3.7.18

[En 1926] filman [la] película "Bajo dos banderas" en las calles de Antofagasta

Vía El Mercurio de Antofagasta.

Por Isidro Morales Castillo.



Inusitado interés provocó entre los antofagastinos la filmación de una película, la primera en la ciudad, con locaciones en las calles céntricas. Corría 1926 y con la dirección de Arnulfo Valck y Alberto Santana, comenzaba el rodaje de la cinta denominada "Bajo dos banderas", que tenía como protagonistas p1incipales al actor y periodista Edmundo Fuenzalida (hijo del dueño del diario "El Industrial") y la actriz Mercedes Olivares.

Santana y Fuenzalida organizaron un concurso para completar el elenco. Estas personas fueron sometidas a pruebas de cámara para detectar sus condiciones actorales y luego estas filmaciones fueron vistas por un jurado integrado por "periodistas y cinematografistas".

Decenas de curiosos miraban "desde la distancia la filmación de las escenas en las calles, llamando la atención el desplazamiento de los actores y el equipamiento de los productores". Una nota de "El Mercurio", explicaba que la simple observación de la filmación de las escenas permitía deducir que la película tenía "gran fuerza emocional y, principalmente, numerosos y emocionantes pasajes de aventura al estilo de las cintas norteamericanas". Las escenas de las distintas películas fueron filmadas en calles y paseos, edificios públicos, casas comerciales, bancos, fábricas, industrias, clubes sociales, entre otros lugares.

De acuerdo a datos de la Dirección General de Estadísticas, la comuna de Antofagasta, considerando todos sus distritos, alcanzaba una población que apenas superaba las 50 mil personas. Según antecedentes del censo de 1920 la Perla del Norte tenía 51.531 habitantes y en el registro de 1930, 53.591; o sea, en 10 años sólo aumentó en 2.060. En ese periodo numerosas oficinas salitreras cesaron su funcionamiento, preámbulo de la gran crisis de los años 30.

Antofagasca, según algunos expertos, fue conocido como el Hollywood de Sudamérica. Su desarrollo cinematográfico está registrado en las páginas de los diarios locales, especialmente" El Mercurio",material que sirvió de base a estudios efectuados por la fallecida Dama del Ancla (2004) y destacada cineasta Adriana Zuanic Donoso. Se trata del proyecto titulado "Documental cinematográfico del cine mudo de Antofagasta de los años 20". En 2008, publicó junto a Eliana Jara y Hans Mülchi, el libro "Antofagasta de película: Historia de los orígenes de un cine regional".

Entre 1926 y 1928 se filmaron ocho películas argumentales además de numerosos documentales relacionados con la realidad regional y de marcado valor social. Los filmes fueron "Bajo dos banderas", "Madres solteras", "Madre sin saberlo", "En la ciudad del oro blanco", "Cascabeles de Arlequín", "Buscador de fo1tuna", "Vergüenza"y "Cocaína". Entre los documentales resaltan "De la costa a La Paz", "Actualidades de Antofagasta", "Película cinematográfica del Balneario Municipal", "Actividades deportivas del Club Unión Chile", "El resurgimiento de la industria salitrera", "Torneo atlético del Club Germanía", "Raid de los aviones panamericanos", "Circuito automovilístico a Cerro Moreno" y "La gran carrera automovilística Antofagasta-Mejillones-Antofagasta".

El material visual consideró importantes acontecimientos como actividades sociales, comunitarias, pero también de integración subregional. Hubo registros del movimiento en favor de la construcción del Ferrocarril de Antofagas1aa Salta y el raid Antofagasta-Salta. Este cine mudo argumental fue conocido por el público en los teatros locales "Imperio", "Alhambra", "Royal", "Nacional" y "Pabellón Antofagasta", que incorporaron acompañamiento de piano y violín.

Todo concluyó con el advenimiento del cine sonoro. La actividad del Hollywood de Sudamérica fue apagándose con el cierre de los biógrafos, pero también por la crisis salitrera que azotó al norte chileno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario