue construida en un plazo de 5 meses, compensará la emisión de 107.120 toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a retirar 23.804 automóviles de la circulación.

La planta está conectada al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y entregará energía limpia para beneficio de todos los chilenos. Además, el proyecto contribuye a que el Ministerio de Energía de Chile logre la meta de que a 2025 el 20% de la electricidad del país provenga de fuentes de energía renovable.

Ubicada a 15 kilómetros al noreste de la localidad de María Elena, la planta cuenta con 240.640 módulos fotovoltaicos y una subestación, distribuidos en 185 hectáreas. El proyecto fue construido en terrenos concesionados por el Ministerio de Bienes Nacionales.

Como anunció SunEdison en junio de 2014, la construcción de la "María Elena" fue financiada por Overseas Private Investment Corporation (OPIC), la agencia de desarrollo financiero del gobierno estadounidense, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Clean Technology Fund (CTF), fondo multinacional cuyos recursos son canalizados por el BID para apoyar inversiones que buscan generar un impacto transformador en la reducción de las emisiones de gases invernadero, y CorpBanca, uno de los más importantes bancos comerciales chilenos.
Ecosolar, empresa suiza que forma parte del grupo Ecos, es accionista minoritario del proyecto.

SunEdison está presente en Chile desde 2011 y, a la fecha, ha interconectado casi 300 MW DC de energía solar fotovoltaica. Los proyectos de SunEdison incluyen la planta fotovoltaica más grande de América Latina, Amanecer Solar CAP (100 MW, Copiapó, Atacama); San Andrés (50,7 MW, Copiapó, Atacama); María Elena (72,8 MW, María Elena, Antofagasta) y Javiera (69 MW, Chañaral, Atacama), que se encuentra en su última etapa de construcción. SunEdison tiene contratos vigentes para instalar 350 MW adicionales en Chile durante 2016 y 2017, a fin de producir energía para clientes regulados, e invertirá US$700 millones.

Unidad Sanitaria y Jefatura Provincial de Antofagasta, arqs. Jaime Rodríguez O., Javier Rast B. y Juan Orrego S., 1944-1945


© Claudio Galeno / Archivo Antieditores.

Una de las primeras arquitecturas modernas de la salud construidas en Antofagasta por el Estado chileno, fue la Unidad Sanitaria y Jefatura Provincial de Antofagasta, realizada entre 1944-1945, resultado de la colaboración entre la Sección de Arquitectura del Servicio Nacional de Salud y el Departamento Cooperativo Interamericano de Obras de Salubridad de Estados Unidos. Los arquitectos a cargo del desarrollo del diseño fueron Jaime Rodríguez O., Javier Rast B. y Juan Orrego S. El edificio se debió a la relación entre los Estados Unidos de América y la República de Chile, personificados en los presidentes Harry S. Truman y Juan Antonio Ríos.


© Claudio Galeno / Archivo Antieditores.

8.5.15

Observatorio de Montezuma del Instituto Smithsonian en Calama, Chile


© Smithsonian Institution Archives.
Observer's quarters, foreground, and observatory at top of peak at the Smithsonian Astrophysical Observatory Solar Observing Station, Mt. Montezuma, Chile

Vía La Tercera.

La historia del antiguo observatorio abandonado en el norte

La Estación Solar de Montezuma, cerca de Calama, fue un importante centro de observación del siglo pasado, acallado por el impacto de Chuquicamata. Sesenta años más tarde, el lugar fue redescubierto por científicos de la U. de Chile.

Por Cristina Espinoza.

Muy lejos, en el borde del desierto de nitrato de Chile a 9.000 pies de altura (2.743 metros), donde la lluvia es casi desconocida y se puede montar por millas sin una cosa viva, animal, ave, reptil, insecto o incluso vegetación, está ubicado un solitario puesto de avanzada del Observatorio Astrofísico Smithsonian (SAO)”.

Así describen los archivos del Instituto Smithsonian -a cargo de una serie de museos y centros de investigación en EE.UU.- el lugar donde estuvo instalado uno de sus observatorios durante la primera mitad del siglo XX: la Estación Solar Montezuma, en el cerro del mismo nombre, cerca de Calama.

El observatorio, que funcionó entre agosto de 1920 y julio de 1955, se dedicó a estudiar las variaciones de la radiación solar y su relación con el tiempo atmosférico. Su hipótesis era que la radiación producía los cambios en el clima. No pudieron probarla.

Roberto Rondanelli, climatólogo del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), y su equipo de la U. de Chile, llegaron a las ruinas del antiguo observatorio el año pasado, mientras realizaban una investigación sobre radiación solar.

Sabían de la existencia del lugar y que algunos astrónomos lo habían buscado sin suerte. “Llegamos por curiosidad, eso es lo que nos mueve. No sólo la curiosidad científica, sino por lo que hicieron otros antes, confirmar que el lugar existe, porque permitiría tener posibilidad de instalar instrumentos ahí y comparar mediciones actuales con antiguas”, dice el investigador.

Las observaciones realizadas entre 1920 y 1926 en la estación permitieron desarrollar nuevos métodos para los registros de la actividad solar, dice un antiguo trabajo de Charles Abbot, astrónomo del Smithsonian y uno de los impulsores del observatorio.


© Smithsonian Archives website.
At the Smithsonian Astrophysical Observatory at Mt. Montezuma, Chile, cave observatory and solar observation instruments are used in the study of the sun. A man using a solar observation instrument stands outside the cave

Datos siguen en uso

Aún hoy, sus datos son usados en investigaciones. Georg Feulner, investigador del Instituto para la Investigación del Impacto del Clima de Potsdam (PIK), Alemania, publicó una revisión de los datos de distintos observatorios que el Smithsonian tuvo durante la primera mitad del siglo XX y no encontró evidencia del efecto de la actividad solar sobre la insolación en tierra.

“Las mediciones de la radiación solar del SAO son ciertamente interesantes y pueden ser útiles para la investigación aún hoy en día, a condición de que se analicen con mucho cuidado”, dice Feulner a La Tercera. El problema de la medición de la radiación solar desde tierra en lugar de hacerlo desde satélites, como se hace hoy, es que hay que lidiar con todo tipo de fenómenos que afectan la transmisión atmosférica, desde la contaminación local a los aerosoles de erupciones volcánicas, dice el investigador. De ahí que el observatorio de Montezuma haya sido cerrado por el efecto que Chuquicamata tuvo en las cercanías.

“No resulta fácil hablar hoy de importancia científica, con la transformación que ha sufrido la heliofísica a partir del advenimiento de los observatorios solares en órbita y el crecimiento del conocimiento físico de la interrelación entre la radiación solar y la atmósfera terrestre. Aquellos intentos primarios de fijar esos parámetros se han desvalorizado hasta llegar a constituir hoy sólo algo anecdótico”, dice Edgardo Minniti, historiador del Observatorio de Córdoba, Argentina, quien también investigó sobre el tema.

Minniti sostiene, sin embargo, que el esfuerzo por recuperar su historia se centra en destacar para las nuevas generaciones aquellos ejemplos “que aportaron mucho para hacer realidad la era del espacio”. Charles Abbot, el astrónomo que impulsó el proyecto, diseñó y construyó instrumentos para medir la radiación solar y pasó temporadas en el desierto chileno tratando de relacionar la radiación con el clima. “En una humanidad que pugnaba por superar los egoísmos sectoriales, es un sacrificio personal que puede calificarse de heroico, si consideramos las condiciones y la realidad ambiental de los lugares de su accionar”, dice el historiador.

Para Rondanelli su interés va más allá de lo que significó para la historia. Las mediciones que se realizaron desde allí son únicas y escasas para otras partes del mundo, por lo que podrían compararse con mediciones actuales. “El interés futuro es tratar de instrumentar mejor cerro Montezuma y tratar de recuperarlo como patrimonio histórico de la ciencia que se hizo en el lugar. Ese era el más importante del mundo en observación del Sol durante la primera mitad del siglo XX, estaba en Chile y nadie sabía y todavía está”.

2.5.15

La Molinera del Norte (arqs. Mario Reyes y María Schurman): incierto futuro por fallo de la Corte Suprema



Hace pocos días se actualizó la información sobre la presión que se está ejerciendo para que la Molinera del Norte en el Barrio Estación de Antofagasta se traslade de su actuales instalaciones, por considerarla contaminante.

A pesar que se entienden los argumentos, el diseño del complejo tiene mucho interés en cuanto es uno de los pocos casos de arquitectura industrial de estética modernista que sobreviven en la ciudad. La construcción fue inaugurada en 1963, y el diseño corresponde a los arquitectos Mario Reyes y María Schurman. Su volumetría componen un conjunto elevado y armónico que hace un guiño a los famosos silos que inspiraron a arquitectos como Le Corbusier e historiadores de arte como Sigfried Giedion. El cuerpo principal poseee una textura abstracta que debe haber sido diseñada desde el moldaje, y en ese sentido se alinea con las búsquedas brutalistas de los años sesenta.

A continuación la nota de El Mercurio de Antofagasta:

Vía El Mercurio de Antofagasta.


© Matías Quilodrán / El Mercurio de Antofagasta.

Negligencia y abandono afectan el Parque Japonés de Antofagasta.

© El Mercurio de Antofagasta.

Hace algunos días fue publicado por El Mercurio de Antofagasta, un extenso artículo respecto del sorprendente estado de abandono en el que está el Parque Japonés de Antofagasta. Un diseño del arquitecto Jorge Tarbuskovic, que representa uno de los escasos núcleos verdes de la ciudad puerto.

Los estudios territoriales que ha impulsado la OCDE y Plan Creo han arrojado índices preocupantes. Antofagasta cuenta en la actualidad con 3 m2 de espacio verde por habitantes, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estima conveniente al menos 9 m2 por personas. En algunos sitios de la ciudad, como la parte alta del norte, tiene solo 0,9 m2 por habitantes. Se ha estimado que se podrían lograr que la ciudad tenga al menos 13,5 m2 por personas.

La conciencia sobre el valor que tiene ese espacio de ocio como espacio de articulación de una serie de confluencias: el Estadio, la Gran Vía, el Balneario, en la memoria colectiva, ya había sido puesta en relevancia por la agrupación "Salvemos el Parque Japonés" el año 2008, liderada por el periodista Rodrigo Ramos. Al parecer ese esfuerzo no tuvo mpacto inmediato.

En el año 2013 el Municipio afirmó que invertiría en la remodelación (con un proyecto muy discutible que arrasa con el diseño de Tarbuskovic). Sin embargo hasta el momento no se ha concretado nada. El puente ha desaparecido, la fuente está seca, no hay peces, ya no hay plantas acuaticas. Con suerte se mantiene es la pérgolas y una de las linternas japonesas, entre un reja que lo único que hace es proteger un espacio ocupado por vagabundos.

A seguir la extensa nota de El Mercurio del día 20 de abril de 2015:




Académicos de la UCN: José Antonio González y Claudio Galeno, presentes en publicación “Forjadores de Antofagasta”

Vía UCN al día.



Libro realizado por la Corporación PROA, con el apoyo del FNDR y el Consejo Regional (CORE).

Un aporte significativo a la cultura y el desarrollo regional hicieron numerosos escritores y profesionales de distintas áreas, con su participación en la publicación “Forjadores de Antofagasta. 148 años de historia”.

Fue un intenso trabajo de un grupo de expertos, colaboradores y familiares de algunos de los personajes que contribuyeron a la historia regional. Entre estos especialistas se cuentan los académicos de la Universidad Católica del Norte, Dres. José Antonio González (Facultad de Ciencias Jurídicas) y Claudio Galeno (Escuela de Arquitectura).

El texto fue realizado por la Corporación PROA y contó con el financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) 2% de Cultura, a través de recursos aprobados por el Consejo Regional (CORE), con el patrocinio del Consejo de la Cultura y las Artes. En la publicación se encuentran biografías y semblanzas de más de 200 personajes, desarrolladas por historiadores y otros profesionales, con la ayuda de familiares y amigos de quienes aportaron al desarrollo de la capital regional desde ámbitos como el cultural, político, económico, periodístico y otros.

BIOGRAFÍAS
El Dr. Claudio Galeno fue invitado a escribir seis biografías de arquitectos que contribuyeron al desarrollo regional, y también de personajes vinculados a otras áreas. Entre ellos, figuran el arquitecto Jorge Tarbuskovic, el pintor Nicolás González Paredes y también la reconocida escultora Lilia Garafulic (conocida como Lily).

El académico está investigando la historia de la arquitectura de Antofagasta, por lo que ha tenido acceso a información de importantes profesionales del área. Contactó a una sobrina de Tarbuskovic y, junto a los antecedentes que había recopilado, construyó la biografía, la que fue editada para el libro.

También escribió sobre el arquitecto Leonello Bottacci, quien luego de llegar a Antofagasta alrededor de 1909, participó en diversos proyectos para la ciudad. En este caso, el Dr. Galeno, se contactó con un familiar que le colaboró con datos sobre el destacado profesional.

Entre los personajes destacados en la publicación se encuentran quienes contribuyeron a la fundación y también al desarrollo de la Universidad Católica del Norte. Entre éstos se encuentra su benefactora, Berta González, la hermana Elsa Abud, Andrés Sabella, Gerardo Claps Gallo, Gustavo Le Paige s.j., Glenda Kapstein, y Graciela “Chela” Lira.

25.4.15

Enmiendas al plan regulador de Antofagasta que contribuyen a la especulación inmobiliaria. Hasta el 5 de mayo en exposición pública y hasta el 20 para enviar observaciones.

Vía El Mercurio de Antofagasta (6 de abril de 2015).



Municipio propone cambios al Plan Regulador en 14 sectores

"Enmiendas" abarcan 2.400 hectáreas, entre ellas, el centro cívico y comercial.

Unas 2.400 hectáreas de suelo urbano abarca la propuesta de "enmiendas" que el municipio está impulsando para superar ciertos "nudos" detectados en el Plan Regulador de la ciudad.

Las enmiendas son herramientas que permiten modificar hasta en 30% algunos parámetros establecidos en las ordenanzas comunales, como la altura máxima de los edificios, el coeficiente de constructibilidad, coeficiente de ocupación de suelo, superficie predial mínima, rasante, mínimo de antejardín y otros.

En el caso local lo que se busca al modificar estos indicadores es generar un cuerpo normativo que incentive la reutilización y revitalización del suelo urbano consolidado, en lugar del crecimiento de nuevos espacios que requieren macro-urbanizaciones.

La propuesta municipal implica realizar enmiendas en 14 sectores de Antofagasta, entre ellos, el centro cívico, el centro institucional y comercial, zonas del subcentro urbano, barrios costeros de alta y media densidad, sectores habitacionales y áreas definidas como industriales, mixtas y de turismo y hotelería.

EDIFICIOS

Los cambios que se plantean difieren según el sector.

Por ejemplo, en el centro cívico (manzanas cercanas a la Plaza Colón), se aumenta la altura máxima de los edificios 16 a 19,2 metros (de 6 a 7 pisos) y el porcentaje de ocupación de suelo de 75% a 97,5%.

Junto a eso se reduce la superficie predial mínima, es decir, el tamaño de los loteos, con lo cual el municipio espera "generar condiciones que favorezcan la renovación del sector y la llegada de nuevos proyectos".

Por su parte, en el centro institucional y comercial (Costanera, Argentina, Copiapó y Sucre) se plantea aumentar la altura y el porcentaje de ocupación de suelo en la misma proporción que en el centro cívico, pero sumando a ello un mayor coeficiente de constructibilidad (máximo de metros cuadrados por proyecto) para lograr el mismo efecto de renovación urbana y mayor inversión.

Para los barrios costeros de alta densidad (al sur del puerto y el área de playa Paraíso), en tanto, se pide incrementar los porcentajes de ocupación de suelo en 30%, el coeficiente de constructibilidad de 2,6 a 3,4 y la altura de 10,5 a 12,6 metros (de 4 a 5 pisos).

Otro cambio importante es que se permitirá que las edificaciones tengan cuerpos salientes de hasta 1,8 metros sobre el espacio público (hoy sólo se permite 1,2 metros) y se modificará la relación entre metros construidos y estacionamientos.

PROYECTOS

El asesor urbanista de la Municipalidad de Antofagasta, Jorge Luis Honores, explicó que las enmiendas son un camino "simplificado" para mejorar los planos reguladores e irlos adecuando a las nuevas necesidades de las ciudades.

"Queremos potenciar algunos sectores que se ven deteriorados en este momento y que si no tienen un cuidado del municipio, no se van a reactivar nunca", indicó.

Honores comentó que desde el año pasado el desarrollo de proyectos inmobiliarios en Antofagasta está afectado por una orden de Contraloría que impide aplicar un incentivo normativo que mejora las condiciones de uso del terreno (frente predial mínimo), lo que mantiene paralizadas 46 iniciativas.

"Con esto (las enmiendas) vamos a paliar ese efecto, no lo elimina, pero se atenúa", manifestó el urbanista.

CONCEJO

Las enmiendas serán expuestas al público durante 30 días a contar de hoy, tras lo cual el municipio citará a una audiencia para recoger opiniones.

A continuación se dará un plazo de 15 días para que los interesados formalicen por escrito sus puntos de vista y en última instancia tanto la enmienda como las observaciones serán votadas por el Concejo Municipal.

Jorge Luis Honores descartó que los cambios puedan acentuar los desequilibrios que ya existen entre áreas verdes y zonas construidas, asegurando que las enmiendas van "amarradas" con proyectos de borde costero que suman espacios de este tipo.

Según informó el asesor, el municipio además avanza en un proceso de actualización completa del Plan Regulador de Antofagasta, que ya tiene 13 años de antigüedad.

"En este momento se están diseñando los términos de referencia para licitar ese trabajo, que incorporará muchos más elementos y podría tardar varios años en materializarse", manifestó.

----

Se pueden descargar las enmmiendas aquí.

São Paulo será sede de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo 2016

© Claudio Galeno.

Vía Bienales de Arquitectura.

La ciudad paulista albergará la próxima edición de la BIAU, promovida por el Ministerio de Fomento del Gobierno de España y con la colaboración del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, y que tendrá su culminación en otoño de 2016 con la celebración de los programas académicos, exposiciones y presentación del catálogo.

La pasada edición de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo se cerró en Rosario, Argentina, con la proclamación de las dos ciudades finalistas para albergar la celebración de la décima BIAU: Oporto en Portugal y São Paulo en Brasil. Ambas propuestas presentaban sólidas candidaturas, con planteamientos y recursos excepciones y, sobre todo, muchas ganas por ser la sede del próximo evento.

Tras el estudio detallado de ambas propuestas, en el transcurso de la celebración del último Consejo Rector de las Bienales de Arquitectura, las instituciones que forman este Consejo finalmente se han decantado por la ciudad de São Paulo en Brasil.

Es la primera vez que la BIAU va a celebrarse en territorio brasileño y la segunda vez que lo hace en un país lusófono, ya que la VI BIAU se celebró en Lisboa en 2008. Tanto el Gobierno Federal como la Prefectura de la ciudad de São Paulo van a participar activamente en la celebración de esta edición, que estará coordinada al otro lado del Atlántico por el Instituto do Arquitetos do Brasil (Departamento de São Paulo) y la propia alcaldía de la ciudad.

Esta edición va suponer una oportunidad excepcional para los estudios y empresas españolas del sector de la arquitectura para dar a conocer la calidad del trabajo de los arquitectos españoles y establecer lazos y colaboraciones con una de las economías con mayor proyección del mundo.

Los comisarios.

En este mismo Consejo Rector han sido designados también los comisarios de la edición, el equipo formado por Ángela García de Paredes e Ignacio García Pedrosa, arquitectos de prestigio internacional y con amplia experiencia en curadurías.

Ángela García de Paredes (Madrid, 1958) e Ignacio García Pedrosa (Madrid, 1957), forman el estudio Paredes Pedrosa Arquitectos desde 1990.

En su haber cuentan con primeros premios en concursos de los que deriva su obra construida: el Auditorio de Lugo, Biblioteca de Ceuta, Villa Romana la Olmeda en Palencia o Teatro Valle Inclán en Madrid. Además, su obra ha sido seleccionada en diversas ediciones de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo, Bienal de Sao Paulo y Bienal de Venecia, de la que en su VI edición fueron comisarios del Pabellón de España.

Su obra ha sido reconocida con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2014, con el Premio Eduardo Torroja de Ingeniería y Arquitectura 2013 y con el Premio de Arquitectura Española 2007. También ha sido merecedora de los premios ar+d Award, Europan II y IV, Europa Nostra, Premio Comunidad de Madrid, Premio COAM y Premio Mansilla (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid), así como de los premios ARCO y Ascer, de la Gold Medal International Prize for Sustainable Architecture y del Premio Cemex. También ha sido finalista del Premio Mies Van der Rohe y Mención de Honor Piranesi Prix de Rome.

Paredes y Pedrosa estudiaron en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, donde son profesores de Proyectos Arquitectónicos. Su labor académica (docencia, crítica o conferencias) abarca diversas universidades españolas y extranjeras, como el IUAV de Venecia, Universidad de los Andes en Colombia, GSD Harvard, ETH Zurich, Mendrisio , EPFL Lausanne, Sao Paulo, FADU Buenos Aires, Monterrey o Puerto Rico.

Los comisarios destacan la oportunidad de compartir la mejor arquitectura iberoamericana por vez primera desde Brasil, país que ha aportado tanto numerosas obras a la Bienal como arquitectos de prestigio internacional al Premio Iberoamericano.

21.4.15

Perros sin cola, de Carolina Quezada

PERROS SIN COLA | TEASER LARGOMETRAJE from Niebla Producciones on Vimeo.

Lanzamiento libro "Forjadores de Antofagasta, 148 años de historia", Biblioteca Regional de Antofagasta, 21 de abril, 18:30 horas.

Hoy 21 de abril es el lanzamiento del libro "Forjadores de Antofagasta, 148 años de historia", en la Biblioteca Regional de Antofagasta, a las 18:30 horas.

La publicación que se viene preparando desde fines del 2011, fue dirigida por los historiadores Héctor Ardiles y Floreal Recabarren, y reune biografías de 200 personas relevantes para la historia de Antofagasta. Por ejemplo, personalmente escribí las vidas de los arquitectos Leonello Bottacci, Homero Lois Fraga, Jorge Tarbuskovic y Glenda Kapstein, y los artistas Nicolás González Paredes y Lilia Garafulic Yancovic.

Las entradas han sido escritas por diversos autores: Floreal Recabarren, Ottorino Ovalle, Osvaldo Maya, Héctor Ardiles, Nilda Aibar, Jorge Olmos, Claudio Arce, Sergio Petricio, Antonio Obilinovic, Ivo Kuzmanic, Gerardo Claps, Claudio Galeno, Mónica Mozó, Patricio Núñez, Ángel Lattus, Anita del Fierro, Sergio Gaytán, María Morales, Patricio Espejo, José Miguel Aguirre Giménez, Margarita Fricke, Carlos Tarragó, José Antonio González Pizarro, Wilfredo Santoro, Bernarda Marín, Pamela Ramírez, Marco Kútulas, Waldo Valenzuela, Nelson Fuentes, Eugenio Parra, Edwin Orchard, Gabriel Amengual, Sonnia Buljan, Leonel Rossi, María Canihuante, Ivonne Bustíos, Gonzalo Santolaya, Adolfo Soza, Mirtha de la Vega, Mario Vernal, Mario Villablanca, Víctor Bórquez y Tamara Palacios.

Nota aparecida en la agenda de El Mercurio de Antofagasta:



20.4.15

Obras adicionales complican la entrega del Muelle Histórico de Antofagasta

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Patrimonio. MOP espera obtener recepción municipal durante mayo para abrir el inmueble a la comunidad.

Con diez meses de retraso será entregado en mayo próximo a la comunidad antofagastina el Muelle Histórico Melbourne and Clark. Pese a que los trabajos están terminados desde el 14 de febrero, el emblemático proyecto -cuya restauración costó $ 6 mil millones-, permanece cerrado hace tres meses por no contar con la recepción municipal.

Según informó la Seremi de Obras Públicas, el retraso en ese trámite se relaciona con algunas observaciones efectuadas respecto al despeje de las instalaciones de faena y la certificación de las modificaciones del proyecto original, que fue validado por el Consejo de Monumentos.

Otro problema que causó el retraso en la entrega del inmueble fue la calidad de "sitio eriazo" que le asigna el Municipio de Antofagasta a la obra patrimonial, por pertenecer al Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu).

Eso significó una nueva exigencia que habría perjudicado la entrega del proyecto. Se trata de la necesidad de delimitar el espacio, para establecer una separación "entre lo público y lo privado", según explicó el director de Obras Municipales, Juan Gálvez.

"Como es un bien que le pertenece al Serviu no está bajo la administración del Municipio. Entonces, si queda abierto, se puede entender que es un bien que está bajo esa administración, por lo tanto no corresponde", explicó Gálvez.
recepción

Tras subsanar las observaciones sobre la limpieza y delimitación del espacio patrimonial, el seremi de Obras Públicas, César Benítez, aseguró que el MOP espera entregar la obra a la comunidad en mayo.

"Si todo sale bien en mayo inauguraremos con toda seguridad. Con la recepción municipal, realizaremos el proceso de cierre con la empresa constructora y en paralelo ya tendremos la corporación que se hará cargo de la administración del muelle", aseguró Benítez.

La autoridad de gobierno agregó que tras una reunión con el director de Obras Municipales, a la que asistió junto a Antonia Bordas, directora nacional de Obras Portuarias del MOP, concluyeron que la solicitud del municipio no amerita hacer cambios en el proyecto.

"La solución fue mucho más sencilla de lo que parecía, en primera instancia no era delimitar toda la extensión del muelle sino que solamente el acceso, dividiendo de manera muy básica el límite entre lo público y lo privado", manifestó Benítez.

18.4.15

Modernas torres de agua / Modern water towers. Antofagasta

#antofagasta #Chile #architecture #modernism #estanque #water #cohete #v2 #rocket #deposit ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#estanque #antofagastacity #water #modernism ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#antofagastacity #water #deposit #estanque #Chile #modernism #architecture #yellow #desert ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



#architecture #antofagastacity #water #modernism #ricardopulgar #Chile #deposit #estanque ---- vía android app [Picasa Tool Pro]

Una foto publicada por Claudio Galeno (@claudiogalenium) el



Antofagasta, la ciudad ficcionada, por Constanza Castro

Vía El Mercurio de Antofagasta.



Existe una Antofagasta imaginada que mora en los universos simbólicos de cada persona que la recorre y la habita. Existe una Antofagasta reconstruida capa por capa por nuestra literatura local, que tiene más de cien años de existencia, y que está urdida por crónicas, relatos o poemas que se entrelazan generando tensiones, contradicciones y síntesis sobre el territorio que creemos estar pisando.

Este año se ha hecho el ejercicio de crear un mapa literario de la ciudad, georeferenciando citas de autores locales que hablasen concretamente de hitos o espacios reconocibles de esta capital del desierto. Este trabajo arqueológico nos llevó a descubrir, desenterrar y releer textos que obedecen a diferentes momentos históricos, que hablan de una urbe protagonista y cómplice de diversos constructos mentales, prácticas discursivas de producción de sentido que están, por lo general, socialmente determinadas. Es decir, a pesar de las diferencias, leemos una Antofagasta reconocible por todos, identificable con nuestro imaginario colectivo, en los diversos y disímiles textos recogidos. En la narrativa: Norte Grande de Sabella, Geología de un planeta desierto de Jara, Himno de un ángel parado en una pata de Rivera Letelier, El entusiasmo de Skármeta, Puerto de embarque de Bahamondes, El incendio del astillero de Salvador Reyes, Geometría del desastre del prometedor autor novel Jorge Cifuentes y Razones para no morir triste de Bórquez. En poesía es aún más notable la producción de subjetividades respecto de la ciudad: Gerardo Claps, Nicolás Ferraro, Miguel y Marietta Morales, Danilo Pedamonte.

Sin la intención de construir un canon antofagastino para la literatura local, se logró, a partir de la lectura conjunta de estas obras de distintas épocas, apreciar los cambios en las costumbres, en las ideas, en el paisaje tanto natural como arquitectónico, en la manera en que los ciudadanos se relacionan con su entorno y su contemporaneidad. Caminar por el centro histórico de Antofagasta con un mapa en mano permitió reconocerla y compartir reflexiones acerca de la comprensión de los procesos y cambios vividos en una ciudad que va mutando físicamente y también en nuestra imaginación.

2.4.15

Archivo Antieditores: Edificio Vaticano de Sergio Puebla y Molinera del Norte de Mario Reyes y María Schurman



Antofagasta: El flanco que incomoda a los Luksic



Vía Capital.

Un nuevo frente de conflicto está enfrentando el grupo Luksic. Ahora es la comunidad de Antofagasta la que está en pie de guerra: acusa a la empresa portuaria del holding en esa ciudad de contaminar con plomo. La ofensiva ya logró paralizar parte de sus operaciones en la capital de la II Región. El capítulo tiene especial sensibilidad para los Luksic, reconocidos antofagastinos, por lo que la orden es que limpiarán su imagen y sus operaciones en esa zona. Cueste lo que cueste.

Por Natalia Saavedra

No han sido meses fáciles para el grupo Luksic. No sólo se vieron envueltos en el escándalo de Caval, sino que también vivieron la oposición de la comunidad de Paine para la construcción de una planta de bebidas de CCU el año pasado y hace pocas semanas el conflicto en Caimanes por el tranque El Mauro que los tuvo en el ojo del huracán. Ahora, es otro capítulo el que los tiene bajo escrutinio público. Luego de que durante 2014 fuera más bien un tema de carácter regional, a inicios de año se comenzó a viralizar otra ofensiva contra una de sus empresas: Antofagasta Terminal Internacional (ATI), la firma concesionaria del puerto de Antofagasta.

¿La acusación? La compañía habría contaminado las zonas aledañas al puerto de esa ciudad con plomo y otros minerales pesados, razón por la cual el 11 de marzo el Tribunal Ambiental paralizó temporalmente sus operaciones.

Mientras la empresa intenta a toda costa demostrar que sus instalaciones son limpias para volver a funcionar con normalidad, nuevas denuncias han llegado a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA). El conflicto escaló hasta el punto de que la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, anunció que exigirá la demolición de parte de las operaciones de ATI. Una guerra desatada que ha dejado varios damnificados.

Los antofagastinos

Cercanos a los controladores de Quiñenco comentan que el capítulo de Antofagasta y las serias acusaciones de contaminación y daño a la salud de las personas que afectan a ATI, tiene más que preocupados a los hermanos Andrónico y Jean Paul Luksic. Por eso, activar un plan de contingencia inmediato y no escatimar en recursos para ejecutarlo es la instrucción. El tema revierte una sensibilidad especial para la familia, pues su padre nació y tuvo sus primeros negocios en esa ciudad. Una casa de cambio y, en los ochenta, los primeros pasos de lo que hoy es AMSA los dio allí.

Por eso es habitual que los antofagastinos identifiquen a la familia como la precursora de la actividad minera en la zona y que el holding haya puesto especial atención a este conflicto por el compromiso que tienen con la región. Al negocio de ATI llegaron en 2004, luego de que decidieran entrar como socios del puerto. Ya en 2011, y tras la compra de la Compañía Sudamericana de Vapores, los dueños de Quiñenco se convertirían en controladores de la operación portuaria, un terminal enfocado en el transporte y acopio de concentrados minerales. La concesión había implicado la construcción de dos galpones de almacenaje para concentrados de cobre y otros metales que circulan por ese puerto.

Es un negocio que cercanos al grupo describen como pequeño dentro de sus operaciones y con márgenes más bien acotados. El mensaje interno es que mantenerse en él es una forma de demostrar su compromiso con la región. Sin sobresaltos, hasta fines de 2013 la operación funcionó en calma, hasta que uno de sus proyectos de desarrollo encendió las alarmas. La iniciativa parecía sencilla: un nuevo galpón que sería destinado al almacenaje del mineral producido por la minera Sierra Gorda. La obra se venía tramitando ambientalmente desde 2011, pero no fue sino hasta que comenzó a construirse que despertó la inquietud de los vecinos del puerto. Una enorme estructura a metros de escuelas, jardines y del centro de la ciudad, desató la molestia de la comunidad, que rápidamente escaló a otras esferas. Hasta que en el verano de 2014, el tema simplemente explotó.

El municipio y otras organizaciones sociales presentaron ante la Corte Suprema un Recurso de Protección, con el fin de no permitir el término de las obras. El proyecto, sobre los 40 millones de dólares, se paralizó por unas semanas, pero el tema no paró ahí. En abril del año pasado, la inquietud ciudadana se agudizó luego de que el Colegio Médico de Antofagasta publicara un estudio en el que aseguraba que en las zonas aledañas al puerto existían metales pesados en concentraciones superiores a las permitidas. ATI fue identificada por los antofagastinos como la culpable de esa contaminación.

Cueste lo que cueste

Pese a que la Corte desestimó el recurso presentado por la alcaldía, la Superintendencia del Medio Ambiente hizo eco de los reclamos ciudadanos y comenzó a realizar una serie de fiscalizaciones a la empresa. La primera visita ocurrió en abril del año pasado. La razón no era la construcción del nuevo galpón, sino fiscalizar el resto de la operación de ATI, compuesta por otras dos unidades de almacenaje.

Tras la inspección de abril, la SMA volvería a visitar a ATI el 20 de agosto, el 4 de septiembre y el 23 y 29 de octubre del año pasado, todo con el fin de revisar cada detalle de su funcionamiento. El resultado de dichas indagaciones no fue favorable. Las disconformidades de la Superintendencia quedaron de manifiesto en un informe donde, entre otras faltas, señaló que la empresa desencarpaba camiones con minerales pesados en el exterior de sus bodegas; que lavaba vehículos de carga con material peligroso en los patios; que sus bodegas de almacenaje no estaban herméticamente selladas y que, además, las muestras tomadas en el exterior de las instalaciones de ATI, mostraban “una superación de los límites referenciales” de contaminantes.

Tras pasar casi todo 2014 en un intenso proceso de inspección hacia la compañía, en noviembre la SMA decidió enviar un informe con todas las faltas que, a su juicio, se habían constatado a su Unidad de Sanción. El panorama no era auspicioso. En medio de estas noticias, las alarmas explotaron en Santiago. A nivel central, la compañía definió que el manejo del asunto por parte del gerente general de ATI, Gastón Bastías, no era el adecuado y se alejó de la empresa. El ejecutivo habría asegurado tanto a Javier Bitar, presidente de la firma, como al directorio, que ésta operaba bajo los mejores estándares ambientales, lo que la SMA evidentemente estaba poniendo en entredicho. Tanto así, que el 1 de diciembre formalizó la presentación de cargos contra la compañía de los Luksic y le dio un plazo de 15 días para presentar un plan para solucionar sus fallas.

El programa de 17 páginas se presentó el 7 de enero pasado, pero no tuvieron tiempo de ejecutarlo. La SMA ya había iniciado un segundo proceso de sanción contra la compañía, aduciendo que el plan presentado por ATI no contemplaba todas las mitigaciones necesarias y que ante ello “no fue posible descartar la existencia de un riesgo para la salud de la población”. Eran acusaciones graves. La autoridad pedía con ello que el Tribunal Ambiental suspendiera sus operaciones.

El costo reputacional

A través de la organización Este Polvo te Mata, ciudadanos de Antofagasta marcharon el 7 de marzo pasado. “Gracias a ATI nuestros hijos enferman” y “Gracias a ATI nos contaminamos” sentenciaban algunos de los carteles. Las acusaciones que ya habían alcanzado eco en el resto del país hacían referencia, además, a estudios que se habían levantado en poblaciones aledañas al puerto. Así lo recuerda el doctor Antonio Cárdenas. “Las autoridades encabezadas por el intendente y a través del servicio de salud, me encomendaron la tarea de determinar si esa contaminación afectaba a la salud humana. Con ese propósito, decidimos estudiar dos jardines infantiles que funcionan justo al frente de la zona del puerto más contaminada. La idea era determinar la presencia de plomo y arsénico en esos niños. (...) En general, los resultados entregados hasta ahora pueden concluir que el 50% de éstos tienen concentraciones de plomo en la sangre de 1 o -1 ug/dl y que el otro 50% presenta concentraciones de 2 a 5 ug/dl. Es decir, efectivamente están expuestos a una contaminación ambiental. Pero conviene recordar que las normas del Minsal consideran preocupante un nivel de plomo sobre 10 ug/dl”, detalla el profesional.

Pese a que ATI reconoce que existieron debilidades en su operación, dice que no se puede garantizar que esa contaminación sea sólo su responsabilidad y que no se deba a un pasivo histórico de polución acumulado en Antofagasta. El argumento tiene sentido incluso para la SMA, que en uno de sus informes de fiscalización reconoció que, pese a las faltas detectadas “dadas las características industriales del sector y sus alrededores, y el manejo histórico de potenciales fuentes en el puerto, no es posible inferir que la operación de los galpones de manejo de concentrados del puerto de ATI sea la causante o única causante de dichos niveles de concentración de metales; para lo que sería necesario realizar estudios complementarios de más largo desarrollo”.

El doctor Cárdenas agrega que la contaminación de plomo de la ciudad de Antofagasta se remonta a 1998, cuando estalló en esa ciudad la primera crisis por contaminación ambiental.

“En el centro de la ciudad, en los patios del ferrocarril y del puerto se acopiaba plomo producto del Tratado del 1904 con Bolivia, que le permite a ese país el libre uso de los puertos de Arica y Antofagasta para la salida de sus productos. Esos acopios, por al menos tres generaciones, intoxicaron a mujeres, embarazadas y niños. Debe ser el desastre medioambiental más grave de la historia de Chile. En ese entonces, encontramos cientos de niños con niveles de plomo sobre 10 ug/dl y decenas sobre 30 ug/dl”, relata.

Dentro de los argumentos a favor de la compañía también se encuentra que ATI practicó exámenes a sus trabajadores para evaluar la presencia de metales pesados en su organismo. De 200 colaboradores que aceptaron voluntariamente tomarse exámenes, todos mostraron resultados bajo la norma.

Pero ésa no es respuesta suficiente para los ciudadanos, que hoy identifican a la empresa de los Luksic como la culpable directa de los sedimentos de plomo y otros metales pesados depositados en los alrededores del puerto.

Jaime Araya, uno de los abogados que ha patrocinado varios de los recursos de protección, dice abiertamente que no les creen a la empresa y que tampoco confían en sus promesas de mejoramiento.

“Hoy día se puede afirmar categóricamente que es ATI la empresa contaminante. Como prueba, existe una medición del ISP que detectó que el punto más contaminado de los alrededores del puerto es un edificio del MOP construido en 2005, es decir, después de que ATI comenzó a operar”, asegura. Las fichas de abogados y otras organizaciones ciudadanas están puestas en varios puntos para impedir que la empresa opere, al menos, en el corto plazo. Lo primero es un Recurso de Protección que se encuentra pendiente en la Corte de Apelaciones, que busca que se impida el funcionamiento del nuevo galpón.

Similar a los ya rechazados por el Poder Judicial, según Araya este último tiene más chances de ser acogido, pues se incorporó dentro de los requirentes al papá de un niño afectado por los sedimentos de plomo. “Ése es un antecedente que representa una gravedad especial que los jueces tendrán que considerar”, asegura el jurista. A ello se suma una nueva denuncia que presentaron en la SMA a raíz de la contaminación del edificio del MOP que, según él, confirmaría a ATI como la causante de la polución y también la solicitud de la alcaldesa Karen Rojo de instruir la demolición de parte del galpón que utilizará Sierra Gorda, pues estaría construido en una franja de uso público. “Esto último es una incongruencia, porque los planos los autorizó EPA, que es una empresa del Estado –ATI es concesionaria de EPA– y ahora el municipio, que también es un órgano del Estado, dice que estaba mal dado el permiso. Que se pongan de acuerdo”, dice un conocedor del proceso.

El plan de contingencia

Los controladores de Quiñenco pidieron al presidente de ATI, Javier Bitar, no escatimar en esfuerzos para que la operación funcione bajo los mejores estándares ambientales.
A nivel central, las instrucciones han sido tres: que la operación debe funcionar cero emisiones, con el costo que ello implique; que hay que transparentar la operación de ATI para que la gente vuelva a creer en la empresa y, por último, acelerar todo tipo de inversiones con miras a mejorar en el largo plazo las condiciones ambientales de Antofagasta, esto último inserto dentro del Acuerdo de Producción Limpia (APL) de la región.

Para evaluar el daño reputacional, también han tomado otras medidas: contrataron a la empresa Valor Estratégico para que desarrolle un trabajo con las comunidades de la zona y así evitar que el nombre de la familia Luksic se enlode con este episodio. A la par, han contenido a sus clientes estratégicos, la minera Sierra Gorda. Según los plazos originales, ésta estaría en enero operando en el puerto antofagastino. Pero con los últimos acontecimientos se ha visto obligada a desviar su carga a Arica, con los costos que ello conlleva.

El nuevo gerente de ATI, Felipe Bersoain, explica que ya iniciaron durante 2014 un plan de mejoras que se reforzará en el transcurso de este año y que les permitirá actualizar de forma integral las operaciones del puerto de Antofagasta. Entre ellas, el cambio de todos los portones de su edificio, el mejoramiento del cierre de sus dos bodegas, la implementación de nuevas tecnologías de mitigación de polvo fugitivo al momento de transferir el material a las bodegas del buque y la aplicación de un plan de control de material dentro de las mismas bodegas.

“Nos hemos comprometido a mediano plazo a incorporar la tecnología de contenedores sellados (rotainers), que constituye un gran avance hacia una transferencia más sustentable de los concentrados minerales. La ventaja es que el concentrado es cargado en la faena minera en un contenedor sellado y luego un camión los transporta hasta el puerto, evitando cualquier emisión en su trayecto. Una vez en el terminal, se embarcan directamente al buque”, explica el ejecutivo. Esta tecnología podría estar disponible en menos de un año y es similar a la utilizada en puertos como el de Rotterdam, Vancouver o Long Island.

Pese a que la comunidad desconfía de que estas medidas sean suficientes para garantizar que ATI no afectará a la población, la Superintendencia del Medio Ambiente decidió levantar parcialmente el cierre de uno de los dos galpones de ATI (el de exportaciones). El acuerdo con la empresa contempla inspeccionar el próximo embarque que salga del puerto y corroborar así que las medidas implementadas por la empresa abordan adecuadamente el riesgo de emisiones durante el proceso de acopio y embarque minerales.

Paralelamente, la firma continuará desarrollando el plan de cumplimiento aprobado por la SMA. “Sabemos que ello no es suficiente para la ciudadanía, por eso reiteramos nuestro compromiso de seguir trabajando para elevar los estándares de operación en el puerto de Antofagasta, a través de la implementación de contenedores de volteo y del sistema de Recepción, Acopio y Embarque de Concentrado”, señala el subgerente general de ATI, Christian Wulf.

Con todo, pese a la medida, en el Tribunal Ambiental seguirá corriendo el proceso sancionatorio contra la empresa, que podría traducirse en multas por hasta 5.000 UTA (unos 2.500 millones de pesos) e incluso la revocación de su resolución de calificación ambiental, en todo caso, una sanción que hasta ahora nunca ha sido aplicada en el país.

31.3.15

El eco del fracaso del Punk en el arte actual

Vía El Cultural.

La exposición Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo, que inaugura el CA2M y que está comisariada por David G. Torres, rastrea un movimiento de lucha y descontento que ha servido como ámbito de cohesión para los artistas actuales.

SAIOA CAMARZANA | 25/03/2015


No Future,de Jordi Colomer

"Fracasa otra vez, fracasa mejor". Así reza el epitafio de Malcolm McLaren, productor, manager de los Sex Pistols y dueño, junto Vivienne Westwood, de la boutique SEX, la tienda de moda de los años 70 en Londres. En un contexto enmarcado por los atentados del Septiembre Negro, la crisis del movimiento hippy en un momento de descontento, de rabia, de protestas y de fracasos, nace el punk entre 1976 y 1978 en Londres y Nueva York. Por otro lado, Charles Manson y Valerie Solanas enloquecen. El primero se convierte en toda una referencia en Estados Unidos, la segunda en imagen de una de las camisetas de la modista del momento, Westwood.

Con esto como telón de fondo, surge uno de los grupos punk más valorados, los Sex Pistols, que cuando hablan de No Future se refieren a la falta de futuro de una sociedad abocada al paro. Este es el paradigma y el hilo conductor de la exposición Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo que inaugura el CA2M comisariada por David G. Torres y que rastrea el movimiento como lugar de cohesión de los artistas actuales.

Diversos grupos de música desligados de la industria y del mercado se reúnen en torno a fanzines y tiendas. Así es como el movimiento punk muestra su descontento. Además se trata de la primera cultura musical que otorga un papel protagonista a las mujeres. "Los New York Dolls reclaman la sexualidad plural en un contexto en el que no tardaría en llegar el conservadurismo de Reagan prohibiendo las exposiciones de Maplethorpe", recuerda. "Llevo tiempo investigando si hay una posible recuperación y vigencia de la radicalidad en la cultura contemporánea". Tras años de investigación, la exposición parece que responde a su pregunta de manera afirmativa. "Quería ver cómo los elementos que constituyen la actitud punk se reflejan en los trabajos de algunos artistas ligados a esta cultura como Basquiat, Mike Kelley, Jamie Reid o Martin Kippenberger".

El punk es lucha y es descontento frente a una situación de futuro dudoso y esa es la razón de su rápida expansión y explosión. En España, principalmente en el País Vasco y Cataluña, prende "en las zonas más industriales con espejo en Inglaterra. Se trata del inicio de lo que deriva en la Movida Madrileña", explica el comisario. Pero el punk es, tan solo, el punto cumbre del Dadaísmo y el Situacionismo con el malestar y la rabia que acompaña a todo el siglo XX. "La rabia sigue vigente porque los motivos para sentirla siguen estando", comienza Torres. "Lo interesante es cómo se pone en marcha la nostalgia. La recuperación de momentos radicales del siglo XX y lo que el punk destaca tiene un elemento nostálgico al pensar que hubo un momento en el que la revolución era posible".

Pero se trata de una nostalgia basada en cimientos falsos. Los movimientos "siguen siendo radicales pero fueron fracasados. Cualquiera que piense que el siglo XX fue un éxito tiene que pensar que este ha dado el siglo XXI... un siglo de mierda" asevera el comisario. Esa misma idea del fracaso la tenía bien interiorizada McLaren cuando quiso que su epitafio, en 2010, fuera "fracasa otra vez, fracasa mejor". Pero ese ideal del fracaso es profundamente punk.

"En esta exposición estamos los que creemos que la cultura va de romper jerarquías, de no tener genealogías claras, aunque el punk luego sea traidor. Se trata de artistas muy directos, sin sutilezas", explica el comisario de la muestra. Son piezas literales de artistas como Pepo Salazar, Mario Espliego, Tracey Emin, Jordi Colomer, Raymond Pettibon y una infinidad más. En ellas hay ruido, hay feísmo, hay música. Hay actitud. "La foto de Tracey Emin abierta de piernas y con dinero alrededor no está hablando de la sociedad de consumo sino transmite la idea de que se acaba de prostituir vendiendo su obra y está contenta". Esa es la actitud punk y pop tan asumida en el Reino Unido. Pero cuando pensamos en el caso español "tendemos a infravalorar la movida madrileña y a sobrevalorar el rock radical vasco y hay que mirarlo en su complejidad. Todo esto sigue vigente".

Además, todo lo relativo al movimiento punk está reflejado en el libro Rastros de carmín de Greil Marcus, en el que hacía un mapa detallado de los antecedentes del movimiento. La exposición, en cambio, toma el relevo y pretende trazar la actualidad del punk y su referencia como punto de encuentro entre artistas alejados entre sí. El ruido, el anti-diseño, el inconformismo, la pérdida de la ilusión, el nihilismo, la oposición o la reivindicación de la libertad sexual, son elementos comunes a todos ellos.

De esta manera, Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo, se divide en seis apartados que se distinguen como una nebulosa. Por un lado "el punk como referencia en una artista como Aida Ruilova que hace un vídeo con Raymond Pettibon o Pepo Salazar coge la letra de un grupo y lo convierte en seña de identidad para su obra". El segundo apartado tiene que ver con la violencia. "Se habla del punk como movimiento violento pero esto es digno de todos los movimientos radicales del siglo XX y la violencia no es nuestra, es de la sociedad". La tercera parte tiene que ver con la actitud dispersa y nihilismo, con el antisistema y la anticultura. La siguiente nube parte de la idea de la alienación y las dos últimas son interpretaciones sobre dos cuestiones en las que quería hacer hincapié el comisario. "Por un lado el contexto de pánico y terror del que surge el punk y que tiene que ver con la sexualidad que se vuelve importante en dos niveles. Las mujeres son tratadas por igual y no como meras gruppies. Patti Smith, por ejemplo, representa la cuestión del género, el transgénero y la intersexualidad en el punk", concluye.

Pero hay más. Hay The Clash, hay Suicide, hay Kortatu, hay Siniestro Total, hay Kaka Deluxe, hay The Slidts, hay The Jam. Hay fotografías, carteles, vídeos. Hay arte. Hay actitud. Hay punk.


29.3.15

Dozens killed in extreme storms in Ecuador and Chile

Vía SBS.


Chilean soldiers help a group of people that were crossing the river flow formed after torrential floods and rains in Chañaral, 1000 km north of Santiago de Chile, Chile, 27

Dozens of people have been killed during storms which brought intense rains, landslides and high waves to Ecuador and Chile, with many more missing.

Source: AAP, 28 Mar 2015

The death toll has reached three dozen and is expected to rise in extreme storms along Pacific coastal regions of South America, reports say.

At least 25 people had died during intense rains, landslides and high waves in Ecuador, officials said on Saturday.

Lightning strikes on a police school in the capital Quito injured 52 people, 15 of whom required hospitalisation.

The extreme weather also caused heavy economic damage to farmland and the fishing industry, including boats smashed against rocks and piers, reports said.

In the northern Chilean desert region of Atacama, rare heavy storms caused flash floods and mudslides that killed at least 11 people and destroyed many homes and roads.

"As we go on opening up the routes, there could be a rising death toll, said Ricardo Toro, director of the Office of National Emergencies.

He said there were at least 19 people officially listed as missing, and more than 5000 had been displaced by the destruction.

Local officials also warned that faults in upstream dams could be releasing toxic material from desert mines including arsenic and mercury down on inhabited areas.

They demanded help from the central government to remove tons of mud that accumulated in coastal towns, for fear that it contains dangerous heavy metals.

"That must be done as soon as possible," said Senator Alejandro Guillier, who represents the region around Antofagasta port.

The 700 kilometre-long Atacama desert region between the Andes range and the sea is considered to be one of the driest places on Earth.

"This is the most anomalous event that has happened here," local meteorologist Anthony Sagliani told state television.

El terremoto que cayo desde el cielo. El Mercurio de Antofagasta, 29 de marzo de 2015.

Vía El Mercurio de Antofagasta.

Por V. Toloza Jiménez.

"Objetivamente no podía preverse la magnitud de las precipitaciones, sin embargo, hubo varias alertas el sábado y domingo pasado desde Chile y el extranjero, precisando que el miércoles y jueves la zona norte enfrentaría un episodio muy inusual."

Latin American Design and Architecture Through the Years

Vía The New York Times.

By LARRY ROHTER


Lina Bo Bardi in her Glass House in São Paulo, Brazil. Credit Chico Albuquerque/Convenio Museu da Imagem e do Som- SP/Instituto Moreira Salles

THE well-worn phrase “Mi casa es tu casa” may be a perfect expression of Latin American warmth and hospitality, but it leaves some basic questions unanswered, especially if you are interested in architecture and design. What kind of house? And what is inside that house?

Three exhibitions, two already underway and a third, “Latin America in Construction: Architecture 1955-1980,” opening on Sunday at the Museum of Modern Art, aim to address those issues. Though organized separately and somewhat different in focus, they collectively provide a comprehensive picture of trends in Latin American architecture and design since World War II while suggesting a pattern of regionwide innovation that did not receive full recognition while it was occurring.

“The main verb here is ‘recalibrate,’ ” said Barry Bergdoll, the chief curator of the MoMA exhibition, which will run through July 19. In common with the other two shows, which focus more on design, its goal is to challenge orthodoxy and, he said, make “a big polemical point, showing Latin America as a center of experimentation and originality, with as many ideas going out as coming in.”


A Mexican rug, at the Americas Society. Credit Todd Heisler/The New York Times

In one way or another, each of the shows refracts off a 1955 MoMA show that looked at the past decade of Latin American architecture. At the Americas Society, an exhibition of furniture, ceramics, glassware and other objects called “Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico and Venezuela,” which runs through May 16, covers 1940 to 1978, while the Museum of Arts and Design focuses on the past 25 years in “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America,” which closes on April 5.

Though the Museum of Arts and Design exhibition is organized around paired “urban hubs” that include Santiago, Chile, and Buenos Aires; and San Salvador and San Juan, Puerto Rico; developments in Brazil, Mexico and Venezuela dominate all three shows. The construction of Brasília in the late 1950s came to symbolize Latin America’s outsize ambitions and pioneering spirit, but the MoMA show emphasizes that the Mexican and Venezuelan governments also used their new wealth from industrialization and oil to stimulate the construction of housing, universities, hospitals, libraries and museums with local characteristics.

The relationship between the new MoMA show and the two design exhibitions was stated most succinctly by Maria Cecilia Loschiavo dos Santos, a Brazilian curator who is the author of “Modern Furniture in Brazil” and also worked on the Americas Society show. “Traditional objects were incompatible with this new modernist architecture,” she said in an interview last month. “New products with cleaner lines and less ornamentation were needed.”

The exhibitions also reflect the growing international appreciation of the architect and designer Lina Bo Bardi, the subject of several recent books and critical assessments. (Her work is also on view in an exhibition at R & Company gallery in TriBeCa.) Born in Italy in 1914, she immigrated to Brazil after World War II and developed a style that the critic Martin Filler, in an article last year in The New York Review of Books, describes as “intriguingly contradictory but intelligently resolved,” with designs that were “structurally audacious yet uncommonly comfortable, unapologetically untidy yet conceptually rigorous, and confidently dynamic yet suggestively hybrid.”

At the Americas Society exhibition, visitors are greeted at the entrance by an enlarged photograph of Bo Bardi standing in the living room of the Glass House she designed for herself and her husband, the critic, curator and museum director Pietro Bardi, after they settled in São Paulo. The MoMA exhibition features the same house, as well as Bo Bardi’s projects for the São Paulo Art Museum, the Pompeia Leisure Center and the Solar do Unhão complex in Salvador, and the Americas Society exhibition also includes her modernized version of a traditional wooden chair from Bahia that has origins in Africa.


The “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America” exhibition at the Museum of Arts and Design. Credit Michael Nagle for The New York Times

“Partly we are very hungry for both female and alternative models, probably in reaction to a star architect system,” Mr. Bergdoll, who is also a professor of art history at Columbia University, said about the Bo Bardi phenomenon. But in doing so, he also cautioned, “we are reinventing her posthumously as a star and making her into such a heroine that her paradoxes are being obscured.”

At MoMA, Bo Bardi’s Glass House is part of a section that focuses on the homes that globally prominent architects, like the Mexicans Luis Barragán and Juan O’Gorman and the Brazilian Paulo Mendes da Rocha, built for themselves. That makes a point central to architecture in the region: In developing countries with vast open spaces, and that were late in urbanizing, architects could give free rein to their imaginations in ways they could not in centuries-old cities in Europe or even in the eastern United States.

The reference to “New Territories” in the title of the Museum of Arts and Design exhibition was potentially dangerous because it could imply to Latin Americans that only now is their creativity being “discovered,” à la Columbus. But Lowery Stokes Sims, the museum’s chief curator, said that “new territories” was being used not in a geographic sense but to refer to new genres, strategies and materials that were being incorporated into artistic production.

“Everyone was aware of not playing into stereotypes of Latin America,” she said, adding that “Global Latin America” and “New Frontiers” were other titles considered. But after traveling in the region, talking to “young designers deconstructing design icons” and concluding that the “upcycling of materials is almost an aesthetic,” she wanted a title that would evoke a place “where art, craft, design and science come together.”

Such repurposing of glass, metal and other substances is a salient characteristic of Latin American design, often as an ingenious response to financial limitations. But Jorge Rivas Pérez, a Venezuelan architect, designer, critic and a curator involved with both the Museum of Arts and Design and the Americas Society shows, also emphasized the influence of two competing impulses.


A rendering by Luis Barragán, at MoMA. Credit Barragan Foundation, Switzerland/Artists Rights Society (ARS), New York

“In Latin America we are bombarded by a longing to belong to our countries and simultaneously be cosmopolitan and international,” he said. “That desire to be local and at the same time be part of the global scene has been happening in Latin America since the 1940s, when designers tried to use the vocabulary of modernism then in vogue, but also recognized a need to adapt it to local materials and to systems of production based on local techniques and traditions.”

That tension is very much on display at the Museum of Arts and Design exhibition, in objects like a Chilean tapestry fusing traditional Mapuche Indian motifs with matrix bar codes and Mexican lamps that resemble fishermen’s baskets. But the most striking example may be a Brazilian mirror and side table from 1996: made of onyxlike black acrylic and shaped with lasers, they nonetheless contain curlicue baroque design features that date to the 18th-century colonial period.

For Americans, some of the Mexican works and styles on display in both of the design shows may seem familiar, and not just because 20th-century American craftsmen like the silversmith William Spratling and the furniture designer Michael van Beuren, each represented in the Americas Society show, relocated to Mexico. In reality, many elements of the midcentury “California style,” like other trends, originated in or were adaptations of developments just across the southern border.

Throughout the 20th century, “there was a continuous, permanent dialogue with the United States, flowing in both directions, and it was a dialogue of equals,” said Ana Elena Mallet, a Mexican curator specializing in contemporary design who was a consultant for both design shows. “That process has only accelerated with Nafta,” she added in reference to the North American Free Trade Agreement that went into effect in 1994 and effectively made the United States and Mexico a single market.

That relationship underlines an oddity about architecture and design in Latin America that is implicit in each of the exhibitions. Until the advent of cable television and then the Internet, Latin Americans, creators and consumers alike, were often more aware of trends in Europe and the United States than in nations neighboring theirs: Whatever similarities in style that emerged regionally were largely the result of discrete, parallel responses to the challenges of urbanization, poverty and the need to somehow integrate modernity and tradition.

“Even for Hispanics, some of these things will be revelations,” Mr. Rivas said. “Yes, there was a revolution in design, but diffusion between countries was very limited.” Of the objects on display, “90 percent have not left private collections in their own countries and have never been shown in a public exhibition before,” he added. “So it is a marvelous coincidence that all of this is coming together in New York City.”

“Latin America in Construction: Architecture 1955-1980” runs Sunday through July 19 at the Museum of Modern Art; 212-708-9400, moma.org.“Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico and Venezuela, 1940-1978” continues through May 16 at the Americas Society, 680 Park Avenue, Manhattan; 212-249-8950, as-coa.org. “New Territories: Laboratories for Design, Craft and Art in Latin America” runs through April 5 at the Museum of Arts and Design, 2 Columbus Circle, Manhattan; 212-299-7777, madmuseum.org.